Despliega el menú
Sociedad

sucesos

Radiografía de autores de matanzas en EE.UU., en su mayoría hombres blancos y jóvenes

Michael Stone, psiquiatra forense, indicó que la mitad de los 200 asesinos en masa que él ha estudiado no mostraba evidencias claras de problemas mentales antes de los ataques pero uno de cada cuatro mostraba indicios de depresión o psicopatía.

Al menos nueve personas han fallecido en el tiroteo ocurrido en Dayton (Ohio).
Al menos nueve personas han fallecido en el tiroteo ocurrido en Dayton (Ohio).
Agencias

Los autores de matanzas indiscriminadas en Estados Unidos tienen motivos e intenciones muy diferentes, pero, en su mayoría, comparten algunos rasgos como ser hombres, jóvenes y blancos.

Hay, asimismo, gran variedad de definiciones de lo que se considera una "matanza", pero teniendo en cuenta la que usa la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) estadounidense -más de cuatro víctimas- en los 216 días transcurridos de este año ha habido 256 incidentes de este tipo con un total de 284 muertos y 1.057 heridos.

En la mayoría de estos casos, la facilidad de tener a mano o de obtener armas de fuego en Estados Unidos permite que disputas familiares, robos o quejas de empleados descontentos se conviertan en masacres.

Las matanzas que ocupan los titulares de diarios e informativos involucran armas de fuego de alto poder y decenas de víctimas a manos de individuos que por lo general planifican sus ataques con cuidado y, en muchos casos, explican sus motivos e intenciones en internet.

De acuerdo con el sitio de internet Statista, de las 113 mayores matanzas ocurridas desde 1982, 64 las iniciaron blancos, 19 las causaron negros, 10 fueron responsabilidad de latinos, seis de asiáticos y el resto no se determinó o fueron personas de otras razas..

La mayor de todas, un ataque en Las Vegas en 2017 que dejó 58 muertos y más de 500 heridos la perpetró Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años que se suicidó, y hasta ahora no se ha determinado la causa de su ataque.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y los políticos que se resisten a un control más estricto en la venta de armas de tipo militar habitualmente atribuyen estos ataques a problemas de salud mental de los autores. Pero los análisis del FBI muestran que sólo el 25 por ciento de los atacantes ha tenido un diagnóstico de problemas mentales y que típicamente no son individuos que viven aislados.

Michael Stone, psiquiatra forense citado por el diario "The New York Times", indicó que la mitad de los 200 asesinos en masa que él ha estudiado no mostraba evidencias claras de problemas mentales antes de los ataques y que, en concreto, aproximadamente uno de cada cuatro mostraba indicios de depresión o psicopatía.

Patrick Crusius, de 21 años y sospechoso de la matanza de veintiuna personas el sábado pasado en El Paso (Texas), es blanco y antes del ataque publicó un manifiesto en internet que incluye motivos racistas claros y razonados, una planificación deliberada e intenciones xenófobas específicas.

En su texto habla de la necesidad de los "blancos" de detener la "invasión" de inmigrantes, especialmente la de los hispanos, y asegura que para preservar su cultura debe haber por países separados para diferentes "razas".

Según Mark Potok, de la organización antirracista Southern Poverty Law Center (SPLC), muchos de estos atacantes son "tipos que buscan algo más grande que sus propias vidas, quieren ser vistos como héroes que defienden una causa".

El autor del ataque en Dayton (Ohio) Connor Betts, de 24 años y blanco, al igual que Crusius, que en la madrugada del domingo asesinó a nueve personas, incluida su hermana, antes de morir a manos de la policía, no parece contar con antecedentes "políticos", pero quienes le conocían dicen que tenía una lista de personas a quienes quería matar o violar.

Al margen de la violencia armada de la delincuencia común, en los últimos años en Estados Unidos se han incrementado los ataques en los que los responsables expresan motivos políticos y, específicamente, racistas.

A finales de junio, Santino William Legan, de 19 años y orígenes ítalo-iraníes, mató a tres personas e hirió a doce en un festival en Gilroy (California), después de haber publicado mensajes en las redes sociales en los que se quejaba de las "hordas" de mestizos y estúpidos blancos" en Silicon Valley. En uno de sus mensajes, Legan recomendó el libro "Might is Right", cuyo autor firmó como "Ragnar Redbeard", que contiene pasajes racistas y antisemitas.

En mayo, Devon Erickson, un joven blanco de 18 años, y Maya Elizabeth McKinney, transgénero blanca de 16 años, fueron detenidos y acusados de un ataque en la escuela secundaria Highlands Ranch de Colorado.

En noviembre pasado, Ian David Long, un exinfante de Marina blanco de 28 años, mató a doce personas y se suicidó en un bar de California.

El mes anterior, Robert Gregory Bowers, blanco y de 46 años de edad, mató a once personas al grito de "Mueran todos los judíos", en la sinagoga Tree of Life de Pittsburgh, en Pensilvania.

Etiquetas
Comentarios