Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cine. ocio y cultura

Jordi Xifra: "Que exista el Centro Buñuel de Calanda es un maravilloso milagro"

Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad, nacido en Barcelona en 1961, adquirió la casa que perteneció al cineasta turolense

[[[HA REDACCION]]]1642778259104.jpg
Jordi Xifra, editor y estudioso de Luis Buñuel y director del CBC, estuvo en Zaragoza el pasado lunes.
A. C. /Heraldo

¿De dónde le viene esta pasión por Luis Buñuel? Ha publicado 'Max Aub / Luis Buñuel. Todas las conversaciones' (PUZ), en dos volúmenes, y ahora ofrece la 'Obra literaria reunida' en Cátedra.

Estudié en el Liceo Francés. Y en el año 1977 estudiábamos el surrealismo. A mí, hijo de un figuerense, pariente lejano de Dalí, el surrealismo me fascinó. Me empezaba a gustar el cine y en aquel momento aparece Luis Buñuel, se estrena ‘Ese oscuro objeto del deseo’ y a la vez reestrenban ‘El perro andaluz y ‘La Edad de Oro’. Fui a ver ‘La Edad de Oro’ como si fuera a ver un experimento raro, y la vi quince veces.

¿Quince?

Iba a verla cada día. A una sala que era del crítico de cine Jaume Figueras. Cines Ars. Y me enganchó. Y vi el ciclo mexicano y aquel hombre me entusiasmó. Pero nunca me dije voy a comprarme todo lo que pueda de este director.

Cosa que sí haría luego.

Empezaba a interesarme muchísimo el cine. Se estrenaban aquí ‘El acorazado Potemkim’, porque había estado prohibida, ‘La guerra de las galaxias’, el ‘Tiburón’ de Steven Spielberg, veías a Werner Herzog. Era un momento eufórico. Había motivos para ir al cine cada día.

¿Cuál fue entonces su impresión de ‘Ese oscuro objeto del deseo’?

Me preguntaba «cómo este hombre es capaz de hacer esto». Yo entonces tenía muchos prejuicios hacia el cine español. Me impresionó esa película y el ciclo mexicano. Entonces, no quise investigar ni escribir nada de Buñuel. Prefería disfrutarlo. Ahora las cosas han cambiado y me he tirado a la piscina con la edición de los textos de Max Aub, en las Prensas Universitarias de Zaragoza, y con una edición anotada sus ‘Obra literaria reunida’ en Cátedra. De lo que me habían explicado de los surrealistas, pensaba con admiración: «Estos tíos, qué bestias. Se iban al cine y se salían un cuarto de hora antes para imaginarse la película. El amor loco, el poder del subconsciente».

Está hablando de hace 45 años más o menos. ¿Cuándo empezó a dedicarse a recoger y coleccionar materiales de Buñuel?

Poco a poco. Yo he sido y soy coleccionista de películas. Tengo 15.000 películas en casa en formato dvd. Me he pasado la vida grabando. Estaba en la mili y a mi hermano le pedía que me grabase el ciclo Buñuel, que proyectó TVE en tiempos de Pilar Miró: «Por favor, acuérdate, hoy es la noche de Buñuel». Luego he sido un comprador compulsivo de libros de cine. Y todo lo que salía de Buñuel en francés, inglés y castellano intentaba hacerme con ello.

¿Cómo es su biblioteca buñuelesca?

En esas tres lenguas, y alguna más, debe estar casi todo. Algunos cinéfilos han dicho que mi biblioteca de cine es de las más importantes que han visto nunca, pero esas cosas nunca se saben ni tampoco importan tanto. Me he gastado mucho dinero en libros y en películas, ahora ya menos, porque ahora compro algún fetiche y cualquier nueva edición que sale de Buñuel. Sí porque siempre quieres saber qué copia manejan, cómo son los extras, los detalles técnicos...

[[[HA REDACCION]]]1642778205571.jpg
Jordi Xifra (Barcelona, 1961) adquirió en 2014 la casa familiar de los Buñuel en la plaza de Calanda, ante la iglesia.
A. C. /Heraldo

¿Cuáles serían las dos o tres películas ideales de iniciación al universo de Buñuel?

Buñuel, digámoslo así, quiere incomodar al espectador. Creo que para entender al cineasta aragonés hay que partir de donde nace, el surrealismo, y hay que entender su cine surrealista. Y creo que hay que ver ‘La Edad de Oro’ o ‘El perro andaluz’. Del cine mexicano, que es para mí la quintaesencia de Buñuel, recomiendo ‘El ángel exterminador’, película que la pandemia ha puesto de actualidad.

"Creo que para entender al cineasta aragonés hay que partir de donde nace, el surrealismo, y hay que entender su cine surrealista. Y creo que hay que ver ‘La Edad de Oro’ o ‘El perro andaluz’", dice Jordi Xifra

¿Más que ‘Los olvidados’, esa defensa de los niños, y a la vez denuncia de su situación?

Esta es la otra gran película de Buñuel que le iba a decir. Es un Buñuel narrativamente más clásico con una historia que posee un mensaje más subversivo. La puesta en escena es clásica, sin elementos vanguardias que convivan con un discurso transgresor. Ves ‘Los olvidados’ y dices: «Este es el anarquista revolucionario...». Buñuel era un director de cine como la copa de un pino, manejaba la situación y sabía colocar muy bien a los actores. Lo tenía todo en la cabeza, y en sus escritos de cine me parece que lo demuestra. Me he convertido en un buñueliano integrista.

¿Qué ha encontrado, ahora que viene tanto a Calanda, entre el pueblo y la obra del cineasta?

Bueno, estoy en Calanda por azar. Andaba por Bilbao y estaba suscrito a la lista de distribución del centro, y me llegó un email de la inauguración de una exposición del CBC. Fui a ver el Centro Buñuel de Calanda, y luego di una vuelta por el pueblo. Y vi la casa del director, que estaba en venta. Llamé y me dijeron: «Estamos estudiando todavía qué hacer». Y al cabo de un mes me llamaron, «¿todavía está interesado?». Fui a verla y me preguntaron: «¿Por qué no se la queda entera?». Me dijeron el precio, me pareció muy asequible para ser la casa de Buñuel. Dije para mis adentros: «¡Qué suerte tengo!» y me la quedé. Fue en 2014.

Vayamos con la respuesta aplazada. ¿Cuál sería la conexión, qué ha percibido?

Sin conocer a fondo todos los aspectos maños, me imagino su infancia y veo que está muy presente, más allá de las referencias claras a la Venta del Lobo o al monte de Tolocha, veo que hay un punto telúrico en Calanda que lo puedes percibir en el cine de Buñuel. Y a la vez tampoco es lo que impregna todo su cine. El surrealismo está claro, y él mamó el surrealismo francés. Y todo eso lo alimentó con todo su bagaje de cultura española y de la novela española, y de la novela rusa, especialmente Dostoievski, del que era un gran lector. El director era un gran conocedor de la gran miseria de la sociedad rusa. El cóctel es brutal. Ves ‘Simón del desierto’ y te parece que lo haya filmado en Calanda por esa manera de manejar los espacios abiertos.

Incorporemos a Lorca y a Dalí al tema del diálogo. ¿Cómo ve esa relación?

Creo que es una relación de amor y odio, de decepciones, de amistad y de cariño, y de celos. Sospecho que Luis Buñuel era muy celoso, aunque no envidioso. Si miramos la trayectoria de Buñuel, vemos que le debe mucho a García Lorca, y que fue cruel con él, por el tema del ‘Romancero gitano’. Buñuel se va a Francia, ve que lo que hacen aquí no tiene nada que ver con lo que hacen allí, se alinea más con lo que hacen en París, y entiende que Lorca, que es quien se podía acercar más a la inspiración surrealista francesa, va hacia el ‘Romancero’ y cae en el, para él, simbolismo barato, y se lo carga. Según Max Aub, ‘el perro andaluz’ es el propio Lorca. No sé si Luis Buñuel no lo entendió, si esperaba de Lorca otra cosa o estaba muy imbuido de lo que hacían los franceses, pero creo que sí, que ahí uno de los más malos fue Buñuel. Salvador Dalí solo ejercía de comparsa, pienso yo.

"En Buñuel había un espíritu provocador, y sinceramente creo que había más de provocación y desafío que animadversión o voluntad de destruir a su amigo Federico", afirma Jordi Xifra

Sin embargo, Buñuel diría de Lorca que «la obra maestra era él».

Es cierto. Así lo sentía. Y Juan Luis Buñuel contaba que alguna vez había llorado pensando en él. Claro. En Buñuel había un espíritu provocador, y sinceramente creo que había más de provocación y desafío que animadversión o voluntad de destruir a su amigo Federico.

¿Cómo lleva la dirección del Centro Buñuel de Calanda?

Hacemos todo lo posible para que Luis Buñuel esté en el mapa y para promover su figura y su cine. Sé que hoy en día vender a Luis Buñuel no es nada fácil. Se entiende mejor en Francia que en España. Mucho mejor. Es una pena pero es así. Que exista este centro es un maravilloso milagro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión