Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Deporte y nutrición

¿Es mejor entrenar en ayunas?

El ayuno intermitente es una práctica que, si bien está de moda, debe ir supervisada para evitar consecuencias negativas en la salud.

El ayuno intermitente debe estar controlado por un profesional
El ayuno intermitente debe estar controlado por un profesional
Dreamstime

No es la primera vez que hablamos ni escuchamos hablar sobre el ayuno intermitente. Esta práctica, que tan de moda está en estos tiempos, consiste en dejar al cuerpo sin la ingesta de nutrientes durante un periodo de tiempo. Normalmente se hace por la mañana, siendo la cena la última comida y el almuerzo a mitad de día la primera, aunque muchos métodos y sistemas. Este mecanismo puede ser muy beneficioso para la salud y ayudar a bajar de peso, pero debe estar siempre supervisado por un profesional para evitar que repercuta de manera negativa en el organismo. 

Además, a la hora de practicarlo hay que tener en cuenta toda otra serie de factores, como los entrenamientos. ¿Es mejor o más productivo entrenar en ayunas? Hay varios adeptos que defienden esta corriente, pero todo depende de nuestros objetivos deportivos, de rendimiento y estéticos. 

En el mundo del fitness (explican desde el Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Aragón) es habitual utilizar la herramienta del ayuno antes de entrenar por motivos estéticos mientras que también está empezando a ser común en el ámbito de las carreras de larga distancia. Hay ciertos estudios que defienden que entrenar en ayunas activa la oxidación del tejido adiposo y que, por lo tanto, favorece el cambio de la composición corporal y la bajada de peso, aunque depende mucho del tipo de composición, de la persona, de sus hábitos deportivos...

Mareos y desmayos

A pesar de que este tipo de práctica pueda realizarse para algunos objetivos muy concretos y de que reporte ciertos beneficios, el CDNA explica que entrenar en ayunas presenta bastantes contraindicaciones, y siempre debería ir supervisada por un profesional, según explican desde este colegio. 

Algunos de los principales inconvenientes que podrían derivarse del entrenamiento (cuando este es de intensidad moderada o alta) en ayunas van desde la sensación de fatiga hasta incluso hasta el desmayo, pasando por malestar generalizado o mareos. Si además la persona no ha realizado ningún periodo de adaptación previo, esta sintomatología puede ser mucho más acusada. 

Desde el Colegio de Nutricionistas aconsejan evitar en la medida de lo posible este tipo de práctica, sobre todo si no están supervisadas, para evitar consecuencias negativas y además obtener un mejor rendimiento y mejores sensaciones dentro del entrenamiento. 

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión