Tercer Milenio

Llega 'El otro Tom', la película que cuestiona los psicofármacos en niños

El germen de la película surgió de su propio interés como padres de dos niños sobre los problemas de conducta en la infancia.

Frame del tráiler de 'El otro Tom'
Frame del tráiler de 'El otro Tom'
YouTube

Los cineastas uruguayos Laura Santullo y Rodrigo Plá reflexionan sobre los trastornos mentales infantiles y las dudas sobre su tratamiento en la cinta 'El otro Tom', que llega este viernes a las salas españolas y para la que dedicaron cerca de una década de investigación, explican en una entrevista con Efe.

El germen de la película surgió de su propio interés como padres de dos niños sobre los problemas de conducta en la infancia, después de encontrarse con una gran cantidad de menores diagnosticados con trastornos de conducta que además eran medicados desde muy temprano.

"Cuando nuestros hijos eran pequeños empezamos a detectar en nuestro entorno más inmediato cómo otros niños de su edad tomaban medicación psiquiátrica con frecuencia, mientras el número de niños diagnosticados con THDA (Trastorno con Hiperactividad y Déficit de Atención) crecía exponencialmente. Decidimos indagar sobre ello”, detalla Santullo.

Los cineastas aseguran que la película es fruto de un largo proceso de investigación sobre las distintas terapias psiquiátricas en menores en varios países del mundo.

"Descubrimos que los niños latinos, descendientes de mexicanos, tenían un alto índice de medicación psiquiátrica, lo cual nos hace pensar que esa evaluación de la conducta de pronto es limitada porque no sabemos si hay padres ausentes, si vienen de situaciones difíciles del otro lado", añade.

La coproducción méxico-estadounidense 'El otro Tom' está rodada en El Paso (Texas, EE. UU.) casi sin actores profesionales, y narra la historia de Elena (Julia Chávez), una madre soltera que depende de los servicios sociales, y su hijo Tom (Israel Rodríguez Bertorelli), con problemas de comportamiento.

Empujada por la situación crítica que vive su hijo en la escuela, Elena se ve forzada a reconocer el trastorno de THDA de este y a suministrarle las pastillas correspondientes para tratar su condición. Sin embargo, pese a que su comportamiento mejora, la acción es catalogada como negligencia, por lo que se enfrenta al riesgo de perder la custodia de su hijo en manos del Estado.

"Queríamos rodarla en Estados Unidos porque nos parecía que era importante hacer la película en un lugar donde el Estado tuviera más presencia; hasta ahora situábamos a los personajes en países en los que al Estado le daba todo igual", dice el también director de "Un monstruo de mil cabezas" (2015).

'El otro Tom' tiene un objetivo claro: "Cuestiona un poco la idea de que los niños tengan que ser de un modo u otro y cómo ciertas conductas, que no dejan de ser propias de la infancia, se tratan como trastorno y encima se les medica por ello", apunta Santullo.

Asimismo, los cineastas decidieron rodar el filme en El Paso que, aunque sea parte del estado de Texas, es limítrofe con México, para así retratar también las difíciles condiciones de vida de los inmigrantes latinos.

"Hay una comunidad propia en el sur de Estados Unidos, que es la mexicana-americana, que habla 'spanglish', que son americanos pero tampoco lo son del todo, que tampoco son mexicanos pero tienen raíces profundas en México, que están un poco en el borde", explica Plá.

Una realidad que les influyó a la hora de elegir a los actores ya que no querían a actores mexicanos, sino que tuvieran mezcla: "Fue un trabajo intenso y para encontrar a los niños actores se desarrollaron con Diana Sedano (actriz y directora) varios talleres gratuitos y lúdicos de actuación. Así es como llegamos a Israel Rodríguez Bertorelli, un niño muy peculiar y lleno de talento”, explica el director.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión