Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

‘Zaragoza en la mirada centenaria de Thomas’, un viaje emocionante al pasado de la ciudad desde el Patio de la Infanta

La muestra fotográfica, que consta de 60 imágenes en gran formato y una colección de postales, estará abierta al público hasta el próximo 31 de enero

Una de las imágenes expuestas en el Patio de la Infancia y rescatadas del bagaje documental sobre Zaragoza de Casa Thomas.
Una de las imágenes expuestas en el Patio de la Infancia y rescatadas del bagaje documental sobre Zaragoza de Casa Thomas.
Toni Galan

Fundación Ibercaja alberga desde este jueves 3 de noviembre en el Patio de la Infanta la exposición fotográfica ‘Zaragoza en la mirada centenaria de Thomas’; está compuesta por 60 reproducciones procedentes de la Fototipia Thomas, empresa puntera del sectobr en el concierto nacional e internacional, asentada en Zaragoza desde 1901. La muestra, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 31 de enero, escudriña con mimo el periodo vivido por Zaragoza entre 1908 y 1923, y se recrea en edificios civiles y religiosos, calles, plazas, puentes, y otros espacios emblemáticos de la ciudad. Son ampliaciones obtenidas desde delicadísimos negativos de nitrato, cedidos por coleccionistas privados; el comisariado de la exposición es de María Pilar Gonzalo, de la Asociación Anteayer Fotográfico Zaragozano.

José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja, hizo hincapié este jueves en el carácter vitalista de la muestra, ya que a través de un repaso a las infraestructuras arquitectónicas se recrea igualmente el modo de vida de los zaragozanos en aquella época. Asimismo, Rodrigo confería a esta iniciativa el carácter excepcional que adorna a los pioneros, ya que muchas de las imágenes nunca se había reproducido anteriormente en modo alguno, ni con fines artísticos ni en publicaciones compilatorias o periódicas. La comisaria quiso reconocer además el trabajo de digitalización de José Carlos Rodríguez Vicente.

María Pilar Gonzalo comenta detalles de una de las imágenes con José Luis Rodrigo.
María Pilar Gonzalo comenta detalles de una de las imágenes con José Luis Rodrigo.
Toni Galan

Gonzalo agradeció el trabajo de sus compañeros de la Asociación y las generosas donaciones, imprescindibles para este reto expositivo, llegadas de La Fundación Anastasio de Gracia de Madrid, el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya o las colecciones privadas de Manuel Ordóñez (presente en la sala), Javier Mollat, Victoria Moya, José Luis Cintora, Javier Velázquez y Francisco Palá. Este último proporciona a la exposición un elemento distintivo muy singular en forma de postales de Fototipia Thomas (expuestas en vitrinas por las salas del Patio de la Infanta) y las cianotipias o impresiones de negativos (suelen ser monocromas, en azul prusiano, pero las de Palá son en tricromía) que servían como pruebas a la hora de comprobar la luz, el encuadre, el foco y la nitidez en los rostros.

La muestra tiene el aliciente de exhibir lo ya desaparecido o profundamente modificado junto a imágenes reconocibles del Mercado Central, la Lonja, la plaza de toros o la antigua Facultad de Medicina. El puente colgante del Gállego, por ejemplo, llama poderosamente la atención. Lo mismo pasa con el edificio de la Universidad Literaria en la Magdalena, derrumbada en los años 70 y que hoy es el instituto de secundaria Pedro de Luna. Los tranvías, los antiguos cafés (como el Moderno, en la esquina del Coso con la calle Alfonso) y las apariciones casuales de los ciudadanos jalonan las imágenes; Gonzalo señalaba igualmente la particularidad de que “las personas no solían posar para un fotógrafo en plena calle a principios del siglo XX, pero aquí vemos fotografías con ese perfil. Además, dada la imposibilidad técnica de hacer grandes ampliaciones en aquellos años, esas personas probablemente no llegarían a ver sus retratos”.

Obviamente, la poesía que acompaña siempre a la nostalgia es un activo extra, pero en este caso subyace una voluntad expositiva singular; las cartelas que acompañan a las imágenes no se limitan a lo meramente explicativo, sino que se convierten en una suerte de diálogo entre personalidades relevantes de la Zaragoza de aquellos años. En esas breves charlas hay anécdotas, retranca y, por supuesto, un mucho de emoción.

Actividades paralelas

La jefa del área de Cultura de Fundación Ibercaja, Mayte Ciriza, recordó que los miércoles de noviembre (a las 18.00) habrá visitas guiadas a la exposición, con la presencia y las explicaciones de su comisaria. Además, se han programado tres conferencias en el marco de la exposición; la primera será el jueves 10 de noviembre, con María Pilar Gonzalo y el mentado Manuel Ordóñez.

La segunda llegará el martes 22 de noviembre y la protagonizará Laia Foix, coordinadora del Departamento de Documentación e Investigación del Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya, con el título ‘Apuntes sobre Fototipia Thomas, un archivo con fotografías inéditas de Zaragoza’. Ese mismo día hablará José María Uría, doctor en Ciencias de la Información y director del centro documental Anastasio Gracia; su charla versará sobre la Fototipia Thomas como la ‘destrucción y reconstrucción de un patrimonio fotográfico irrepetible’.

El ciclo de alocuciones concluirá el 21 de diciembre con el coloquio sobre la casa Thomas entre María Pilar Gonzalo y el ingeniero y diseñador Luis Francisco Ríos, clave en el desarrollo de la exposición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión