Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

salud

Estos son los medicamentos más caros de España y así es como se fija su precio

Sanidad negocia la financiación pública del Libmeldy, un innovador fármaco indicado para tratar la leucodistrofia metacrómica, que cuesta 2,4 millones de euros la dosis.

Estos son los medicamentos más caros.
Estos son los medicamentos más caros.
K. U.

"En Aragón, actualmente no hay ningún caso que pueda ser objeto de tratamiento con Libmeldy", afirman fuentes sanitarias autonómicas, tras conocerse que el Gobierno está estudiando financiar dicho fármaco, que cuesta más de dos millones de euros, y que resulta necesario para tratar a niños con leucodistrofia metacromática (LDM).

Se trata de una enfermedad genética poco frecuente -que afecta a una de cada 100.000 personas- que, tal y como describe la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) hace que se acumulen sustancias grasas en las células, especialmente en el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos, los cuales pierden progresivamente su función porque la sustancia que cubre y protege las células nerviosas (mielina) está dañada". 

Fue precisamente la EMA quien ya autorizó el Libmeldy, de la farmaceútica Orchard Therapeutics y considerado como el medicamento más caro del mundo, hace casi dos años, basándose "en los claros beneficios del mismo en pacientes con LDM que aún no habían desarrollado síntomas". 

Al tratarse de un "fármaco huérfano", por la extrañeza de la enfermedad, este solo debe ser administrado en centros especializados en trasplantes. Su beneficio, apunta la EMA, "mejora el sistema infantil y ayuda a combatir la leucodistrofia metacromática, hasta ahora sin cura".

Zolgensma y otros tratamientos millonarios

También dos millones de euros es el coste del tratamiento con Zolgensma, este ya financiado públicamente desde diciembre de 2021. Un fármaco desarrollado por Novartis para el tratamiento de determinados tipos graves de la enfermedad denominada Atrofia Muscular Espinal (AME). A este le siguen los siguientes, según la información aportada por el Colegio de Farmaceúticos de Zaragoza:

  • Luxturna de Novartis. Precio 358.858 euros. Está indicado para el tratamiento de adultos y niños con pérdida de visión debido a una distrofia retiniana hereditaria, asociada a una determinada mutación.
  • Yescarta de Gilead. Precio: 340.138 euros. Recomendado para el tratamiento de pacientes adultos con linfoma B difuso de células grandes y para quienes padecen linfoma folicular (LF) refractario o en recaída después de tres o más líneas de tratamiento sistémico.
  • Kymriah de Novartis. Precio: 332.858 euros. Indicado para pacientes con leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria, en recaída post-trasplante o en segunda o posterior recaída en pacientes pediátricos y adultos jóvenes de hasta 25 años de edad, inclusive.
    También para quienes padecen Linfoma B difuso de célula grande (LBDCG) en recaída o refractario después de dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos y para tratar el linfoma folicular (LF) en recaída o refractario después de dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos.
  • Spinraza de Biogen. Precio: 72.858 euros. Indicado para pacientes con atrofia muscular espinal.

¿Cómo se fija el precio de los medicamentos?

En España es el Gobierno el encargado de fijar el precio de financiación de los medicamentos que se incluyen en la prestación pública. La decisión corresponde a la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y en ella participan representantes de los ministerios de Economía y Empresa; Industria, Comercio y Turismo; y Hacienda.

Participan junto a ellos tres comunidades autónomas que rotan semestralmente, de modo que todas las autonomías intervienen. Después, la compañía titular del medicamento presenta una solicitud de precio, se elabora un informe y un análisis y se dictamina el coste en cada caso sobre la base de ese estudio elaborado por el organismo competente.

Hay que diferenciar tres tipos de fijación de precios. El primero de ellos es el de los medicamentos innovadores o bajo patente, para los que se ha de tener en cuenta su eficacia terapéutica en comparación con los medicamentos existentes. Le siguen los fármacos genéricos y con marca, cuyos precios se fijan tomando como referencia el costa que se publica cada año. Y por último, están los publicitarios y no financiados, que tienen el precio libre, aunque limitado por la competencia del mercado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión