Ocio y Cultura
Suscríbete

Manu Gómez, director y guionista: "En la infancia hay una necesidad imperiosa de ser feliz"

Gómez (Mondragón, 1973) celebró hace unos días en Zaragoza un coloquio con los espectadores de su primer largo, 'Érase una vez en Euskadi'

Manu Gómez, fotografiado hace unos días en Zaragoza
Manu Gómez, fotografiado hace unos días en Zaragoza
Francisco Jiménez

¿Por qué se lía la manta a la cabeza y hace una película sobre el País Vasco y ETA?

No, ese no es el tema. La película es un homenaje a la amistad y habla de la pérdida y los sueños rotos. El contexto no se puede obviar, corre el año 1985 en Mondragón, y por eso tiene que aparecer ETA, pero también la heroína, el punk, el sida... No es una radiografía socio-política de la época, es una película muy blanca.

¿Su infancia fue feliz pese a tanta turbulencia?

En la infancia hay una necesidad imperiosa de ser feliz y disfrutar. No recuerdo niños deprimidos, aunque de puertas adentro tuvieran vidas duras. El día a día era lúdico, a pesar de aquel contexto de sucursales ardiendo o pelotas de goma. Cuando eres niño quieres jugar y no atiendes al conflicto.

Le llamaban ‘maketo’...

Como en Cataluña con los charnegos, los maketos éramos aquellas familias que llegaron al País Vasco desde Andalucía y Extremadura buscando un futuro mejor. Mis abuelos salieron de Granada y se llevaron a mis padres a Vergara. Debió ser duro y la película también es un homenaje a ellos.

¿Le sorprende que buena parte de la juventud no sepa ya qué era ETA?

Es terrible. El otro día leí una encuesta de que solo el 0,7% de los jóvenes saben quién fue Miguel Ángel Blanco. El cine, la literatura y el arte tienen que lanzar un mensaje de memoria. Es bien cierto eso que dicen de que quien no recuerda su historia está condenado a repetirla.

¿Cómo se viaja hasta 1985? Está todo recreado a la perfección.

El director artístico, Antxon Gómez, es el mismo de Almodóvar y sabe cuidar muy bien los detalles. El equipo de arte trabaja el rigor histórico y ha aprobado con buena nota. Los pósters en las habitaciones, los portales de las calles o los propios vasos de Duralex, que a todos nos trasladan a la casa de los abuelos.

El rodaje se produce en plena pandemia. ¿Cómo bregaron con todas las limitaciones de la crisis sanitaria?

Por temas de climatología y luz, teníamos previsto comenzar a rodar justo en la primavera de 2020. No pudimos empezar hasta que terminó el confinamiento y en esa tregua que dio la covid en el verano del año pasado, en unas siete semanas, rodamos todo el metraje.

Harían un grupo burbuja...

Teníamos que estar juntos y aislados del mundo. Este extraño ‘Gran hermano’ ayudó a que la película avanzara.

Y venga a hacerse pruebas de anticuerpos...

Yo me hacía hasta tres PCR semanales y acabé con la nariz destrozada. El mayor problema, no obstante, eran los niños. Los protagonistas de la película son cuatro chavales de once años y si hubiéramos tenido que esperar meses para rodar o hacerlo de forma intermitente se habría notado sus cambios y su crecimiento.

No es por ser agorero, pero muchos cineastas se quedan en su ‘ópera prima’ y no llegan a hacer una segunda película...

Es mucho más difícil la segunda que la primera. Ya se han creado expectativas y todo depende de cómo haya funcionado con la crítica ese debut y cuánto haya recaudado en taquilla.

Aragón es tierra de cine.

Y es cuna de un referente en mi vida: Buñuel. El único español que ha ganado la Palma de Oro en Cannes y recomiendo a todo aquel que tenga interés en el cine que lea sus memorias, ‘Mi último suspiro’.

Hay otros talentos más cercanos: Paula Ortiz, Pilar Palomero...

El otro día bromeaban diciendo que si el año pasado fue el año de ‘Las niñas’ este podría ser el de los niños de mi película, pero son filmes muy diferentes. Comparten la infancia como caldo de cultivo para escribir, pero poco más.

Tiene experiencia hablando de premios y Aragón...

Mi corto ‘Nur y Abir’ obtuvo el premio del público en el último Festival de Huesca, así que no puedo tener más que buenas palabras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión