Ocio y Cultura
Suscríbete

Asalto vuelve a intervenir en el corazón de Zaragoza, en el barrio del Arrabal

El festival de arte urbano está en marcha desde hoy con la creación y exposición de obras en el espacio público, talleres, encuentros y hasta una ruta de tapas. 

El festival Asalto se ha presentado en el anfiteatro junto al Centro Cívico Tío Jorge.
El festival Asalto se ha presentado en el anfiteatro junto al Centro Cívico Tío Jorge.
Guillermo Mestre

El festival que lleva desde 2005 interviniendo en Zaragoza y creando escuela en todo el país en la promoción del arte urbano vuelve a celebrarse este año en el corazón de la ciudad, en, como dicen los organizadores, su ‘otro’ Casco Histórico: el Arrabal. 

Asalto ya había dejado su huella con unas obras creadas allí hace años, pero todavía no había sido objeto de una edición dedicada específicamente a él. Lo es desde hoy, con dos incursiones en el vecino barrio de Jesús y con la creación _de grandes murales pero no solo_ que van a desarrollar diez artistas nacionales e internacionales: Asis Percales, Berni Puig, Dani H., Ecosaurio, Letsornot, Maite Rosende, Mina Hamada, Nelio, Olga de Dios y Twee Muizen. Participan otros 15, todos españoles, que fueron puestos en contacto en meses pasados con vecinos del Arrabal y que han trabajado a partir de las historias o los sentimientos que estos les trasladaron (el resultado será expuesto en el espacio público): Begoña Simón, Cranco Estudio, Daniel Martín, Diego Nicolás, Elena González, Emilio López, Héctor Vidal, Javier Garanto, Jorge González-Akosart, Laura Gracia, Marta Boza, Pilar Martín, Sara Escribano, Stella Rubio y Víctor Pastor.

Asalto, por complicaciones organizativas, tuvo que retrasar su celebración de 2021, anunciada primeramente para septiembre. Aunque una parte de su programación sí está en marcha desde hace semanas: las intervenciones en las paradas del tranvía que se han hecho fijas en su programación anual, y que están próximas ya a retirarse, o las exposiciones de los gallegos Twee Muizen en el Centro de Historias y de la estadounidense de origen japonés Mina Hamada en el Centro Joaquín Roncal.

Con la covid ahora bajo control, el festival, que se desarrollará hasta el próximo 7 de noviembre, recupera en tres colegios del barrio los talleres que el año pasado, cuando se vivió en San José, no pudieron hacerse.

Hay más talleres abiertos a los vecinos en general. Habrá, además, visitas guiadas a las intervenciones en curso, encuentros con colectivos como Jazz al Margen o las asociaciones Tío Jorge o Utrillo. Se programan actividades paralelas como la presentación de la novela de Carmen Santos ‘Flor de Arrabal’ en la biblioteca Javier Tomeo y la visita guiada a varias de las localizaciones del libro, o una ruta de tapas elaboradas para la ocasión (3 euros, con bebida) por 17 bares y restaurantes.

Asalto pierde un año más, debido a la pandemia, su recta final en la que concentraba buena parte de su programación, con su bar efímero, su oferta de espectáculos y su feria de arte urbano, que deberán esperar a 2022.

El festival alcanza con esta las 16 ediciones, en las que han participado más de 300 artistas. Ha sido presentado en el anfiteatro junto al Centro Cívico Tío Jorge por Sara Fernández, vicealcaldesa y consejera de Cultura municipal; Ángel Lorén, consejero de Acción Social y Familia; Lola Ranera, presidenta del distrito, y Alfredo Martínez, en representación de la organización. Han coincidido en la bondad de los procesos de participación que implica y en su impacto social.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión