Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Reliquias de santos aragoneses, a la venta a diario en las salas de subastas en internet

Se ofrece en Francia una pieza de orfebre zaragozano con vestigios de San Valero y San Braulio

Las dos caras de la pieza que se está subastando en Francia, con reliquias de San Valero y San Braulio
Las dos caras de la pieza que se está subastando en Francia, con reliquias de San Valero y San Braulio
Interencheres

Las fotografías de un relicario circulan desde hace días entre los historiadores del arte aragoneses. Se trata de una pieza con punzón zaragozano (es decir, firmado por algún orfebre de la ciudad), que tiene sendas reliquias de San Valero y San Braulio, que ha salido a subasta en Francia y se estima que puede alcanzar un precio de entre 6.000 y 8.000 euros. Se trata de una pieza tan ‘aragonesa’ (por el platero que lo hizo, porque San Valero es patrón de Zaragoza y San Braulio de su universidad), que suscita interrogantes. El primero, cómo ha acabado en Alençon, donde aparece ahora, y si llegó allí por compra o donación; por robo o botín de guerra. El portal de subastas que lo promociona, Interencheres, no aclara las cosas en su descripción: "Custodia relicario de los santos Valero y Braulio de Zaragoza, en oro esmaltado y cristal de roca. Norte de España, platería aragonesa, primer cuarto del siglo XVII".

Carolina Naya, profesora de Historia del Arte y de Gemología de la Universidad de Zaragoza, conoce la pieza únicamente por las fotografías que están circulando. Por eso no quiere emitir juicios taxativos, pero asegura: "Parece guarnecida en oro esmaltado en Aragón, a partir de material importado, en este caso milanés, que por aquel tiempo se extraía de los Alpes y la zona de San Gotardo. El cristal de roca (cuarzo hialino incoloro y transparente) es emblemático de la devoción española en época de los Austrias. El contorno octogonal es el que nos permite datarlo a fines del siglo XVI. Los esmaltes también coinciden con la cronología: opacos (blanco y negro) y translúcidos (o de ‘trasflor’) en verde y azul para la guarnición alrededor del conjunto".

A juicio de esta especialista, hay dos elementos que son añadidos posteriores, el copete en forma de cruz latina, que puede ser de finales del siglo XVII o del XVIII, y el apoyo metálico con cuatro patas que sirve de base a la peana de cristal de roca y que pudo ser incorporado en el siglo XIX.

La subasta ‘online’ de este relicario se cierra el 4 de junio y ha vuelto a poner de manifiesto el auge imparable del coleccionismo de reliquias y de relicarios en los últimos años. Cientos de ellos se ofrecen a diario en internet. Cualquiera que curiosee en ebay descubrirá que en estos momentos hay a la venta casi 2.000 relicarios, que recorren todo el santoral y toda la fe católica. Desde uno procedente de una iglesia irlandesa con 50 reliquias, entre ellas de la cruz de Cristo, de los 12 apóstoles y de los cuatro evangelistas (12.100 euros) hasta una docena de María Teresa de Ávila, con precios, según la pieza, de entre 450 y 1.450 euros. Uno de ellos (1.110 euros) incluye además un fragmento diminuto de la túnica de la Virgen María. También de la Cruz donde murió Cristo, con certificado de autenticidad del abad de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén en 1878 (2.300 euros).

Hay relicarios de piedras y metales preciosos y algunos más humildes. Y los hay también de santos aragoneses. Estos días, por ejemplo, se puede conseguir uno de Santa Engracia a través de un vendedor portugués (130 euros).

Pero el negocio de reliquias no se limita a los portales de subastas ‘online’. Se mueve tanto dinero en torno a ese tipo de comercio que muchos anticuarios de los cinco continentes las ofrecen en sus páginas ‘web’. The Russian Store, firma establecida en Boston, tiene cientos, entre ellos varios del mártir oscense/zaragozano San Vicente (uno a la venta por 2.600 euros).

El comercio es tan lucrativo que ha desatado los robos. Solo en Italia se denuncian unos 500 al año y también este fenómeno es a escala global: en 2018 fue detenido un anticuario zaragozano por el robo y receptación en Milagro (Navarra) de un centenar de piezas de arte sacro. Entre ellas destacaba un relicario con un ‘lignum crucis’, un trozo de la Cruz de Cristo.

También se han disparado las falsificaciones, incluso de piezas modernas. Un especialista asegura que son falsos el 100% de los cabellos de Juan Pablo II y de la Madre Teresa de Calcuta que se ofrecen en internet a precios que rondan los 50 euros.

Hace ahora cinco años tuvo que intervenir también la Iglesia católica ante este descontrol. La Congregación para las Causas de los Santos prohibió la venta de reliquias y su exposición en lugares profanos. Ebay también puso restricciones, pero ha sido como intentar poner puertas al campo. El coleccionismo de reliquias, sean auténticas o no, sigue más vivo que nunca.

La Universidad de Zaragoza es una referencia en el estudio de las reliquias gracias a unas jornadas internacionales que ya han cumplido seis años y que pusieron en marcha los profesores Carolina Naya y Francisco Alfaro. "Es un proyecto de innovación docente de referencia -señala Carolina Naya-. Cuando lo pusimos en marcha queríamos iniciar a algunos alumnos en el estudio de las reliquias de forma interdisciplinar. Empezamos tres profesores y ahora somos ya 18, especialistas en campos como la historia antigua, la arqueología, la historia del arte, la filología... Y ofrecemos visiones transversales en cuanto a las disciplinas científicas y en cuanto al tiempo, llegando a época contemporánea: hemos hablado también de reliquias de artistas como Ingres o Goya, de las reliquias en el cine... Hemos abordado también otras religiones, hablando del diente de Buda, e incluso aquellas que pueden considerarse reliquias aun siendo profanas: los restos del Cid se veneraron como si lo fueran".

De cada edición de las jornadas se realiza una edición digital, muy consultada. M. G.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión