Sociedad

Heraldo Joven

MEDIO AMBIENTE

Bolsas con mensajes humillantes, la última iniciativa para frenar el abuso de plásticos

El supermercado canadiense East West Market ha revolucionado las redes tras anunciar su peculiar y divertida apuesta para luchar contra el cambio climático.

La cadena canadiense ha apostado por el humor para concienciar a sus clientes.
El establecimiento canadiense ha querido concienciar a sus clientes a través del humor.
Freepik

Hace más de un año que en España dijimos adiós a las bolsas de plástico gratuitas. Sin embargo, aún son muchos los que se resisten a utilizar las fórmulas reutilizables de tela que, además de ayudarnos a ahorrar con cada compra los céntimos que cuesta la versión no biodegradable, favorecen el consumo responsable y evitan una parte importante de los desperdicios plásticos. Y es a este perfil de usuarios olvidadizos que aún no se han comprometido con el gasto cero a quienes va dirigida la última campaña a favor del medio ambiente que se ha hecho viral en redes. Esta vez el artifice de la ingeniosa medida es un supermecado de Vancouver llamado East West Market.

Desde este establecimiento, tal y como se hacen eco en el diario canadiense Global News, han desarrollado una curiosa y divertida iniciativa con la que esperan demostrar a sus clientes que el consumo de plástico no merecen la pena. Para ello, han incluido en sus bolsas desechables mensajes vergonzosos que no animan, precisamente, a hacer uso de las mismas y con los que esperan reducir su venta, pues  los usuarios deberán pagar cinco centavos si quieren llevarse a la nueva protagonista del establecimiento.

"El extraño emporio de vídeos para adultos", "Venta al por mayor de ungüento para verrugas del Dr. Toews" y la "Cooperativa de cuidado del colon" son las tres serigrafías que han incluido en sus bolsas de plástico, tal y como puede verse en el vídeo que han subido en su cuenta de Instagram, donde ya acumulan más de 4.000 reproducciones.

Por tiempo limitado

David Lee Kwen, propietario de East West Market en Main Street y King Edward Avenue, ha asegurado al medio canadiense Global News que el mensaje que intentan trasladar con esta campaña es que "hay que hacer un esfuerzo consciente para salvar nuestro planeta". Por eso, espera que su estrategia cale en aquellos usuarios que suelen olvidar sus bolsas de tela, para que esto deje de pasar.... Eso sí, deberán conseguir su objetivo antes de que dejen de fabricarse, pues la serigrafía en el plástico tiene un coste adicional para el supermercado.

Etiquetas
Comentarios