Despliega el menú
Sociedad

¿Es posible encontrar una pareja estable en Tinder?

Ligar a través de una pantalla es cada vez más habitual, y aunque los resultados no siempre son los esperados, la ciencia sugiere que las relaciones que surgen en la red son más duraderas.

¿Con qué vas a sorprender a tu pareja?
¿Es Tinder la solución para encontrar al amor de tu vida?
Pixabay

Más del 90% de los jóvenes prefiere el 'tú a tú' a la hora de ligar, pero es innegable que las redes sociales se han convertido en una herramienta más para encontrar pareja. El amor, además de en el aire, también está en la red y prueba de ello es el éxito de aplicaciones como Tinder, una 'app' que muestra uno por uno los perfiles de otros usuarios que se encuentran en tu entorno y permite descartar o elegir al gusto. Si dos usuarios se consideran interesantes el uno al otro, se inicia un chat para entablar conversación y lo que surja después.

Opiniones y usos hay para todos los gustos: hay quienes piensan que son mejores los bailes en la plaza y quién utiliza esta red social para viajar por toda Europa sin pagar alojamiento. Pero lo cierto es, o al menos así lo confirma un estudio elaborado por las universidades de Essex y Viena, que Tinder es una buena herramienta para encontrar pareja estable. Para dar con esta afirmación, evaluaron 19.000 matrimonios celebrados entre 2005 y 2012, concluyendo que las parejas surgidas a través de internet son mucho más sólidas que las que surgen de manera tradicional.

Aunque la estadística es una ciencia exacta, son muchos los factores que influyen para que una relación funcione, y los propios usuarios de Tinder reconocen que buscar pareja en ella es para volverse loco, ya que, entre tantos perfiles -más de dos millones de personas la tienen descargada en su smartphone- predominan los que buscan relaciones sexuales esporádicas.

Una sociedad más interracial

Además de duraderas, Tinder ha conseguido que las parejas sean más interraciales, creando así nuevas redes de personas que antes no existían. En el mismo estudio, los investigadores explican que, hasta la década de los noventa, los matrimonios se producían en mayor número entre personas del mismo grupo social o etnia, pero con la aparición de las aplicaciones y páginas web para ligar, además de otros factores,  es más habitual encontrar parejas que no responden al mismo color de piel ni contexto social.

Etiquetas
Comentarios