Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Cómo sobrevivir al embarazo en verano

Una correcta hidratación, alimentación y protección solar favorecen un mejor estado durante este periodo.

'Embarazo, fertilidad, reproducción asistida, salud, maternidad'
'Embarazo, fertilidad, reproducción asistida, salud, maternidad'
Freepik

Uno de los principales problemas para las embarazadas durante el verano es la deshidratación, que puede afectar negativamente al transporte de nutrientes por sistema circulatorio hasta el bebé y a la retención de toxinas, según ha destacado Ana M. Román Guindo, jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia de Sanitas, quien también ha puesto de relieve los beneficios de una correcta alimentación y protección solar durante el embarazo en verano.

Durante la época estival aumenta el riesgo de las madres gestantes de sufrir problemas relacionados con las elevadas temperaturas, la exposición solar y la deshidratación. Esto ocurre porque con el calor los vasos sanguíneos se contraen para regular la temperatura corporal, pero cuando este proceso no se desarrolla correctamente existe el riesgo de sufrir deshidratación o golpes de calor.

En este sentido, la experta ha recomendado tomar de forma regular y abundante refrescos, agua y zumos. Del mismo modo, ha hecho hincapié en el consumo de lácteos, frutas y verduras, ya que, además de aportar nutrientes, ayuda a reforzar la defensa del organismo contra las altas temperaturas. Asimismo, expertos de Sanitas han señalado que durante el verano se deben evitar los alimentos que puedan producir salmonella, como son los huevos, tortillas, mahonesas y pescados o mariscos poco cocinados.

Por otra parte, también ha apuntado que las embarazadas son más propensas a la aparición de manchas en la piel como consecuencia de la exposición solar, por lo que se debe extremar su protección utilizando fotoprotectores con factor elevado o evitando las horas centrales del día. Respecto a la vestimenta, se aconseja llevar calzado y prendas cómodas, anchas y frescas.

Así, entre los principales síntomas que pueden avisar de que se está sufriendo un proceso de deshidratación o un golpe de calor se encuentran la sensación fatiga o agotamiento, hinchazón de las extremidades, descenso de la tensión arterial, cefaleas, visión borrosa, estrés térmico o trastornos cardiacos. Frente a ellos es "fundamental acudir a urgencias para que los especialistas valoren la situación de madre y bebé", ha concluido la doctora. 

Aplicaciones digitales para la prevención de las embarazadas

Para la prevención de problemas de salud en las madres gestantes el Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas ha desarrollado un programa de asesoramiento digital de embarazo, que permite crear un diseño personalizado para su seguimiento y además aporta consejos prácticos para la embarazada y el bebé. El plan de seguimiento estará elaborado por una matrona de forma personalizada en función de las características de cada paciente. De esta forma, se facilita que la embarazada pueda contactar con la profesional mediante una videoconsulta, chat o llamada.

Por otra parte, la entidad ha lanzado la aplicación 'Sanitas Embarazo' que permite a las futuras madres tener una guía con consejos semanales elaborada por médicos especialistas. Asimismo, ofrece imágenes 3D interactivas y un servicio organizador para planificar las visitas médicas. Además, permite hacer un seguimiento del peso, las patadas del bebé y las contracciones el parto.

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios