Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

España despide con pena a Raffaella Carrà

El torbellino italiano se coló en los corazones españoles a partir de los años 70 gracias a desenfadadas y traviesas canciones discotequeras y coreografías que sacudían décadas de conservadurismo, también a su naturalidad como conductora en televisión hasta convertirse en una estrella tan de aquí como de allí. 

Foto de archivo de Raffaela Carrá
Foto de archivo de Raffaela Carrá
DANIEL DAL ZENNARO

Políticos y artistas españoles han lamentado la muerte de la actriz, cantante, bailarina y coreógrafa Raffaella Carrà, quien ha fallecido en su casa de Roma este lunes a los 78 años de edad tras una larga enfermedad.

"Hemos perdido a una estrella de la televisión, a una gran artista, a una mujer que formó parte de la vida cotidiana de varias generaciones de españoles. Yo era un niño cuando debutó en TVE. La recordaremos siempre: su alegría, sus canciones y su hermoso acento italiano. D.E.P", ha tuiteado el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado de Carrà que fue una mujer "que inspiró a varias generaciones felicidad, valentía y compromiso". "Su música nos alegró el corazón, su espíritu libre nos llenó el alma. Descansa en paz, querida", ha escrito en Twitter.

"Nos ha dejado Raffaella Carrà, una italiana universal que siempre derrochó amor por España. Su arte y su alegría permanecerán siempre entre nosotros", ha tuiteado la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien ha trasladado su más sentido pésame a la familia, amigos y seguidores de la artista.

Para la vicepresidenta Tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, el lugar que Raffaella Carrà ocupa en la memoria colectiva "tiene que ver con una alegría radical, libérrima, absolutamente comprometida con la vida".

"Nos ha legado décadas de música y baile, de inteligencia, de espontaneidad y de Orgullo. Y por eso la recordaremos siempre", ha apuntado la ministra en su cuenta de Twitter.

El PSOE, en una publicación en su cuenta de Twitter, ha resaltado que Raffaella Carrà era un "símbolo musical, presentadora, artista, defensora de los derechos del colectivo LGTBI, icono, referente, terremoto en los escenarios". "Hoy nos dejas tu alegría y ese espíritu único. Tu amor. Gracias", han apuntado los socialistas.

Algunos representantes del mundo de la cultura también han publicado mensajes en homenaje a la cantante. "Tú eres la grande y yo la aprendiz. Siempre te canto y siempre te cantaré. Tus abrazos daban vida. Ciao, amiga. Te quiero. Eterna Raffaella", ha publicado la también cantante y presentadora Mónica Naranjo en su cuenta de Twitter.

La cantante Tamara también ha lamentado el fallecimiento de la artista italiana. "Que triste noticia. Descansa en paz Raffaella. DEP", ha tuiteado.

Asimismo, la actriz, cantante y productora Silvia Marsó ha destacado que Raffaella Carrà fue una artista "que propagó la luz y la alegría". "Nunca te olvidaremos querida Raffaella Carrà, fuiste una artista que propagó la luz y la alegría a nuestras vidas. Gracias infinitas por tu hermosa energía", ha tuiteado.

Por su parte, el imitador y doblador Raúl Pérez ha asegurado no conocer a nadie que no haya bailado algunas de sus canciones: "Nos hiciste muy felices. Que lleves la fiesta allá donde vayas".

Muy querida en España

El torbellino italiano de Raffaella Carrà se coló en los corazones españoles a partir de los años 70 gracias a desenfadadas y traviesas canciones discotequeras y coreografías que sacudían décadas de conservadurismo, también a su naturalidad como conductora en televisión hasta convertirse en una estrella tan de aquí como de allí.

En su país ya era conocida por sus apariciones en la pequeña pantalla y en musicales cuando decidió probar suerte en el cine en España, primero con 'El caballero de la rosa roja' (1965) y luego con 'Comando al infierno' (1969), pero el séptimo arte no fue donde más brilló.

La artista, que venía de de escandalizar en la televisión italiana al mismísimo Papa por su interpretación con el ombligo al aire de uno de sus más célebres temas, 'Tuca tuca', aterrizó en España en loor de multitudes a través de RTVE en un momento de enormes audiencias.

[[[HA ARCHIVO]]] Fecha: 01/12/1998 Propietario: EFE AGENCIA Autor: EFE AGENCIA descri: TELEVISION-FUTBOL-ITALIA: 19981129 ROMA.- EL EX JUGADOR DE FUTBOL, DIEGO ARMANDO MARADONA, CON  RAFFAELLA CARRA DURANTE SU APARICION EN UN PROGRAMA DE TELEVISION EN ITALIA....  DURING HIS APPEARANCE ON A WELL-KNOWN ITALIAN TELEVISION PROGRAM AS HIS FORMER NAPOLI SOCCER TEAMMATES, IN THE BACK LINE,  CLAP THEIR HANDS , SATURDAY, NOVEMBER 28, 1998. MARADONA, WHO HAS NOT BEEN IN ITALY SINCE HE WAS SUSPENDED BY THE ITALIAN LEAGUE FOR 15 MONTHS FOR FAILING A DRUG TEST IN 1991 WHILE PLAYING FOR NAPOLI. (AP PHOTO/MARCO RAVAGLI)
Carrà en el año 1998
EFE/Heraldo

Su primera aparición en un programa español, '¡Señoras y señores!' en 1975, la confirió suficiente popularidad como para que la ofrecieran nuevas oportunidades de seguir en contacto con la audiencia española, que la convirtió en un icono sexual justo cuando se despertaba de décadas de blanco y negro y moral ímproba.

Entre bambalinas no todo era brillo. "Recién llegada a España tras la muerte de Franco, yo empezaba en TVE. Fue un período muy difícil para mí, porque era muy complicado trabajar. La única música que sentía siempre en la radio era la de Paco de Lucía y me daba fuerza para seguir", revelaba la propia artista hace años.

Pero así llegó un primer recopilatorio en el que sus temas más emblemáticos hasta la fecha aparecían traducidos al castellano, 'Raffaella Carrà' (1976), en el que ya figuraban cortes como 'En el amor todo es empezar' o 'Rumores', versión de su famosísimo 'Rumore'.

Unido a su éxito, llegó la experiencia de su primera espacio como presentadora, 'La hora de Raffaella Carrà'. No sería el último. En los años 90 retornó a la RTVE para el no menos icónico espacio de entrevistas y actuaciones musicales '¡Hola Raffaella!', emitido entre 1992 y 1994 con gran éxito.

Habría más: 'A las 8 con Raffaella', el maratón solidario "Contigo", la preselección 'Salvemos Eurovisión' y, en 2006, intervino en la gala de celebración de los 50 años de Televisión Española.

raffaella carra
Rodolfo Chikilicuatre junto a Raffaela Carrà
EFE

En el tiempo entre medias, la dimensión musical de "la Carrà" no hizo sino crecer, también en castellano, a medida que se consolidaba su popularidad a uno y otro lado del Mediterráneo.

Ahí quedan cortes emblemáticos como 'Caliente, caliente', 'Fiesta' o 'Mamá dame cien pesetas', también 'Hay que venir al sur', 'Qué dolor', '53 53 456', 'Adiós amigo' o 'Felicità, tà', siempre joviales y un pelín atrevidos.

En total, en su época de pleno apogeo fueron dieciocho los álbumes editados en España, a destacar grabaciones como 'Male' (1976), 'Fiesta' (1977), 'Hay que venir al sur' (1978), 'Canta sus grandes éxitos' (1978), 'Canta en español' (1979), 'Latino' (1980) y 'Raffaella' (1988).

Con ellos, logró trascender géneros musicales y convertirse en un símbolo. Como prueba, la versión de 'Rumore' que un grupo de la Movida madrileña como Alaska y Dinarama incluyeron en el sencillo de 'Rey del glam' que editaron en 1984 y que les sirvió para abrir muchos de sus conciertos de la época.

Esa capacidad perduró con los años, como su relación de especial afinidad con el público LGTB del país. De hecho, en el World Pride celebrado en Madrid en 2017 fue elegida 'Icono gay mundial' entre la aplauso general.

Solo unos pocos años antes presentaba en Madrid el que fue su último disco de estudio, 'Replay' (Blanco & Negro Music, 2014), con once canciones inéditas -4 en inglés, 5 en italiano y 2 en español- pensadas "para bailar", como toda su carrera.

"Esto no significa que quiera empezar de nuevo mi carrera de cantante, sé bien la edad que tengo y la energía", decía entonces, enfundada en una "chupa" azul bien ceñida y luciendo mitones de cuero y uñas lacadas en negro, con su icónica y perfecta melena rubia de siempre y subida a tacones de ocho centímetros (por lo menos).

Ese espíritu "de tomarse la música como liberación de tantos momentos difíciles" quedó condensado más recientemente en una película, 'Explota Explota', que dirigida por Nacho Álvarez reflejaba precisamente aquel despertar de los años 70 gracias a sus temas, sus ajustados monos brillantes y sus coreografías, entre sexuales y solo aptas para contorsionistas.

Y así, perenne, eterna, no le digan adiós, díganle siempre: "¡Hola, Raffaella!"

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión