Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

viajes

Santiago Sánchez, a Catar en el coche de San Fernando: el caminante solidario hace paradas técnicas en Bello y Calamocha

Este madrileño de Alcalá de Henares quiere llegar al país árabe en diciembre para presenciar allá el mundial de fútbol; en su viaje recoge residuos, planta árboles y recibe apoyo de vecinos, empresas e instituciones.

Santiago Sánchez, con la concejal de Calamocha Sonia Palacio.
Santiago Sánchez, con la concejal de Calamocha Sonia Palacio.
HA

Santiago Sánchez nació en Alcalá de Henares, y trabaja como logista; juega al fútbol en el club deportivo Valdeavero, pueblo situado en el límite entre la Comunidad de Madrid y Guadalajara, y hace dos años y medio se fue a Arabia Saudí a ver al Real Madrid en la Supercopa de España de fútbol, pero no cogió el avión, ni un barco en un puerto de la costa mediterránea española. Como tenía la posibilidad de hacer una pausa en su trabajo, hizo el viaje en bici; salió a mediados de septiembre de Alcalá y llegó el 2 de enero de 2020 al país árabe. En la vuelta, tras un trayecto por barco entre Turquía y Grecia, le pilló el inicio de la pandemia en el país heleno, y acabó en un campo de refugiados en Macedonia del Norte; toda una odisea, que acentuó su vocación de voluntario en causas humanitarias.

Aquella aventura le dejó huella, y con la llegada de este 2022 se ha propuesto un reto aún mayor, también relacionado con los viajes sostenibles, la solidaridad y el fútbol: llegar a Catar en el coche de San Fernando, un ratico a pie y otro andando (6.800 kilómetros) en diciembre para ver allá el mundial de fútbol y animar a la selección española, que quiere añadir otra estrella a su camiseta doce años después de lograr su primer título en la máxima competición futbolística de selecciones.

Santiago anda estos días por el Jiloca, después de quince días de caminata. “Mi empresa me ha dado un trato inmejorable; puedo acometer la aventura y tengo garantizado un puesto de trabajo a mi regreso. Además, he contado con apoyo institucional y de particulares. De Paracuellos de Jarama, por ejemplo, llegó ayuda del Ayuntamiento y patrocinio de un gimnasio y de la habitante más famosa del pueblo, Belén Esteban, con su marca gastronómica. En Aragón me apoya Podoactiva, por cierto, y lo que no está faltando es la solidaridad de las personas que he ido encontrando por el camino hasta ahora. La aventura te da cada día enseñanzas de la vida, me ha aportado más de lo que hubiera hecho una carrera universitaria, la verdad”.

Tras un acto en Paracuellos el pasado día 8 y la salida oficial desde San Sebastián de los Reyes (donde reside) al día siguiente, comenzó su viaje, pedestre en esta ocasión. Lleva su mochila y un carrito con material de apoyo, donde tiene ropa de abrigo, una tienda de campaña y algunos objetos, como 500 lapiceros con una semillita que le dio una de sus empresas patrocinadoras; con ello pretende fomentar la plantación de árboles allá donde va. De La Yunta, en Guadalajara, llegó hace tres días a Bello (Teruel). “Allá me esperaba el alcalde gracias a la gestiones de Sonia Palacio, concejal de Calamocha, donde llegué este jueves. En Bello me habían guardado una comida caliente y una habitación para hacer noche. En el camino, por cierto, voy recogiendo residuos plásticos y latas en bolsas y los llevo a la siguiente parada, a fin de depositarlos en su contenedor correspondiente”.

Desde Calamocha, y nuevamente gracias a la mediación de la concejal Palacio, quiere llegar a Alcañiz. “Aquí en Aragón he conocido gente muy maja. Entre Bello y Calamocha charlé con un grupo junto a la laguna de Gallocanta, estaban avistando las grullas, fue muy bonito. ¡Pararon dos coches a darme agua y chocolatinas! Son gestos que te alegran el alma. Bueno, y la propia Sonia ha contactado con pueblos en la ruta hasta Alcañiz para ayudarme con los hospedajes en albergues o casas sociales, y las paradas técnicas. Esta semana hace mucho frío, pero me iré apañando, y siempre tengo mi tienda de campaña”.

Santiago va haciendo un relato gráfico de su aventura en su cuenta de Instagram, @santiago_sanchez_cogedor. “Lo de Cogedor es apellido materno, ¿eh? No se refiere a lo de los residuos -ríe- aunque se dé el caso. De Alcañiz quiero ir hacia la costa para ir subiendo junto al mar hacia Francia, a ver cómo evoluciona el clima”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión