Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

A Choven Compañía se estrena con la obra 'La casa de Dios de Julio Basanta'

El nuevo proyecto, enmarcado dentro de la estructura del Teatro del Temple, apuesta por el texto de Lucía Grafal, que dirige Carlos Martín y se estrenará el próximo 12 de diciembre en el Teatro de las Esquinas

La actriz y dramaturga Lucía Grafal.
La actriz y dramaturga Lucía Grafal.
Toni Galán

Hablar del Teatro del Temple es hacerlo de María López Insausti, Carlos Martín o Alfonso Plou, figuras todas que remiten igualmente al Teatro de las Esquinas en la última década. Los tres confluyeron este jueves 1 de diciembre en la Harinera ZGZ del barrio de San José para dar la bienvenida oficial a un nuevo nombre del panorama teatral de la tierra: A Choven Compañía. El proyecto que ya es realidad surge como identificador de juventud y talento, y vocación a medio camino entre la experimentación, la expresión y el análisis; será un verdadero laboratorio de creación e investigación escénica.

El primer reto de A Choven Compañía es ‘La casa de Dios de Julio Basanta’, una obra escrita por Lucía Grafal y basada en la espectacular creación de arte bruto situada a las afueras de Épila; se trata de un emblema de este deriva artística en todo el mundo, catalogada como una verdadera maravilla por parte de una de las voces más autorizadas de este modo de expresión: la investigadora estadounidense Jo Farb, profesora del Departamento de Arte e Historia del Arte de la Universidad estatal de San José, en California, quien ha abogado en varias ocasiones por la protección de ‘La casa de Dios’. 

La obra se representará el 12 de diciembre (20.30) en el Teatro de las Esquinas, y las entradas valen 8 euros en teatrodelasesquinas.com y taquilla. Hay programado un segundo pase el día 20 de este mes en el mismo espacio y a la misma hora.

Observación y nueva visión

La obra de Grafal, dirigida por Carlos Martín, pivota sobre dos patrones: el teatro documento y la autoficción. Se trata de una obra que nace de la observación, con referentes palpables, en la que el narrador es el primer protagonista. “A Choven Compañía unirá el talento consolidado con el emergente”, apuntó Martín, mientras que Plou explicaba que la idea surge de los talleres de dramaturgia del laboratorio ZIES. “La idea surgió hace dos años, pero ha tomado forma en los últimos meses con la unión de diferentes esfuerzos”.

La actriz Lucía Grafal, quien se estrena como dramaturga, calificó la obra de “aventura” y recalcó que la historia de Julio Basanta le enganchó desde el principio. “Bucear en la hemeroteca y los autos judiciales, un lenguaje muy distinto al que uso habitualmente, y hacer el trabajo de campo con vecinos y expertos ha sido apasionante, porque te lleva a conocer las miradas de la gente”.

Los intérpretes Álex Aldea y Estefanía Gijón representaron al elenco en la puesta de largo de A Choven Compañía, junto a Cristina Laborda (directora del proyecto Andar de Nones dentro de la Asociación TEAdir, y responsable de la escenografía) y la actriz y escenógrafa Olga Arnal; tanto Laborda como Arnal recalcaron la riqueza del recorrido expositivo. El videógrafo Javier Estella completó en la Harinera la representación del abanico de personas involucradas en el proyecto, e hizo hincapié en la tarea de documentación y reelaboración gráfica para hacer su aporte a ‘La casa de Dios de Julio Basanta’, que sigue en fase de ensayos y ya atisba en lontananza su próximo estreno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión