Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

¿Está desperdiciando alimentos en el desayuno?

Las raciones demasiado grandes son la principal causa del desperdicio de alimentos en el desayuno.

Desayuno.
Un desayuno rico en fibras hará que ingiramos menos calorías el resto del día.
Freepik

El 28% de la población española reconoce que desperdicia alimentos en el desayuno a pesar de que el 97% de los ciudadanos manifiesta que intenta reducir el desperdicio de comida, según el estudio 'Kellogg World Food Waste 2018', presentado este 16 de octubre con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

El estudio revela que el 22% de los hogares españoles que consumen cereales de desayuno en España acaba tirando una parte a la basura porque se han quedado demasiado blandos o duros en la caja. El 21% de estos hogares dicen tirar una caja llena de cereales cada mes. Según el informe de Kellogg, las principales causas del desperdicio alimentario en los desayunos de los españoles son el exceso, tanto en raciones como en la preparación de alimentos (35%), las prisas (27%) que impiden terminar el desayuno, o bien cuestiones relacionadas con preferencias y gustos (27%), como quitar las cortezas.

Cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos en todo el mundo, cantidad que supone un tercio de la producción mundial. Además de investigar el desperdicio en el hogar durante el desayuno y ofrecer consejos prácticos a los consumidores sobre cómo evitar este desperdicio, Kellogg ha presentado sus objetivos para reducir el desperdicio en sus propias operaciones.

Así, añade que planificando la producción se asegura de tener la cantidad necesaria de materias primas para elaborar cada alimento ya que la limpieza constante y un adecuado almacenamiento no solo garantiza que la comida se mantenga fresca y tenga un buen sabor, sino que también se aprovechan mejor los ingredientes. El estudio Kellogg World Food Waste 2018 considera que los mismos principios que aplica Kellogg a sus procesos de producción, pueden ser llevados a cabo en el hogar, ahorrando tiempo y dinero, y minimizando el desperdicio de alimentos.

Así, por ejemplo, recomienda planificar con detenimiento las compras y los menús, asegurarse del correcto almacenamiento según el tipo de alimento o aprovechar las sobras de comida para elaborar otras recetas, en línea con la conocida cocina de aprovechamiento. El estudio recuerda también la importancia de conocer la diferencia entre "fecha de caducidad" y "fecha de consumo preferente" y aplicarla correctamente.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión