Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

medicamentos

Sanidad potenciará los genéricos, que suponen el 43% del consumo de medicamentos

La AIReF señala en su informe la "gran heterogeneidad" que se da en la prescripción entre las diferentes comunidades autónomas y propone un protocolo de buenas prácticas para homogeneizar la forma de recetar.

Medicamentos genéricos más vendidos: omeprazol, amlodipino, simvastatina y paracetamol.
Medicamentos genéricos más vendidos: omeprazol, amlodipino, simvastatina y paracetamol.
Asier Alcorta

El Ministerio de Sanidad está trabajando en un plan para potenciar el uso de genéricos en el Sistema Nacional de Salud (SNS), que ahora suponen el 43% del consumo total de medicamentos financiados y un 22% del gasto farmacéutico, 13 puntos por debajo del promedio de países como Alemania y Reino Unido.

Son datos que figuran en el informe sobre el 'Gasto en medicamentos dispensados a través de receta médica' de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que ofrece diferentes propuestas para reducir el gasto farmacéutico, cifrado en 70.000 millones de euros.

En estos momentos, Sanidad está analizando las aportaciones realizadas al documento de genéricos por la Comisión Asesora para la Prestación Farmacéutica para, en su caso, incorporarlas, lo que se decidirá en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia del SNS.

Esta comisión está integrada por el ministerio, las comunidades y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), han informado a Efe fuentes de Sanidad.

La titular de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ya anunció su intención de fomentar el uso de genéricos el pasado mes de octubre durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso, siguiendo la línea emprendida por su antecesora en el cargo, Carmen Montón.

Los genéricos aparecen cuando caducan las patentes

El ciclo de un medicamento se inicia con la investigación básica, a la que sigue la investigación preclínica y clínica, la autorización y registro, lo que se prolonga durante 15 años. A partir de ahí, el laboratorio lo comercializa en exclusiva durante diez años, momento en el que expira la patente y se abre la posibilidad a la entrada de genéricos: han pasado en total 25 años.

Los genéricos son medicamentos exactamente iguales a los de marca ya que tienen el mismo principio activo y producen los mismos efectos (por ejemplo, ibuprofeno).

Heterogeneidad en la prescripción entre CC. AA.

En estos momentos la ley permite al facultativo prescribir como considere oportuno, aunque la recomendación es por principio activo cuando existen genéricos.

En ese caso, el médico puede poner en la receta solo el principio activo (ibuprofeno), el genérico (ibuprofeno de un determinado laboratorio) o ibuprofeno de marca.

Si se prescribe solo el principio activo, cuando el paciente lleva su receta a la farmacia, el farmacéutico le da uno de los que tenga entre sus existencias de los aproximadamente 40 ibuprofenos que hay en el mercado de distintos laboratorios.

La AIReF señala en su informe la "gran heterogeneidad" que se da en la prescripción entre las diferentes comunidades autónomas y propone un protocolo de buenas prácticas para homogeneizar la forma de recetar.

Según han indicado fuentes de Farmaindustria, la prescripción por principio activo supone entre el 20 y el 40% de todas las recetas en las diferentes comunidades autónomas.

No es así en Andalucía, donde desde 2002 la Junta lleva desarrollando una política activa en ese sentido, que ha logrado que las recetas por principio activo sean el 92% del total, según las mismas fuentes.

Seleccionar los medicamentos a través de la subasta

Muy ligado a esta forma de recetar está el sistema de selección de medicamentos conocido como subasta, que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) puso en marcha en 2012 y que ahora el nuevo Gobierno, del PP, quiere suprimir.

¿Cómo funciona? Se convoca un concurso público en el que pueden participar los laboratorios interesados que ofertan su medicamento con un determinado descuento. Para cada principio activo se selecciona el que represente el menor coste final para el SAS.

De esta forma, la Junta se queda con el ahorro, sin que ello repercuta económicamente en el ciudadano, mientras que en el resto de España los descuentos los perciben los farmacéuticos.

Cuando el paciente andaluz va a la farmacia con su receta por principio activo, el boticario le dará el del laboratorio que ha ganado la subasta.

La AIReF propone la implantación a escala nacional de un sistema similar al andaluz para lograr una mayor eficiencia del sistema sanitario -según sus datos, en el último año Andalucía se ha ahorrado 155 millones de euros-.

Pero esta institución reconoce que para que sea eficaz hay que avanzar en incentivar la prescripción por principio activo, en lo que el Ministerio de Sanidad está trabajando.

Mejor precio con la compra centralizada

Recientemente, el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, anunció que Andalucía abandonará la subasta de forma progresiva y se sumará a la compra centralizada del Ministerio de Sanidad, en el que participan la mayoría de las comunidades autónomas de forma voluntaria.

Aunque en ambos casos el objetivo es la eficiencia, en la subasta se seleccionan los fármacos que venderán las farmacias y en la compra centralizada se adquieren de forma conjunta medicamentos y productos sanitarios para aprovisionar a los hospitales.

En este último sistema, puesto en marcha en 2010, el ahorro se consigue al obtener mejores condiciones de compra a través de pedidos más grandes.

En definitiva, el ministerio y las comunidades que lo deseen se unen para comprar mayor cantidad y obtener mejores precios.

Entre los medicamentos que se adquieren de forma conjunta se encuentran antivirales, epoetinas, antirretrovirales, inmunodepresores, fármacos oncológicos y terapia ocular, al igual que productos sanitarios como gasas, vendas, tiras reactivas de glucosa, prótesis, marcapasos o desfibriladores.

La compra centralizada ha producido un ahorro al SNS de unos 237 millones de euros desde su puesta en marcha, según datos de Sanidad. 

Etiquetas
Comentarios