Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Un ensayo sugiere que una dieta más saludable puede reducir la depresión

Comer una alimentación rica en frutas, verduras, pescado y carne magra se asocia con un menor riesgo de padecer esta enfermedad.

Conviene orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras.
Conviene orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras.

Los adultos jóvenes con depresión cuya dieta generalmente no es saludable mostraron significativamente menos síntomas de depresión después de comer una dieta saludable durante tres semanas, según un estudio publicado la revista de acceso abierto 'PLOS ONE' por la investigadora Heather Francis, de la Universidad de Macquarie, en Australia, y su colegas.

Si bien muchas investigaciones han demostrado que comer una dieta saludable rica en frutas, verduras, pescado y carne magra se asocia con un menor riesgo de depresión, ha habido muy pocos ensayos controlados aleatorios que examinen directamente el vínculo entre los dos, incluso para adultos jóvenes, quienes están estableciendo sus patrones de salud y también tienen un mayor riesgo de depresión.

Francis y sus colegas estudiaron a 76 estudiantes universitarios (de 17 a 35 años) que presentaban síntomas de depresión de moderada a alta y seguían una dieta pobre según la Guía australiana para una alimentación saludable (alta en alimentos procesados, azúcar y grasas saturadas).

Aleatorizaron a los participantes en dos grupos, uno de 'cambio de dieta' y otro de 'dieta habitual'. El grupo de cambio de dieta recibió instrucciones breves sobre cómo mejorar su dieta, así como una cesta de alimentos saludables y 60 dólares australiano (unos 37 euros) para comprar comestibles.

El grupo de dieta regular no recibió ninguna instrucción y simplemente se les pidió que regresaran después de las tres semanas. Antes y después de la intervención, los investigadores evaluaron las puntuaciones de los participantes para depresión, ansiedad y estado de ánimo general.

Al final de las tres semanas, el grupo de cambio de dieta había mantenido con éxito una dieta saludable y mostró una mejora significativa en el estado de ánimo, con los puntajes de depresión cambiando al rango normal. Los puntajes de depresión del grupo de dieta habitual se mantuvieron estables en el rango de moderado a alto.

El grupo de cambio de dieta también mostró puntuaciones de ansiedad significativamente más bajas, aunque otras medidas no fueron significativamente diferentes entre los grupos.

Los autores hicieron un seguimiento con 33 de los participantes después de tres meses. En esta pequeña muestra, descubrieron que si bien solo el 21 por ciento de estos participantes mantuvieron completamente la dieta saludable, los que sí lo hicieron mejoraron su estado de ánimo.

Este estudio es limitado en el sentido de que el grupo sin cambio no recibió ninguna intervención; idealmente, este grupo habría recibido instrucciones alternativas de dieta, controles y contribuciones monetarias para hacer paralelo al grupo de cambio de dieta.

Estos hallazgos también se derivan de una población pequeña y específica de estudiantes universitarios. Sin embargo, proporcionan evidencia preliminar de que ajustes de dieta relativamente pequeños y simples pueden mejorar directamente los síntomas de depresión, y que estos efectos pueden durar hasta tres meses.

Los autores agregan que "la modificación de la dieta para reducir la ingesta de alimentos procesados y aumentar el consumo de frutas, verduras, pescado y aceite de oliva mejoró los síntomas de depresión en adultos jóvenes. Estos hallazgos se suman a una creciente literatura que muestra que un cambio modesto en la dieta es una terapia complementaria útil para reducir los síntomas de la depresión", concluyen.

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios