Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

La DGA confirma que el aumento de las temperaturas genera más atenciones en urgencias y dispara la mortalidad

La Dirección General de Salud Pública recuerda que es importante adoptar medidas de prevención y control, especialmente en colectivos vulnerables. 

AMBULANCIAS EN URGENCIAS DEL CLINICO / 2-03-05 / FOTO: ESTHER CASAS KQ1I2299.jpg
Imagen de archivo del acceso a Urgencias del Hospital Clínico de Zaragoza, donde ha sido traslado el menor herido.
Esther Casas

Las temperaturas elevadas se relacionan con un incremento de las urgencias hospitalarias y con un aumento de la mortalidad. Así se pone de manifiesto en la evaluación del Plan de Vigilancia de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud en Aragón, elaborado por la Dirección General de Salud Pública del Departamento de Sanidad, tras analizar todo el periodo estival, desde el 1 de junio al 15 de septiembre.

Salud Pública ha constatado que los valores de temperaturas observadas superaron ampliamente los valores medios de los últimos 15 años en las tres capitales de provincia durante amplios periodos de la temporada, salvo en el caso de las temperaturas mínimas de Teruel. En Zaragoza capital, que concentra la mayoría de la población de Aragón, se han superado estos promedios históricos de temperaturas prácticamente durante toda la temporada de vigilancia, con excepción de las semanas correspondientes al mes de septiembre, destacando un aumento sobre las temperaturas medias de los últimos 15 años de 2,2 grados en agosto, 1,7 en junio y 1,6 en julio.

Es preciso tener en cuenta que Salud Pública se basa en los umbrales de temperatura establecidos para cada provincia a partir de los cuales hay un aumento de la mortalidad: Huesca, 34 de máxima y 20 de mínima; Teruel, 36 y 17; y Zaragoza, 36 y 20.

Incremento en las Urgencias

Estos aumentos de temperaturas un año más coinciden con un aumento en los registros de urgencias, sobre todo las atendidas por el 061, claramente por encima de lo esperado, superando el umbral de significación (95% de las esperadas) en la práctica totalidad de la temporada de vigilancia.

En cuanto a las urgencias hospitalarias, aunque en general se mantienen dentro de los intervalos esperados, es destacable que en casi toda la temporada se ha estado por encima de la media de urgencias esperadas, lo que sugiere que el número de urgencias durante las temporadas de calor aumenta cada año. Hay que matizar, no obstante, que este fenómeno se observa también en otras épocas del año.

En Huesca capital las urgencias hospitalarias superaron el umbral superior de casos esperados en 5 de las 15 semanas de vigilancia, igual que en Teruel, mientras que en Zaragoza capital se superó este umbral en 4 semanas. Las urgencias atendidas por el 061 estuvieron por encima de los limites esperados durante 9 de las 15 semanas del periodo de vigilancia.

Patologías relacionadas por el calor

En el informe se llama la atención sobre el número de urgencias atendidas por diagnósticos de patologías posiblemente relacionadas con exceso de temperaturas atendidos en hospitales, con un total de 159 casos y, sobre todo, su agrupación en la primera parte de la temporada. De las 159 atenciones en urgencias, 8 derivaron en ingresos hospitalarios, 7 hombres y una mujer, seis de ellos mayores de 65 años. Se notificaron dos defunciones directamente relacionadas con las altas temperaturas, ambas durante la semana del 24 al 30 de junio.

Precisamente durante esta semana, coincidiendo con la primera ola de calor, se registró el máximo histórico de urgencias relacionadas específicamente con el calor, con 26 atenciones y 3 ingresos el día 29 de junio. En el global de la temporada se han superado con creces las atenciones especificas por calor de la temporada anterior, dado que en el 2018 se dieron 94 casos.

Aumento de mortalidad

Esto mismo ocurre con la mortalidad, fundamentalmente en Zaragoza. Es destacable que, en nueve de las quince semanas de vigilancia en Zaragoza, la mortalidad ha estado por encima de la media esperada en todas las edades y, en ocho semanas, en mayores de 64 años. Esto sugiere, como en las urgencias, que el número de muertes durante las temporadas de calor aumenta cada año.

Además de que se ha superado ampliamente el umbral medio en cinco de las semanas, coincidiendo con los días de más calor, es especialmente llamativo el pico de mortalidad de la semana 27 en Zaragoza capital, con 192 muertes frente a la media de los 15 años anteriores, de 140 fallecimientos semanales.

Así, todo parece indicar que la primera ola de calor del verano tiene un impacto más acusado que las sucesivas, lo que esta temporada se ve especialmente en Zaragoza capital tanto en la mortalidad como en las urgencias.

Prevención

La Dirección General de Salud Pública recuerda que es importante adoptar medidas de prevención y control ante las altas temperaturas, especialmente en colectivos vulnerables. Beber agua, evitar el ejercicio físico en las horas centrales del día y buscar lugares con sombra o refrigeración son algunas de las recomendaciones básicas que se deben tener en cuenta ante episodios prolongados de calor.

Etiquetas
Comentarios