Ocio y Cultura
Suscríbete

cine y fotografía. ocio y cultura

Jorge Fuembuena: "La foto de John Malkovich fue la más compleja en indicaciones"

Nacido en Zaragoza, en 1979, este fotógrafo de talla internacional y muy premiado inauguró en Independencia la muestra ‘A través del retrato’.

Jorge Fuembuena lleva dos décadas trabajando en fotografía fija en España y en Europa.
Jorge Fuembuena (Zaragoza, 1979) lleva dos décadas trabajando en fotografía fija en España y en Europa.
José Miguel Marco.

«De las fotos de Jorge Fuembuena me emociona que indaga en el otro lado, en lo que no queremos mostrar ni contar de nosotros, en lo que ocultamos por pudor, por corrección social o por vergüenza. Se trata de una mirada libre, lúdica, transgresora. Un soplo de aire fresco», dice la guionista y directora Vicky Calavia, coordinadora de Festival Internacional de Cortometrajes ‘La Mirada Tabú’, a propósito de la exposición ‘A través del relato’ de Jorge Fuembuena, que se inauguró ayer en el paseo de la Independencia y que se suma a otras exposiciones individuales colectivas e individuales, amén de sus colaboraciones con Álex de la Iglesia, Paco León y Pilar Palomero, entre otros.

¿Qué es la fotogenia?

Es esa capacidad hipnótica de poder de atracción que hace que una mirada sea mágica. Pienso por ejemplo en la actriz Emma Suárez. Me encantó en las películas de Julio Medem, me conquistó y ahora es íntima amiga mía. Creo que la suya es mi foto favorita:por ella, por su mirada, por nuestra complicidad. ¡Por todo!

¿Se enamoró de alguien? Juliette Binoche, Monica Bellucci, Penélope Cruz, Kirsten Stewart...

De Emma Suárez y de mi madre, que ha sido un faro, luz y tierra en mi mundo de libertad, como ya dije otra vez.

Ya que nos revela eso. ¿Cuál fue la foto más difícil?

Sin duda, la de John Malkovich. Fue la más compleja de indicaciones, hubo que trabajarla mucho. Y él colaboró.

¿Y cuál sería su autorretrato? ¿Cómo lo haría?

¿El mío? Podría ser el de Louis Garrel, actor y director francés nacido en París en 1983.

"De los cinco minutos de que dispongo, tres los uso para hablar con ellos, para enseñarles algo de lo que he hecho, y si me conocen les digo: «Vamos a jugar a esto». Les propongo un estado de prospección, un estado emocional y a través de eso, de la voluntad de penetración, de la conexión, de la empatía, y todos esos parámetros funcionan a favor del retrato"

¿Recuerda cómo empezó?

Comencé hace 19 años, creo que con el retrato de Fernando León de Aranoa, que tiene algo de retrato pictórico. Eso es algo que hago a veces y que me está interesando mucho. Empecé por los españoles en el Festival de Cine de Nantes, luego hice también Marsella, después inicié mis colaboraciones con San Sebastián, Málaga, Cannes, la Academia de Cine. Ahora también hago muchos rodajes internacionales… Empecé con la esfera nacional, y sus componentes ya son como de la familia, más que amigos.

Exposición del fotógrafo Jorge Fuembuena en el centro de Zaragoza
Exposición del fotógrafo Jorge Fuembuena en el centro de Zaragoza
José Miguel Marco

¿Qué es más difícil retratar actores o directores?

Directores. Los actores manejan unos patrones de representación y unos códigos con los que realmente controlan sus apariencias casi como quieren. Los directores casi miran a través de tus ojos, te devuelven la mirada, pero tienes que darles unas indicaciones muy claras. Para presentar su rostro debes tener una cierta voluntad, sobre todo, de claridad: que se perciba tu idea, lo que buscas.

¿Qué busca? En sus retratos se perciben muchos estados de ánimo: melancolía, abandono, serenidad, casi ira, indiferencia.

Hay una ausencia de hipérboles visuales o de sobreactuación, son imágenes que dan una cierta calma, una cierta serenidad. Son imágenes que sí responden a una actitud más de ‘performance’ o de ‘happening’. En el estado en el que me encuentro ahora voy eliminando todo lo accesorio, lo anecdótico, y me voy quedando con el rostro, con la mirada sobre todo como campo de acción.

Jorge Fuembuena alterna sus fotos de cine con proyectos artísticos que han sido reconocidos en España y Europa.
Jorge Fuembuena alterna sus fotos de cine con proyectos artísticos que han sido reconocidos en España y Europa. Prepara un gran proyecto sobre Luis Buñuel.
José Miguel Marco.

¿Dispone de mucho tiempo para hacer sus fotos?

Generalmente cinco minutos. Y les propongo estados emocionales relacionados con el miedo, la ira (como la de Malkovich), la fragilidad. De esos cinco minutos, tres los uso para hablar con ellos, para enseñarles algo de lo que he hecho, y si me conocen les digo: «Vamos a jugar a esto». Les propongo un estado de prospección, un estado emocional y a través de eso, de la voluntad de penetración, de la conexión, de la empatía, y todos esos parámetros funcionan a favor del retrato.

Perdone, veo la del director italiano Luca Guadagnino, ¿qué le pidió?

No se lo va a creer: le pedí que pensase en la muerte directamente. Y entró en el juego. No solo aceptan, sino que eso les seduce. Hay una parte fundamental que es la proximidad humana.

¿Eso es todo?

Y luego, siempre, está la parte de la comunicación no verbal, de los microgestos, de los ojos y de la boca. Todos esos pequeños matices son, en mi obra, los que orientan mi trabajo hacia el retrato más psicológico en el que ahora me muevo. Querría decirle algo.

¿Quiénes son sus fotógrafos de referencia?

En el retrato, Richard Avedon. Sin duda. Me encanta. Y me gusta su facilidad para, haciendo un trabajo de encargo, dejar impronta de su autoría. Y viceversa: cuando trabaja para sí mismo, con libertad, también deja un aire de pieza de encargo, por decirlo así. Hay muchos maestros, claro. Por ejemplo Arnold Newman.

¿Sí? Díganos...

Me encanta volver a Zaragoza, exponer aquí. Me siento en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión