Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

#YoComproEnAragón

La Cicleria: 14 años pedaleando desde la Magdalena, a pesar de la pandemia

El ‘boom’ de la bicicleta como medio de transporte y alternativa de ocio en la era COVID ha sido una realidad que ha marcado al local este último año.

La Cicleria: 14 años pedaleando desde el barrio de la Magdalena
La Cicleria
C. I.

Llegar a La Cicleria, ubicada en el número 6 de la calle de Gavin de Zaragoza, es zambullirse de lleno en el mundo de la bicicleta, el cual cada vez cuenta con más adeptos. Y es que, sin duda, si hay algo que ha cambiado la pandemia ha sido nuestra manera de movernos por la ciudad y, a su vez, nuestra forma de entender el ocio y el tiempo libre.

Una combinación perfecta que daba de lleno en el concepto que defienden los precursores de este local que nace hace 14 años -en febrero de 2007- en la capital aragonesa y que hoy, a pesar de la crisis sanitaria, continúa con su actividad desde el corazón del barrio de la Magdalena con el objetivo de promocionar el uso de este medio de transporte, en todos los ámbitos.

“Es una empresa cooperativa que se articula sobre dos pilares fundamentales, la bicicleta y la economía solidaria”, explica Ignacio Sancho, uno de sus socios. El proyecto se divide en cuatro áreas de trabajo. Una de ellas es, precisamente, la cafetería; en la que encontramos repostería artesana, tanto dulce como salada; “y café del bueno” en un entorno en el que todo lo que rodea al cliente tiene que ver con el ciclismo.

Ignacio Sancho, uno de sus socios de La Ciclería en Zaragoza
Ignacio Sancho, uno de sus socios de La Ciclería en Zaragoza
C. I.

Fotografías, carteles y maillots de colores forman parte de la decoración del bar, el cual se encuentra anexionado a otra de las áreas principales del proyecto: el taller de reparación y parking de bicis 24 horas. “También contamos con un departamento de formación y educación ciclista y una consultoría para el desarrollo de proyectos”, añade. ¿El objetivo? Seguir construyendo ciclismo en Zaragoza.

Y eso que la pandemia no se lo ha puesto nada fácil. “El viernes antes de que se decretase el estado de alarma tuvimos una reunión y decidimos cerrar. No sabíamos lo que iba a pasar, pero se notaba en el ambiente que la cosa estaba rara y había muy poca gente. No tenía sentido seguir abiertos”, rememora. Aunque por aquel entonces ni siquiera lo imaginaban, hasta mayo no volverían a abrir sus puertas -primero fue el taller, como servicio esencial, y unos días después la cafetería-. Un tiempo durante el cual la plantilla al completo, formada por 14 personas entre los distintos departamentos, fue enviada al ERTE.

“Durante el pasado año la bicicleta se transformó en un elemento importante, no solo para entretenerse y desestresar sino para moverse por la ciudad con seguridad evitando aglomeraciones”, destacan. De ahí que se produjese un ‘boom’ tanto en la venta de productos y piezas de recambio como en reparaciones. Ahora, también han notado un mayor interés en todo lo referente a la formación y el cicloturismo. “A pesar de la situación que hemos vivido, podemos decir que 2020 ha supuesto un cambio de paradigma en el mundo de la bicicleta”, advierten.

El proyecto de La Cicleria nace entre los barrios de San José y Las Fuentes, cuando la mayoría de personas que eran conocedoras de este novedoso proyecto tachaban a sus precursores de locos. “Era algo muy nuevo en la ciudad e incluso en España”, advierten. Sin embargo, sí que existían varios locales semejantes en Inglaterra, Francia y Alemania, países donde la ciclo mensajería llevaba años implantada.

La Cicleria: 14 años pedaleando desde el barrio de la Magdalena
La Cicleria: 14 años pedaleando desde el barrio de la Magdalena
C. I.

Traer algo nuevo a casa

De hecho, tras abrir un segundo espacio en la calle Predicadores, en El Gancho -La ciudad de las bicis-, y comprobar que gozaba de buena aceptación, a mediados de 2011 los seis miembros de la cooperativa decidieron viajar a Berlín donde había varios locales que seguían su misma filosofía. Y así, traer el concepto a casa.

Así surgiría el local en el que se ubican en la actualidad, en el corazón de la Magdalena. “Muchos de nosotros somos vecinos del barrio, un lugar que ha acogido nuestro proyecto perfectamente desde el principio”, añaden. Además, al ubicarse en el Casco Histórico, se trataba de un enclave estratégico perfecto para su servicio de alquiler de bicicletas, dirigido sobre todo a los visitantes. Desde sus inicios, además, en el local podían verse carreras de bici en compañía de otros apasionados de las dos ruedas. Algo que se siguió haciendo hasta la llegada de la pandemia. Aún tocará esperar unos meses para volver a celebrar este tipo de actividades, mientras tanto, desde La Cicleria, continúan pedaleando a pesar de la pandemia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión