Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

El ictus es la segunda causa de mortalidad en España

Los expertos recuerdan que esta patología se puede prevenir en el 90% de los casos.

La rápida identificación de los síntomas de un accidente cerebrovascular puede salvar la vida del paciente.

El Hospital Quirónsalud Málaga conmemora el Día Mundial del Ictus, que se celebra cada 29 de octubre, para concienciar a la sociedad de la transcendencia que tiene esta patología y de la importancia de mantener un estilo de vida saludable para prevenirla, ya que, gracias a la prevención y al diagnóstico precoz con una rápida detección de sus síntomas, se puede prevenir en el 90 por ciento de los casos.

El ictus es la segunda causa de mortalidad en España, la primera en mujeres; una de cada seis personas padecerá un ictus y casi un 20 por ciento de los pacientes con esta enfermedad fallecen. Además, es la primera causa de discapacidad, con hasta un 50 por ciento de pacientes que desarrollan algún grado de discapacidad, y la segunda causa de demencia.

Estos, son algunos de los datos que el neurólogo responsable de la Unidad de Enfermedades Cerebrovasculares del hospital, José Antonio Sánchez García, arroja para dar a conocer la emergencia sanitaria que supone la enfermedad, alertando que debido a la pandemia derivada del COVID-19 muchas enfermedades se ven incrementadas por el virus, como es el caso del ictus, y muchos pacientes pueden inhibirse de acudir al hospital ante un claro síntoma de enfermedad por miedo al contagio, lo que retrasa su probabilidad de tratamiento y puede tener consecuencias fatales.

Según el neurólogo José Antonio Sánchez García el ictus también esconde datos muy positivos y esperanzadores, ya que se trata de "una enfermedad sobre la que se puede modificar su pronóstico, gracias a la prevención, ya que se puede prevenir en el 90 por ciento de los casos, y al diagnóstico precoz con la rápida detección de sus síntomas".

Por ello, ha incidido en que resulta "fundamental" concienciar a la población de que "un 80-90 por ciento de los ictus se asocian a factores de riesgo y, por tanto, se pueden prevenir; siendo los de mayor riesgo la hipertensión arterial, la inactividad física, una dieta inadecuada, el estrés psicosocial, el tabaquismo, la diabetes, la dislipemia, las enfermedades cardiacas, la obesidad o el consumo de alcohol".

En este sentido, ha destacado que con ejercicio y una correcta alimentación se reduce entre un 25 y un 70 por ciento de los casos de ictus. "Sólo con un poco de nuestra parte, convertimos una enfermedad grave, de gran morbilidad, en un recordatorio de la importancia que tiene la salud", ha dicho. 

Síntomas y diagnóstico precoz

 Cuando el tiempo de prevención ha pasado, una rápida detección es clave. "Si hablamos de ictus, hablamos de tiempo, tiempo es cerebro, el tiempo de actuación es fundamental para evitar o reducir la mortalidad y las secuelas que provoca la enfermedad", advierte el especialista del Servicio de Neurología de Quirónsalud Málaga.

Es imprescindible el reconocimiento de los síntomas de un ictus, por lo tanto, "ante la aparición de uno de estos signos de alarma, es preciso consultar con un especialista de forma urgente, siendo los más destacados la pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo, pérdida de la capacidad para hablar o para entender, pérdida de visión en un lado del campo visual, imposibilidad para mantener el equilibrio o dolor de cabeza muy intenso e inhabitual".

Así, una vez que se ha detectado un claro síntoma, el paciente debe ser rápidamente evaluado por un neurólogo. "El objetivo inicial es el rápido y correcto diagnóstico mediante TAC, Resonancia Magnética o Eco-Doppler carotídeo para establecer un tratamiento precoz que disminuya las secuelas, seguido de un exhaustivo diagnóstico de la causa para establecer el tratamiento específico más apropiado para cada paciente, con el fin de disminuir el riesgo de padecer un nuevo ictus (prevención secundaria), donde de nuevo la modificación de factores de riesgo es clave, seguido de los cuidados de rehabilitación o soporte en aquellos pacientes con secuelas", ha explicado el especialista.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios