Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El aragonés que ha logrado crear su propio museo del Ciclismo

Más de 2.000 maillots, alrededor de 12.000 bidones, unas 2.000 bolsas, bicicletas, gorras, guantes y hasta culotes atesora José María Pérez, un aficionado al ciclismo que empezó “sin querer” una colección, que ya denomina como “museo del Ciclismo del Pirineo”.

Equipaciones de ciclistas locales, nacionales e internacionales se pueden encontrar en el Museo del Ciclismo de Pirineo
Equipaciones de ciclistas locales, nacionales e internacionales se pueden encontrar en el Museo del Ciclismo de Pirineo
José María Pérez

“El ciclismo es mi hobby, mi pasión, mi entretenimiento”, dice José María Pérez, un jacetano que ha creado gracias a su afición el Museo del Ciclismo del Pirineo. “Aunque no tiene categoría de museo, me permito la libertad de denominarlo de esta forma”. Y no es para menos. En pleno Jaca este coleccionista de casi 70 años guarda más de 2.000 maillots, alrededor de 12.000 bidones, unas 2.000 bolsas, bicicletas, gorras, guantes y hasta culotes. “Esta colección no solo tiene un gran valor económico, sino que en ella se encuentran historia y sentimientos”.

A los 15 años, cuando tan solo era “un crío al que le gustaban las bicis”, comenzó “sin quererlo esta colección”. “Íbamos a ver la Clásica Zaragoza-Sabiñánigo, además de la Vuelta Aragón o alguna de las etapas de la Vuelta a España, si pasaba cerca, y empezamos a recoger bidones, bolsas… Vamos lo que encontrábamos”, cuenta Pérez. “Lo fui acumulando durante años, sin darme cuenta, hasta que hace 40 años fui consciente de que ya contaba con más de 300 bidones y algunos de gran valor. Pero fue más tarde, gracias a internet, cuándo logré aumentar la colección”.

“Tener maillots (camisetas, como nosotros los hemos llamado siempre) sería lo ideal, pensé”, relata el coleccionista jacetano. “Además, empecé a cambiar bidones que tenía repetidos con italianos, belgas… Así fue como comenzó a tomar forma la colección”, continúa. “Además, hace 15 años empecé a exponerla en varios lugares y eso provocó que muchos ciclistas profesionales locales, nacionales e internacionales se animasen a donarme piezas”. De hecho, para Pérez la “joya” de esta colección es un maillot del ciclista de los años 20 Mikel Mucio. “Me lo donó un sobrino nieto suyo”. Pero no solo piezas únicas tiene esta colección, también muchos profesionales han firmado muchas de ellas y eso las convierte en especiales.

“La realidad es que la colección impacta”, cuenta Pérez, que es también presidente del Club Ciclista Mayencos. “Muchos amigos y conocidos sabían que llevaba toda una vida coleccionando material, pero cuando lo ven se sorprenden. No se hacían una idea de la cantidad y del valor que podía tener”. Y es que este coleccionista ahora expone su colección en un local en Jaca, que lo puede visitar quien quiera previa cita. “Se trata de un habitáculo amplio y alto, e incluso así solo puedo tener colgados unos 300 maillots de los 2.100 que tendré”.

El Museo del Ciclismo del Pirineo.
El Museo del Ciclismo del Pirineo.
José María Pérez

Este “museo del Ciclismo del Pirineo”, como Pérez lo denomina, realmente se puede considerar una “rareza en España”. “En Italia, en cada pueblo, puedes encontrar un par de colecciones dedicadas al ciclismo. Pero, aquí, el museo del Ciclismo de Cantabria, de Santiago Revuelta, es uno de los pocos santuarios de las dos ruedas”, explica el aragonés. “La colección de Revuelta, de hecho, incluye hasta un coche, del Grupo Deportivo Teka. Pero diría que tras la suya, la mía es la más numerosa”.

Homenajes a ciclistas locales, nacionales e internacionales, además de a equipos emblemáticos y a épocas doradas. Todo ello se puede encontrar en una colección que sigue creciendo. “Ahora, en este último tiempo, se ha paralizado un poco por las restricciones, pero yo me sigo moviendo para ver las diferentes competiciones que se realizan por España, e incluso voy al Tour de Francia”, indica Pérez, que sigue amando este deporte como el primer día y que sueña con que su colección se mantenga en el tiempo, puesto que, en sus propias palabras, “me dolería sobre todo que se perdieses el gran valor histórico que tiene”. 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión