Despliega el menú
Sociedad

¿Sabes qué colores te favorecen?

Entérate de cómo puedes sacarte el máximo partido conociendo los tonos que mejor te quedan.

En ocasiones la indumentaria supone un verdadero quebradero de cabeza. A veces es importante mantener una buena imagen, no solo por estar a la moda, sino que puede que tengamos alguna cita importante, como una entrevista de trabajo o una presentación de un proyecto. En la elección de un buen atuendo, también es importante que el color nos siente bien.

Por este motivo, te vamos a dar unas sencillas claves para que puedas sacar el mejor partido con tu vestuario. Los primero de todo es establecer tipología, es decir, según tu color piel ¿qué gama es la más adecuada? Para ello, necesitarás pañuelos lisos de colores. Colócate frente al espejo y utiliza una luz natural. Acerca al rostro una pañuelo de color azul, y, a continuación, otro de color naranja. Para determinar si tu gama es cálida o fría, tienes que fijarte con qué color se marcan menos las imperfecciones, líneas de expresión y las ojeras. En definitiva, si ese color te brilla la mirada y te ilumina el rostro.

Una vez encontrado lo colores que te favorecen puedes establecer tu tipología. Para esto hay muchos métodos, por ejemplo, el de las cuatro estaciones. Se puede deducir que las tipologías serán: primavera, verano, invierno y otoño.

Tipología otoño:La personas de esta tipología se caracterizan por tener la piel con un matiz cálido (tonos marfil, beige o melocotón). El cabello suelen ser tonos castaños rojizos, pelirrojos, rubio dorado, negro o gris dorado. Y el color de ojos suele ser entre marrón, ámbar, verde claro o azul (tirando a turquesa). A este tipo de personas les favorecen colores como el beige, el verde, el castaño, el tostado, el naranja o el rojo. 

Tipología primavera:Se consideran verano la personas que tienen un tono de piel marfil, beige rosado o melocotón rosado. El cabello lo suele ser de color rubio claro, castaño rojizo o negro rojizo y gris dorado. En cuanto a los ojos, los suelen tener en color ámbar, azul turquesa, verde claro tirando a oliva o azul claro. Los colores que les sientan bien son el gris, el azul, el rosa, el verde, el morado, el dorado o el amarillo. 

Tipología invierno:La piel de esta tipología suele ir desde las tonalidades oliváceas, pasando por beige rosado, muy pálidas con pecas hasta negro (con un matiz azulado). Los colores del cabello suelen ser castaños oscuros, negro azulado, gris plateado o rubio platino. El tono de los ojos suelen ser azul oscuro, azul grisáceo, verde oscuro o marrón oscuro (casi negro). Les favorecen los tonos blancos, gris, negro, azul marino, vino tinto, rosa o morado.

Para poder establecer cuál es tu tipología, lo importante es probar con los distintos colores hasta determinar tu tipología.

- Ir al suplemento de Sociedad.

Etiquetas