Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Aparecen restos de la muralla medieval de Zaragoza y no serán conservados

En las últimas semanas las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz dos torreones de tapial en el solar del paseo de María Agustín, 40.

En el centro de la imagen, de forma rectangular, uno de los torreones de la muralla medieval que protegía los arrabales de la ciudad
En el centro de la imagen, de forma rectangular, uno de los torreones de la muralla medieval que protegía los arrabales de la ciudad
Toni Galán

El solar del paseo de María Agustín número 40, donde una promotora privada tiene previsto construir un edificio de viviendas, no deja de ofrecer sorpresas históricas. Las excavaciones arqueológicas realizadas en las últimas semanas allí han sacado a la luz importantes vestigios de la muralla medieval de Zaragoza, entre ellos dos torreones de planta rectangular. 

En algunos puntos los restos tienen más de cinco metros de altura. Como se recordará, hace unos meses ya se encontraron restos humanos, al parecer de época moderna. Y, a principios del año pasado, la empresa constructora, Gestihabitat, escuchó a varias asociaciones culturales que reclamaban que se conservara la puerta del antiguo cuartel de Caballería que se alzaba antiguamente en el solar, por ser el primer punto de la ciudad por el que entraron los franceses en la Guerra de la Independencia.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte de la DGA obligó a realizar excavaciones arqueológicas prácticamente en todo el solar, delimitado en el lado paralelo por la calle de Benjamín Jarnés. Muy cerca de esta calle y de la plaza de toros ha sido donde han aparecido los restos de la muralla medieval, que no serán conservados. 

Fuentes del Departamento señalaban este viernes que "la Dirección General de Patrimonio ha resuelto autorizar el inicio de las obras de cimentación en el solar del antiguo Cuartel de Caballería, ubicado en el número 40 del paseo María Agustín (...). La decisión comporta la retirada de los restos arqueológicos ya documentados, en los que se ha trabajado exhaustivamente en los últimos meses bajo la dirección de tres arqueólogos. 

La excavación arqueológica ha documentado restos muy arrasados de viviendas islámicas, así como parte de un horno alfarero del siglo XVI y restos de diversas estructuras de origen medieval, así como otras de los siglos XVIII a XX, en buena medida correspondientes a pozos y canalizaciones, que se han documentado rigurosamente. Tras su documentación, se procederá a su retirada para que puedan comenzar las obras". Es en el pasaje de "restos de diversas estructuras de origen medieval" donde cabe encuadrar algo como dos torreones de la antigua muralla, cuya existencia han podido ver desde sus ventanas muchos vecinos del inmueble de Benjamín Jarnés, 6, y del edificio cercano de Telefónica.

Especialistas como Juan Paz, autor de varios trabajos sobre las murallas de Zaragoza, aseguran que el hallazgo "parece coincidir con los estudios de Isabel Falcón, que en su libro ‘Zaragoza en el siglo XV. Morfología urbana, huertas y término municipal’ superpone las estructuras de la Zaragoza de 1472 sobre el plano de la ciudad de 1769. Y, según esa superposición, el trazado iba por allí".

De la muralla medieval de Zaragoza se conocen al menos tres tramos más: dos de ellos se ubican en la calle de Asalto, y se conocen como 'de los Sitios', por el importante papel que jugaron en la Guerra de la Independencia para la defensa de la ciudad. El otro está en la calle de Alonso V. Los tres fueron realizados en ladrillo y tapial. Los restos encontrados ahora son enteramente en tapial (pared de tierra apisonada), lo que parece indicar que podrían remontarse a época árabe. En cierta medida se parecen bastante a la muralla árabe de Córdoba. Pero este argumento no es concluyente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión