Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Los hábitos de vida saludables reducen un 40% el riesgo de mortalidad cardiovascular

Este tipo de enfermedades son la primera causa de muerte en todo el mundo.

Cardiólogos reclaman un mayor uso global de la polipíldora cardiovascular.
Cardiólogos reclaman un mayor uso global de la polipíldora cardiovascular.
Pixabay

El responsable de la Unidad de Medicina Funcional del Hospital Quirónsalud Málaga, el doctor Carlos de Teresa, ha explicado que con pequeños cambios y hábitos de vida saludables, se puede conseguir "una vida más larga, saludable y plena", ya que, según distintos estudios publicados, "los hábitos de vida saludables reducen hasta un 40 por ciento el riesgo de mortalidad cardiovascular".

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en todo el mundo. También en España, siendo responsables del 29,4 por ciento de los fallecimientos, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, si se toma conciencia, se trata de enfermedades prevenibles solo con adquirir hábitos de vida saludables, como la práctica de actividad física o una alimentación saludable

No obstante, pese a que no hay que alarmarse, sí "es importante darse cuenta de que gran parte de lo que nos pase el día de mañana depende de nosotros mismos, de lo que hagamos hoy".

"Siempre pensamos que la salud es algo que deben cuidar los médicos, los hospitales; un planteamiento tan erróneo como pensar que la educación de nuestros hijos solo depende de sus profesores, de los colegios. Nosotros mismos somos los gestores de nuestra propia salud", ha advertido Carlos de Teresa en el marco de un foro de promoción de hábitos cardiosaludables, organizado por la Fundación Española del Corazón (FEC) con motivo de la celebración de la Semana del Corazón y del Día Mundial del Corazón, que se celebra el domingo 29 de septiembre para dar visibilidad a la importancia de la prevención de estas enfermedades.

La prevención cardiovascular es un conjunto de medidas coordinadas a nivel poblacional o dirigidas a nivel individual que tienen el objetivo de eliminar o disminuir el impacto de los factores de riesgo cardiovascular y los problemas que éstos generan. La prevención es efectiva; la eliminación de conductas de riesgo para la salud podría prevenir hasta un 80 por ciento de la enfermedad cardiovascular, han explicado desde Quironsalud a través de un comunicado.

Han incidido en que no hay que esperar a que haya algún síntoma relacionado con una enfermedad o problema de salud, sino tomar conciencia de la evidencia, "mejorar nuestro estilo de vida y siempre disfrutando de lo que hacemos, porque el bienestar, el sentirse bien con lo que hacemos también nos ayuda".

Por todo ello, Carlos de Teresa, que es especialista en Medicina de la Educación Física y del Deporte, aconseja no pensar en lo que no debemos comer y lamentarnos por ello, sino centrarnos en lo bueno, en lo que nos gusta de lo que sí debemos comer y disfrutarlo. "Igual pasa con la práctica deportiva. No se trata de elegir un deporte de competición o de esforzarnos por encima de nuestras posibilidades, sino de elegir una práctica que nos guste, disfrutarla y ejercitarnos de forma progresiva".

"Los tres pilares principales para tener una vida saludable son: una vida activa, una alimentación equilibrada y un descanso suficientemente reparador. En los tres casos debe haber un denominador común, que es que debemos disfrutar cuando lo hagamos", ha agregado.

Según otros estudios presentados por el doctor Carlos de Teresa durante su discurso, "la gente que tiene mayor nivel de felicidad y bienestar, vive más".

Tras conocer los efectos positivos de adquirir unos hábitos de vida saludables, se debe empezar, según el especialista por "el principio. Igual que recomiendo inculcar los hábitos cardiosaludables desde niños, dando a nuestros hijos fruta en lugar de bollería; también podemos comenzar la práctica deportiva con pequeños gestos, con algo tan sencillo como limitar el tiempo que estamos sentados".

El doctor anima a tener una vida físicamente activa, con acciones como pasear o subir las escaleras en lugar de usar el ascensor a diario. Ya puestos manos a la obra, habría que elegir algún entrenamiento aeróbico sencillo o uno más activo muscularmente, pero con una "adaptación muscular progresiva".

"Es importante que preparemos el cuerpo", ha explicado Carlos de Teresa, "disociando el movimiento de cada zona del cuerpo y usando patrones de repetición hasta realizar correctamente los movimientos que correspondan".

En este sentido, ha puesto como ejemplo deportes como el pilates, porque es un modelo de ejercicio en esta línea, con el que el cuerpo se siente mejor en pocas sesiones y eso es porque "normalmente, si un ejercicio sienta bien es porque se está haciendo del modo correcto".

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios