Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Claves de la tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna

La tercera dosis de Pfizer y Moderna ha sido recientemente aprobada en España para todas las personas mayores de 18 años.

Claves de la tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna.
Claves de la tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna.
José Miguel Marco

La Comisión de Salud Pública, formada por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, han decidido recientemente extender la tercera dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer y Moderna para toda la ciudadanía mayor de 18 años con el fin de atajar las olas de contagios por coronavirus, últimamente promovidas por la variante ómicron. De este modo, los gobiernos regionales incluirán a dichas franjas de edad en la apertura de autocitas. 

En Aragón, a mediados de enero de 2022 las dosis de refuerzo contra la covid-19 ya se están administrando en nacidos en 1975, 1976 y 1977 y se prevé continuar con el mismo buen ritmo en las próximas semanas. Profesionales sanitarios, sociosanitarios y personas inmunizadas con Astrazeneca y con Janssen, independientemente de su edad, también pueden solicitar cita a través del del sistema de autocita en Salud Informa o en la aplicación.

Grupos de edad que pueden recibir la tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna

Todos los grupos mayores de 18 años están en disposición de recibir la tercera dosis de refuerzo de Pfizer y Moderna. Desde el 25 de octubre, la dosis fue habilitada para todas las personas mayores de 70 años, pero desde este pasado miércoles el acuerdo entre Sanidad y las comunidades autónomas habilita su administración a todos los mayores de 18 años. De este modo, la apertura de citas será progresiva de mayor a menor franjas de edad. Mientras, profesionales sanitarios, sociosanitarios y personas inmunizadas con Astrazeneca y con Janssen, sin importar su edad, ya tienen acceso a la tercera dosis. 

Es preciso recordar que para recibir la dosis de refuerzo debe haber transcurrido 6 meses, como mínimo, desde la administración de la última dosis de la vacuna.

Efectividad de la tercera dosis o dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer y Moderna contra la covid-19

Como su propio nombre indica, la dosis de refuerzo está dirigida a extender la protección contra el coronavirus de todos aquellos vacunados con la pauta completa (dos primeras dosis). El azote de la variante ómicron ha acelerado el proceso de esta vacunación, ya que transcurridas 20 semanas meses desde la inoculación de la segunda dosis, la protección de las vacunas se reduce al 10% a la hora de evitar el contagio por ómicron y, pasadas 25 semanas, un 52% para evitar las hospitalizaciones. Estos son datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido. En todo caso, la dosis de refuerzo aumentaría la efectividad hasta un un 75% para prevenir infecciones y un 88% en el caso de evitar la hospitalización.

Efectos secundarios de la tercera dosis o dosis de refuerzo de Pfizer y Moderna contra el coronavirus

De acuerdo con los primeros análisis del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en España, los efectos secundarios causados por la dosis de refuerzo de Pfizer son similares en tipología y asiduidad a los de las dos primeras dosis. Fiebre, dolor de cabeza, fatiga y dolor en la zona del pinchazo son los más comunes, siendo su incidencia leve y moderada. Según los ensayos de la FDA (Food & Drug Administration), el 83% de los vacunados notificaron dolor en el sitio del pinchazo, un 63% sintió fatiga, y un 48,4% dolor de cabeza. En menor medida, se informaron de efectos como dolores musculares y articulares, escalofríos, diarrea, vómitos o fiebre. Por su parte, en los efectos secundarios de Moderna se registraron datos parecidos a los anteriores: un 76% de los vacunados notificaron dolor en la zona de la inyección, el 47,4% sintió fatiga y dolores musculares; 42,1% dolor de cabeza, y un 39,5% dolor en las articulaciones.

¿Es necesaria una cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus?

Las últimas declaraciones del CEO de Pfizer, Albert Bourla, apuntan a que una cuarta dosis de refuerzo podría ser necesaria en algunos colectivos. A falta de más estudios y conclusiones sobre la protección de la tercera dosis y su efectividad en el tiempo, ya se ha empezado a apostar por la cuarta dosis. En España, la Comisión de Salud Pública ha acordado la administración de la cuarta dosis a los cinco meses de la última vacuna en las personas inmunodeprimidas. Misma situación en otros países como Estados Unidos. En Israel, esta cuarta dosis ya se aplica en personas mayores de 60 años y, además, informan de que aumenta hasta cinco veces los anticuerpos contra el coronavirus. 

En España, el grupo de inmunodeprimidos abarca las siguientes enfermedades y situaciones: fibrosis quística, trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y en lista de espera para trasplante de órgano sólido, trasplante pulmonar, renal, pancreático, cardíaco, hepático o intestinal; enfermos de diálisis de diversos grados, enfermedades oncohematológicas y diversos tipos de enfermos de cáncer con o sin quimioterapia, así como diversos casos de VIH, inmunodeficiencias o síndromes de Down mayores de 40 años.

Consulta más información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión