Salud

Heraldo Saludable

Si eres un adicto del café con leche debes saber los inconvenientes que puede acarrear su consumo

Las personas intolerantes a la lactosa pueden sufrir con el consumo de esta bebida problemas de salud como el dolor de cabeza.

Café con leche.
pixabay

Muchas personas necesitan su café con leche por las mañanas, ya que, les hace estar más despiertos y atentos por las mañanas en sus tareas. Si eres uno de estos, debes saber que te puede producir una indigestión debido a la intolerancia a la lactosa que no es diagnosticada o simplemente porque seas una personas más susceptibles a los efectos de la cafeína o incluso por la mezcla de los taninos del café con la caseína de la leche que lo convierte en indigesto. Esa indigestión daña tanto al estómago como al hígado así, su consumo hace que tengas problemas de salud como el dolor de cabeza ya que, un hígado inflamado provoca la tensión de músculos y un giro imperceptible del cuerpo hacia la derecha. Este cambio de posición castiga a los músculos del cuello que estrangulan tanto la circulación sanguínea hacia la cabeza, como las cervicales. De ahí que aparezca el dolor de cabeza y las migrañas.

Para un metabolismo que no sea intolerante al café o a la leche no se encuentra ningún perjuicio al tomarlo si se consume en su justa medida, es decir, como máximo tres o cinco tazas de café al día. Es más, se encuentran beneficios en ambas bebidas tanto juntas como separadas, como destacan sus propiedades antioxidantes además de  saciar el apetito e incrementa la esperanza de vida. "Por lo general consumirlo no acarrea problemas de salud", según afirma el colegio profesional de Dietistas y Nutricionistas de Aragón.

El café que consumes de manera habitual no es del todo saludable. No obstante, es preferible elegir un café ecológico y no torrefacto, ya que se añade azúcar en el proceso de tostarlo. En cambio el café natural supone un tostado sin añadiduras. Del mismo modo pasa con la leche, por ello es más sana la leche de vaca o una bebida vegetal como la leche de coco, ya que son productos más naturales.

De este modo, puedes mantener el café con leche como parte del desayuno sin ningún remordimiento y ningún problema que pueda afectar a la salud.

Etiquetas