Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Las novedades de los trastornos menstruales tras las vacunas de Pfizer y Moderna

Un reciente estudio noruego revela alteraciones entre las vacunadas tras la segunda dosis.

Vacunación con Pfizer en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza.
Vacunación con Pfizer en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza.
José Miguel Marco

El decimotercer informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas covid-19 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), publicado este miércoles 23 de febrero, revela entre otros aspectos que en el último año se han sometido a evaluación en toda Europa las posibles alteraciones menstruales tras la administración de las vacunas tipo ARNm de Pfizer (Comirnaty) y Moderna (Spikevax). En Estados Unidos también se ha estudiado el fenómeno, comparando casos de mujeres vacunadas y no vacunadas.

Se tuvo en cuenta la inexistencia de un patrón común en los problemas identificados, así como la diversidad biológica de las pacientes; la frecuencia observada de estos trastornos en los casos notificados no superaba la frecuencia esperada en la población general de mujeres sin vacunar. No obstante, un estudio del Instituto Noruego de Salud Pública, actualizado a finales del pasado mes de enero, halló una clara incidencia de estas dos vacunas en alteraciones menstruales de varios tipos. El estudio se realizó en base a las experiencias de un grupo de 3.972 mujeres de entre 18 y 30 años. 

Menstruación abundante y dolor tras las vacunas covid

Después de la primera dosis con una vacuna ARNm no se detectaron evidencias de cambios en cuanto a la duración del ciclo menstrual, mayor sangrado o dolores menstruales sin sangrado, pero tras la segunda dosis los porcentajes de incidencia de estos tres aspectos subieron claramente. Prácticamente el doble de las encuestadas que tuvieron una menstruación más abundante tras la primera dosis experimentaron este problema tras la segunda (15,3% frente al 8,2%), mientras que el 14,3% tuvieron el periodo más tiempo de lo habitual (también frente al 8,2%) tras la segunda dosis. Hubo alzas notables en cuanto a menor tiempo entre menstruaciones, sangrado súbito y dolor, aunque el estudio también reveló que la prevalencia de estos cambios no fue duradera, y que tras el tercer periodo postvacuna la práctica totalidad de las encuestadas volvía a sus parámetros habituales.

Por su parte, un estudio estadounidense publicado en la revista ‘Obstetrics & Gynecology’ estudió el mismo fenómeno en 3,959 mujeres de entre 18 y 45 años entre octubre de 2020 y y septiembre de 2021; fue un estudio de doble cohorte, ya que 2,403 estaban vacunadas con ARNm y 1,556 estaban sin vacunar, con el objetivo de abordar en el mismo análisis ambas situaciones. La conclusión general fue que la diferencia en la duración del periodo menstrual entre vacunadas y no vacunadas fue menor a un día, además de levísimas variaciones en otros aspectos como el sangredo y el dolor, por lo que las diferencias no fueron catalogadas de severas.   

Últimas noticias sobre las vacunas frente a la covid-19.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión