Ocio y Cultura
Suscríbete

La última canción que grabó El Niño Gusano, en edición de vinilo y para coleccionistas

Discos Madmua recupera ‘La pobre niña’, un tema que el grupo aportó a un cedé colectivo con letras de Rubén Darío

El Niño Gusano, en su esplendor. A la derecha, sentado, Sergio Algora. discos madmua
El Niño Gusano, en su esplendor. A la derecha, sentado, Sergio Algora. discos madmua
Discos Madmua

El sello aragonés Discos Madmua acaba de publicar, en una edición que hará las delicias de los coleccionistas, el último tema que grabó El Niño Gusano antes de separarse en agosto de 1999. El tema, ‘La pobre niña’, fue grabado deprisa y corriendo el 10 y 11 de junio de aquel año con el objeto de llegar a tiempo para incluirlo, como se les había solicitado, en un disco colectivo con letras del poeta nicaragüense Rubén Darío.

El encargo partió de Marcelo Kasal y Rubén Scaramuzzino, desde la revista ‘Zona de Obras’, y a él respondieron desde Amaral a Enrique Bunbury pasando por Caballero Reynaldo, Andrés Calamaro o Andy Chango. En su número 20 incluyó el cedé con las trece canciones, todas inéditas.

‘La pobre niña’, el single ahora editado en una cuidada y bella edición a cargo del artista Óscar Sanmartín, sale a la venta el día 22 en una tirada de tan solo 500 ejemplares y, como viene siendo ya habitual en las producciones de Madmua (info@madmuaredcors.com), se agotará en pocas horas. No tiene cara B.

Con este lanzamiento la discográfica aragonesa cierra un círculo, el de la recuperación de la obra de Sergio Algora. Trece años después de que falleciera prematuramente, la figura musical de Algora sigue proyectando una larga y refrescande sombra. Cuando falleció era el mascarón de proa de La Costa Brava, pero antes lo había sido de Muy Poca Gente y, sobre todo, de El Niño Gusano. El grupo que cantó a aquella mujer portuguesa que tenía bigote de gato y anhelaba tener bahía fue una estrella fugaz – seis años de trayectoria– pero muy luminosa. Por eso muchos, músicos o no, siguen escuchando aquellos temas inclasificables dentro del panorama de los fértiles 90 y buceando en las letras de Algora, preñadas de surrealismo continental.

Madmua ya había publicado ‘Los indios mic-mac’, un disco que reúne un tema en colaboración con Patacho, el guitarrista de Glutamato Ye-Yé, y una versión del ‘Some girls are bigger tan others’ de los Smiths; sendos discos de Tras el Francés y Cangrejus, repletos de temas inéditos; un libro con todas las letras de sus canciones, de 1986 a 2008 y otro del propio Algora, ‘Marcianos’. Además, un ‘single’ homenaje de Francisco Nixon, ‘Normandía y Algora’.

‘La pobre niña’ dice mucho de Algora y El Niño Gusano. Empezando por la selección del poema dentro de toda la producción de Darío: «Cuando cantó la culebra/cuando trinó el gavilán,/cuando gimieron las flores/ y una estrella lanzó un ¡ay!/cuando el diamante echó chispas/y brotó sangre el coral/y fueron dos esterlinas/los ojos de Satanás,/entonces la pobre niña/perdió su virginidad». Algora huyó de ‘Azul’ o de los ‘Cantos de vida y esperanza’ para bucear en los versos de juventud de Darío, en sus ‘Abrojos’, publicados en Chile en 1887.

Pero también es muy significativo el sonido, en el que fluyen guitarra, banjo, caja de ritmos y la voz de Algora. El díptico que acompaña al disco incluye un texto de Andrés Perruca, miembro del grupo, en el que explica las claves de la grabación, que acaba definiendo como "una mezcla que sabe a ensalada tropical de tonos azulados y a ron con limas y azúcar y a resaca junto al Ebro".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión