Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Madmua rescata todas las letras de canciones de Sergio Algora

El sello zaragozano publica un libro con textos fechados entre 1986 y 2008. También edita un disco con nueve temas de Tras el Francés, uno de sus grupos

El libro de letras de Sergio Algora y el disco de Tras el Francés editados por Madmua.
El libro de letras de Sergio Algora y el disco de Tras el Francés editados por Madmua.
Madmua

Las nuevas referencias de Madmua engordan una de las líneas argumentales principales de este sello discográfico tan especial, radicado en Zaragoza: el rescate de la obra de Sergio Algora. Una tarea que es compleja, por lo mucho y disperso que dejó el cantante pop y poeta, pero que, con el disco y el libro que se publican este 25 de noviembre, queda muy aquilatada. Salen un diez pulgadas de Tras el Francés, uno de sus primeros grupos, que es apenas conocido, y un volumen que contiene todas las letras de sus canciones, de 1986 a 2008.

Madmua Records, que edita en vinilo, nació hace tres años al rescate de música española de los 60 y los 70 que merecía una nueva vida, desde perlas del rock de garage nacional a los himnos de resistencia antifranquista de Chicho Sánchez Ferlosio. Supera ya las 20 referencias y este catálogo, lleno de grandes canciones, es igualmente rico en historias personales inspiradoras; David Trueba dirigió un documental sobre una de ellas, la del disco clandestino de Sánchez Ferlosio que triunfó en Escandinavia, y esta película acaba de comenzar la carrera hacia los Goya.   

Un sello paralelo, Discos Madmua, hace lo mismo, perseguir hallazgos musicales, pero atendiendo al pasado más cercano, desde los 90 hasta nuestros días. Aquí habían encajado ya tres lanzamientos relacionados con Sergio Algora: un single que le dedicó Francisco Nixon; un diez pulgadas de Cangrejus, grupo paralelo a El Niño Gusano que compartió entre 1995 y 1996 con Andrés Perruca, Miguel Yrureta, Antuán Duchamp y Javier Castanera, y un bello libro, ‘Marcianos’, coeditado con Pregunta, con textos suyos e ilustraciones de Óscar Sanmartín (ilustrador y diseñador de todas las producciones de Madmua). Y en este sello caben también las dos nuevas referencias que ahora llegan, ambas en ediciones limitadas de 500 copias. 

‘Las letras de Sergio Algora’ es un pequeño gran libro de 224 páginas con prólogo de una de las personas que mejor han compartido su imaginario, Andrés Perruca, que fue batería de El Niño Gusano, y epílogo de Francisco Nixon, compañero en La Costa Brava, el grupo de sus últimos años de vida. Ambos disfrutaron de la amistad con el cantante zaragozano, como José Ramón Tenas, Javier Castanera u Octavio Gómez Milián, que también han aportado, rebuscando en sus archivos o transcribiendo desde la memoria, para que quedara registrado lo que Algora escribió en los grupos Índice de Cuba, La Paz de Virginia, Tras el Francés, Flores al Revés, El Niño Gusano, Cangrejus, Muy Poca Gente, La Costa Brava y Oh, Capital!, más sus colaboraciones con Patacho (Glutamato Ye-yé) y Guisante.

Una red de cercanías, de complicidades, que han alimentado todos los lanzamientos de Madmua y que también explica el porqué de la predilección por Sergio Algora. "Nace de una admiración compartida por todos los que están en el sello y por el hecho de que es un genio cercano para nosotros. Porque lo conocimos y porque estamos en Zaragoza, era cercano físicamente... ‘Las letras de Sergio Algora’ condensa esta forma de hacer, porque sus amigos se han volcado en la preparación", dice su coordinador, Joan F. Losilla. Y añade: "Este tipo de libros es algo muy habitual en la cultura anglosajona, pero escasean aquí porque la música tiene poca consideración intelectual y cultural".

En cuanto al diez pulgadas de Tras el Francés, Losilla augura que "puede descolocar" a algunos de quienes descubrieron a Algora con El Niño Gusano o La Costa Brava. El disco selecciona nueve canciones, las mejores de las que grabó, en cinco maquetas, este grupo compartido a finales de los 80 y primeros 90 con Javier Castanera (teclados) y Rafa Domínguez (teclados, guitarras y sintetizadores). Un repertorio muy de su tiempo, entre el pop y la electrónica, en el que pueden rastrearse huellas de New Order o Happy Mondays.

Etiquetas
Comentarios