Sociedad

Heraldo Saludable

salud

Permanecer con el bañador húmedo durante mucho tiempo aumenta el riesgo de cistitis

Otro factor de riesgo que puede incrementar las posibilidades de tener infección de orina en verano es el aumento de las relaciones sexuales.

¿Hay detectores de orina en las piscinas?
Se recomienda cambiar los trajes de baño húmedos tras salir de la playa o la piscina.
Josefrén

Permanecer con el bañador húmedo durante un tiempo prolongado aumenta el riesgo de cistitis, una infección urinaria que suele afectar más en verano y cuya aparición también está influenciada por el aumento de las relaciones sexuales.

De hecho, de las personas que sufren cistitis, el 60 % la tienen en verano, según datos del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) que, junto con el Centro de Información de la Cistitis, ha editado el informe 'Cistitis y verano', en el que advierten sobre la importancia de seguir una serie de medidas higiénico-dietéticas para prevenir su aparición, sobre todo en los casos de cistitis recurrentes.

Y es que, se calcula que cerca del 60 % de las mujeres sufrirá algún episodio a lo largo de su vida, y que entre el 20 y el 40 % que ha tenido un episodio de cistitis previa experimentará un episodio adicional posterior y, de ellas, entre el 25 y el 50 % sufrirá múltiples episodios recurrentes, considerando como tal 3 episodios en un año y 2 en seis meses.

"En el 80 por ciento de los casos la cistitis está causada por la bacteria 'Escherichia coli', un patógeno que habita de forma natural en el intestino pero que, por diferentes factores, puede proliferar y ascender a la vejiga causando infección. La humedad y las altas temperaturas, son dos condiciones ambientales que favorecen el crecimiento de este tipo de bacterias en verano. Por ello, el permanecer con el traje de baño húmedo durante mucho tiempo puede ser un factor de riesgo para la cistitis en esta época", ha explicado el médico de Atención Primaria y miembro de la Junta Directiva de INFITO, Miguel Martín Almendros.

Otro factor de riesgo que puede incrementar las posibilidades de tener cistitis en verano es el aumento de las relaciones sexuales. "El ritmo de vida durante la etapa estival disminuye y hay más tiempo libre por lo que es normal que suelan aumentar. Muchas mujeres asocian el sexo con la cistitis, lo que se conoce como cistitis postcoital, la cual sucede porque durante el coito se favorece el paso de bacterias hacia la uretra, más corta en las mujeres y por eso hay mayor prevalencia en el género femenino", ha añadido el expertos.

Por otro lado, en las vacaciones veraniegas también se producen una serie de modificaciones en la dieta y se suele consumir más alcohol, lo que puede alterar la microbiota y el sistema inmunitario y hacerlo más vulnerable ante este tipo de infecciones. 

Síntomas de la cistitis

Los síntomas que pueden hacer sospechar que se padece una infección urinaria en las vías urinarias bajas son el dolor o escozor al orinar, el aumento del número de micciones o polaquiuria, la urgencia miccional y presión en la parte inferior de la pelvis.

Con el fin de evitarlo, el experto ha aconsejado la ingesta de abundante líquido para favorecer la expulsión de bacterias; la evitación de sustancias excitantes, como la cafeína o el alcohol; mantener un buen ritmo urinario e ir al baño cada 2 o 3 horas, así como antes y después del sexo; lavarse con jabones neutros; cambiar los trajes de baño húmedos tras salir de la playa o la piscina; o la toma de preparados farmacéuticos a base de arándano rojo en combinación con plantas medicinales como el brezo.

"El arándano rojo americano es un fruto cuyos componentes, las proantocianidinas (PAC), resultan eficaces para evitar la adhesión de las bacterias causantes de cistitis a las paredes del tracto urinario. De esta manera evitan la aparición de infección y, combinados con plantas medicinales, como el brezo, consiguen mantener el bienestar urinario y prevenir los episodios de repetición", ha zanjado la vicepresidenta de INFITO y profesora titular de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, Teresa Ortega.

Etiquetas
Comentarios