Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

psicología

¿Es normal estar obsesionado con algo?

La psicóloga Eva Mª González explica que existen hasta cinco tipos de obsesiones distintas y su contenido varía de una persona a otra.

Los intentos por liberarse de las obsesiones son, en la mayoría de los casos, infructuosos.
Los intentos por liberarse de las obsesiones son, en la mayoría de los casos, infructuosos.
Pexels

Pensar en si has cerrado la puerta de casa o del coche. Preocuparse por si puedes infectarte de coronavirus o si puedes tener cáncer sin saberlo. Por si no tienes clara tu orientación sexual. Por si podrías morir hoy. Son preocupaciones que quizá se te hayan pasado por la cabeza al menos una vez en la vida, pero no suponen un problema hasta que no suponen una obsesión. 

La psicóloga Eva María González, de psicólogos sexólogos Zaragoza, En el lenguaje cotidiano se usan palabras como "obsesivo “o "maniático" para referirse a formas de comportamiento problemáticas, que causan malestar; considerando que el comportamiento ha llegado a un punto que no se considera "normal".

Uno puede dudar de si ha cerrado la puerta de casa, pero si esto se comprueba veinte veces, persistiendo la duda de si se ha cerrado y teniéndolo que comprobar reiteradamente, excede de lo normal.

Especialmente en situaciones de estrés, ansiedad o bajo estado de ánimo, pueden aparecer pensamientos que asaltan a la mente de forma repentina e intrusiva. Mientras los pensamientos positivos sirven para solucionar problemas, los pensamientos intrusos indican peligro, informan de que existe una amenaza. El problema es que a veces son muy exagerados y surgen de forma automática y no deseada.

Los pensamientos intrusos en sí mismos no son algo negativo pero sí que se pueden convertir en una obsesión: esto ocurre cuando ese pensamiento conecta con el sistema de valores de la persona o con sus experiencias personales, y que resuenan personalmente, ya que se les presta mayor atención y quedan destacados en la mente.

Un ejemplo de ello: A un chico puede acudirle a la mente la idea de que es homosexual, y asustarse por ello; rastreando si en algún momento de su vida se sintió atraído por algún chico y repitiéndose a sí mismo "¿yo homosexual?, si siempre me han gustado las mujeres". A su vez, cuando está en un grupo, comprueba si siente atracción por algún chico. Se ha convertido así el pensamiento intrusivo, en una obsesión.

Además, el pensamiento inicial activa otros pensamientos críticos y sentimientos de inseguridad que generan angustia y necesidad de "tener que controlar" la situación. De esta forma, queda reforzada la obsesión y se mantiene.

5 tipos de obsesiones

Tal y como indica la especialista, la diferencia de las preocupaciones que cambian de un día a otro, las obsesiones son preocupaciones relativamente estables: aparecen de forma reiterada los mismos pensamientos, imágenes o impulsos y resultan alarmantes y perturbadores, provocando a menudo un sentimiento de vergüenza. Los intentos por liberarse de las obsesiones son, en la mayoría de los casos, infructuosos.

El contenido de las obsesiones varía de una persona a otra. Algunas obsesiones son preocupaciones persistentes acerca de la posibilidad de enfermar o contagiarse, mientras que otras, son sobre descuido de responsabilidades y daño que puede ocasionar (ejemplo: olvidar apagar la plancha y que se queme la casa). Tal y como indica González, se dividen en cinco categorías:

Enfermedad.
1

Suciedad, enfermedad y contaminación

Pensar o imaginar que nosotros o nuestra familia pueden ensuciarse, contagiarse o contaminarse, lo que podría provocar la enfermedad o la muerte.

Agresión
2

Agresión

Existe un miedo a poder agredir física o verbalmente a otras personas y en otros casos, la obsesión consiste en agredirse a sí mismo.

Sexualidad
3

Sexualidad

Pueden ser dudas de orientación sexual o pensamientos o imágenes sexuales que crean ansiedad o impulsos de desnudarse en público o de besar a alguien en contra de su voluntad.

Estar en peligro
4

Estar en peligro

Pensar o imaginar que uno mismo u otra persona puede estar en peligro, debido a alguna imprudencia que se teme cometer.

Ansiedad
5

Temas abstractos

No existe un pensamiento concreto, sino una cadena de pensamientos sobre un tema, que se repiten una y otra vez, hasta que resulta desagradable. Pueden ser ideas sobre la forma de ser o de comportarse o sobre cuestiones como el sentido de la vida.

Lo más importante en estos casos es mantener la calma y contactar con un especialista sanitario que pueda detectar el problema en caso de haberlo y definir una solución.

Etiquetas
Comentarios