Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El Coliseo abre sus subterráneos al público

El hipogeo del Anfiteatro Flavio de Roma, por donde pasaban los gladiadores y las bestias salvajes, ha sido objeto de una profunda restauración. 

El Parque Arqueológico del Coliseo de Roma abrirá al público su hipogeo este sábado.
El Parque Arqueológico del Coliseo de Roma abrirá al público su hipogeo este sábado.
EFE

Era el lugar por donde pasaban los gladiadores y las bestias salvajes antes de subir a la arena para combatir ante el deleite o el horror de hasta 75.000 espectadores. El hipogeo del Coliseo de Roma, la red de pasillos subterráneos con su complejo sistema de ascensores y plataformas móviles, estará desde este sábado abierto al público tras dos años de un difícil proyecto de restauración financiado gracias a la iniciativa privada, en este caso el grupo de calzado italiano Tod's, que obtiene a cambio sustanciosos descuentos fiscales. Una vez concluidos los arreglos de la fachada en 2016, que devolvieron la blancura original del mármol travertino del Anfiteatro Flavio, y rehabilitado el hipogeo, éste se cubrirá ahora con una nueva arena, que se prevé que esté terminada en 2023.

"Se podrá entonces admirar el Coliseo desde su centro, como ocurría hasta finales del siglo XIX", comentó el ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, que celebró el papel que pueden desempeñar las empresas privadas en las restauraciones de las obras de arte gracias a los incentivos fiscales. "Hubo una época en la que en Italia parecía inevitable que hubiera un choque entre público y privado a la hora de tutelar el patrimonio cultural. En realidad es justo que haya una plena colaboración", comentó. En los últimos años distintas empresas han invertido más de 500 millones de euros en la conservación de monumentos italianos a cambio del ahorro en impuestos contemplado en el programa Art Bonus.

Los turistas que acudan al Coliseo tendrán acceso a un área de 15.000 metros cuadrados, que se recorre por medio de un pasarela de 160 metros de largo que recorre el hipogeo y permite contemplar las reproducciones de las máquinas y los ascensores que se usaban durante la Antigua Roma. "Es una operación de una importancia fundamental porque hace posible, por primera vez, abrir al público todos los subterráneos, que eran el 'backstage' de los espectáculos que tenían lugar en la arena. Y con una pasarela que recorre esta especie de laberinto que forman los subterráneos con sus 15 pasillos es posible seguir la historia con una suerte de viaje en el tiempo", explicó la directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo.

55.000 horas de trabajo

En la restauración del hipogeo, que ha resultado "muy compleja", han participado 81 expertos que han dedicado 55.000 horas de trabajo. La información adquirida durante estas labores "todavía está en fase de estudio", explicó Russo, que celebró cómo con la restauración es posible entender mejor "todo lo que pasó en la gran arena del anfiteatro, desde su inauguración en el año 80 después de Cristo hasta el último espectáculo en 523". También se realizarán mejoras en las galerías de la segunda planta y se trasladará la recepción y las taquillas fuera del edificio.

Ese "símbolo de Italia en el mundo" que es el Coliseo, según dijo orgulloso Franceschini, acogerá los próximos 29 y 30 de julio la reunión que mantendrán los ministros de Cultura de los países del G-20, cuya presidencia de turno recae este año en Italia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión