Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

toros

La empresa de La Misericordia ve “inviable” la propuesta de la DPZ por la Feria del Pilar

Los responsables de la UTE Tauroejea y Circuitos Taurinos consideran que, a 23 de septiembre, no se puede programar un ciclo de nueve festejos. 

La Misericordia permanece cerrada desde octubre de 2019.
La Misericordia permanece cerrada desde octubre de 2019.
Raquel Labodía

El lío sobre la celebración de la Feria del Pilar suma un nuevo episodio. Cuando todo parecía resuelto después de que la empresa comunicase el pasado martes la “imposibilidad” de programarla por las “exigencias contractuales” de la DPZ, el organismos provincial ha trasladado este jueves la pelota al tejado de la concesionaria al ofrecerle la posibilidad de celebrar el ciclo reduciendo el canon de 300.000 euros “a cero”.

Representantes de la DPZ se han puesto en contacto a última hora de la mañana con Carlos Zúñiga, gerente único de La Misericordia, para plantearle una propuesta que impone la programación de los nueve festejos mayores incluidos en el contrato “por ser una condición legalmente inamovible”, y que tiene en cuenta los “perjuicios” que una nueva suspensión provocarían en la hostelería y otros sectores económicos.

La Diputación, según ha explicado en una nota de prensa remitida a los distintos medios, “confía” en que la empresa acepte una oferta cursada “en un último intento por salvar la Feria del Pilar”, y que, según sus responsables, “es la más ventajosa que permite la legislación sobre contratos”.

Sin embargo, fuentes de la UTE Tauroejea 2009 y Circuitos Taurinos consultadas por este diario aseguran que a estas alturas resulta “inviable” plantear una feria de nueve festejos (seis corridas de toros, una de rejones y dos novilladas) y recuerdan que la propuesta está “fuera de los plazos” exigidos por el Gobierno de Aragón.

Una feria de estas características, de más de tres millones de presupuesto, no se puede hacer 15 días antes. Las condiciones que ahora nos van a exigir los toreros no son las mismas que antes”, sostienen las mismas fuentes, y lamentan lo “mucho” que ha tardado el organismo provincial en lanzar esta proposición.

Las conversaciones entre ambas partes estaban paralizadas desde el 18 de agosto. La DPZ, de forma oral, instó a mantener los nueve festejos incluidos en el contrato con una reducción de 120.000 euros del canon, pero la concesionaria no aceptó esta oferta al considerarla injusta.

A partir de ahí, se abrió un vacío de más de un mes que terminó el pasado martes con el anuncio de la suspensión de la feria por parte de la empresa. Una decisión que la DPZ conoció de manera “informal” mientras estudiaba “la fórmula más ventajosa para apoyar a un gremio fuertemente atacado por la pandemia”.

Esta fórmula no es otra que la que hoy le ha trasladado a Tauroejea 2009 y Circuitos Taurinos y ha dado a conocer a través de una nota de prensa. “En resumen, y tras ser estudiadas todas las vías legales posibles, se ha llegado a la conclusión de que se podría modificar el contrato de explotación de la plaza de toros manteniendo dos cláusulas inamovibles: la realización de los nueve festejos acordados en contrato (las corridas de toros se pueden celebrar y se están autorizando con los aforos correspondientes) y una reducción del canon a cero euros”, dice el comunicado que se entiende como “paso previo” a su tramitación por escrito.

Con esta propuesta de ingresos cero para la institución, la Diputación de Zaragoza pone de manifiesto que no está entre sus intereses la recaudación de un canon, sino la posibilidad de que se pueda llevar a cabo el ciclo pilarista y lamenta que mientras desde sus servicios se trabajaba sin pausa para buscar una solución, algún partido político haya querido pescar en aguas revueltas para beneficio propio. Ahora la empresa tiene que dar su respuesta”, concluye el escrito, trasladando la pelota al tejado de la adjudicataria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión