Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

"Cada vez hay más cáncer, pero se cura más. Ese es el mensaje de esperanza que queremos dar"

Patxi García es gerente, desde 2005, de la Asociación Española contra el Cáncer en Aragón.

Patxi García, gerente de la AECC, junto a varios participantes de la Marcha contra el Cáncer en Zaragoza.
Patxi García, gerente de la AECC, junto a varios participantes de la Marcha contra el Cáncer en Zaragoza.
Laura Uranga

"En un futuro seremos una sociedad que habrá superado el cáncer y eso es un mensaje de esperanza para toda la población". Así de optimista se muestra Patxi García, gerente desde 2005 de la Asociación Española contra el Cáncer en Aragón, donde cuentan con más de 10.000 socios, 600 voluntarios y 20 profesionales para atender a la población. "Nuestras puertas están abiertas a todo el mundo porque entendemos que hay que estar ahí para apoyar al enfermo y a las familias, y para seguir presionando de una forma consecuente a la Administración", defiende García.

En los últimos tres años, la AECC ha duplicado el número de socios y hoy es la organización sin ánimo de lucro que más dinero destina a la investigación: 29 millones de euros en 161 proyectos vivos (de 3 a 5 años), que dan trabajo a 120 investigadores. "Hay que fomentar la investigación y vamos a seguir intensificado esa ayuda porque hoy hace más falta que nunca", añade García, consciente de los recortes que se han dado en este ámbito en los últimos años.

Campañas de prevención, donaciones a la ciencia para investigar una posible cura y terapias de grupo para ayudar a afrontar la enfermedad del paciente a él y a la familia. En el marco de la lucha contra el cáncer, ¿cuál ha sido el logro más significativo que ha conseguido la asociación en estos últimos años?

Ha habido muchos logros y todos ellos han venido encadenados. La AECC fue la entidad líder en la puesta en marcha de los cuidados paliativos y anteriormente fuimos los primeros en hablar de la psicooncología, teniendo en cuenta el aspecto biosocial del paciente y de la familia. Por otra parte, el contribuir a la puesta en marcha del cribado poblacional del cáncer de colon ha tenido también un papel muy importante. Cerca de 14.000 personas mueren cada año en España por cáncer colorrectal porque se detecta tarde. Y cuando esta medida esté implantada en todo el territorio, la supervivencia de este tumor va a pasar del 50% a cerca del 90%. Para conseguir esto y hacer presión, recogimos más de 600.000 firmas en toda España y las llevamos al Consejo de Ministros. Al final se incluyó en la cartera básica de servicios sanitarios y eso fue un órdago que echó la AECC a la Administración para hacerle ver la necesidad de su puesta en marcha.

En tiempos de crisis, ¿esa ayuda de la sociedad civil es mucho más explícita que antes para llegar donde no llegan los fondos públicos?

Siempre habrá huecos... El Estado no puede estar omnipresente en todas partes, no puede llegar a todas las necesidades de la sociedad. Y para eso, es necesario que la sociedad civil se organice. Las oenegés como la nuestra no son más que el fruto de la sociedad civil unida para echar una mano en un tema concreto. En este caso, en la lucha contra el cáncer; pero podrían ser millones de temas... Yo creo que eso siempre estará ahí e incluso es bueno que la sociedad tome un papel protagonista en la consecución de derechos sociales para todos los ciudadanos; no debería ser solo algo paternalista del Estado.

Hoy se dice que por cada persona necesitada aparecen dos que quieren ayudar...

Nosotros en los últimos años hemos duplicado el número de socios en Aragón y eso es mucho decir... Son personas que contribuyen con la asociación porque creen en lo que hacemos y nos ayudan económicamente, sin tener ventajas fiscales de ningún tipo al colaborar con entidades como la nuestra, que son declaradas de utilidad pública. 

¿Cuál es el reto ahora?

Queremos seguir intensificando el programa de cuidados paliativos y extender el programa de cribado poblacional de cáncer colorrectal a toda la población, sin dejar de apoyar a la investigación oncológica que es lo que nos ayudará en esta batalla algún día. Nuestra labor consiste en eso, en intentar entre todos aportar nuestro grano de arena en la lucha contra el cáncer y ahora hace más falta que nunca por la coyuntura económica y por los recortes presupuestarios importantes que también ha habido.

Denunciaron este año que uno de cada dos pacientes que necesitan cuidados paliativos no tiene acceso a ellos. Y Aragón, pese a los esfuerzos, es una de esas Comunidades que incumplen la ratio.

Eso es algo que no deberíamos consentir en una sociedad como la nuestra y no debería depender de si se vive en un pueblo a dos o tres horas de una ciudad importante o en la propia capital. En Aragón hay unidades y dentro de lo que cabe estamos bien... El principal problema que enfrentamos es que el paciente está atendido, pero deficientemente. Hacen falta más unidades y eso requiere de la decisión política de apoyar esa necesidad vital. El dinero público no se inventa, pero esto es algo que hay que atender y para eso están nuestros Gobiernos -los que sean-. Nosotros creemos en ellos y están ahí porque han recibido nuestros votos, así que deben atender esa necesidad social  

¿Qué papel juega la Asociación en esto? 

Presionar de manera consecuente, pero presionar, para hacer ver a los partidos políticos la necesidad que hay de atender esas cuestiones. Todos conocemos en Aragón dónde están los servicios. Desde la AECC tenemos que ser capaces de convencer a la Administración de que intensifique los esfuerzos no solo en el aspecto sanitario, que ya lo hace, sino también en el ámbito psicosocial; y esto es algo que hay que atender durante y después de la enfermedad, de modo que cuando una persona fallezca, continúe esa atención al duelo.

El mensaje de esperanza siempre os acompaña. ¿Es la palabra que más se escucha en la asociación?

Sin duda alguna. Hay montones de lemas desde que estoy en ella -y mucho antes también- que hacen una llamada a la esperanza. Este año, sin ir más lejos, hemos sacado el hashtag de #laflordelaesperanza, pero ha habido muchos... Hace unos años decíamos: "para luchar contra el cáncer, mejor que ser optimista, es ser socio optimista". Otro decía: "hazte socio de una esperanza". Esta es fundamental, ya no solo para vencer la enfermedad sino para la vida, en general. La esperanza puede tener muchas caras: desde superar la enfermedad a tener una buena calidad de vida, cuando ya no se puede.

¿Cómo cree que va a avanzar la lucha contra el cáncer?

La asociación ha intensificado sus donaciones a la investigación porque ahora hacen más falta que nunca. En los últimos años se han destinado más de 29 millones de euros a esta causa y creemos que es fundamental que se siga haciendo. De esta forma, en un futuro no muy lejano, seremos una sociedad que podrá presumir de haber superado el cáncer y este será solo una enfermedad crónica más.

¿Cuál es hoy la mejor noticia a destacar en la lucha contra el cáncer?

Aunque cada vez hay más cáncer, cada vez se cura más gente y ese es el mensaje de esperanza que queremos dar. En los últimos años se ha conseguido aumentar en un 20% el índice de supervivencia. Además, gracias a las campañas de concienciación, cada vez hay más personas que han dejado de fumar y eso es algo habitual hoy en día. Se sabe que el tabaquismo está muy relacionado con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer y la prevención, en este sentido, es fundamental.

¿Qué es lo más importante para afrontar con éxito la enfermedad?

Cuando a a una persona le diagnostican un cáncer, del tipo que sea y en el estadillo que sea, el miedo se apodera de ella. Nosotros creamos un programa enfocado precisamente a ese momento, para detectar las necesidades psicosociales que sufren el paciente y la familia y ofrecerles todos los servicios que existen para hacerles más fácil el tránsito por todos esos procesos que arrastra la enfermedad. De hecho, en la asociación, uno de cada tres trabajadores es psicólogo y una gran mayoría de los enfermos y familiares que acuden a nosotros lo hacen en busca de atención psicológica para poder vivir un poco mejor.

- Leer más historias

- Apúntate a la marcha de la AECC.

Etiquetas