Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

aragón es música

Folk americano ‘made in’ Casetas

La banda aragonesa The Bluegrass Lions presenta su primer disco, ‘Montañas brumosas’, el 27 de junio (19.30) en el Rock & Blues Café de Zaragoza.

The Bluegrass Lions, una banda aragonesa con auténtico sabor americano
The Bluegrass Lions, una banda aragonesa con auténtico sabor americano
HA

Las raíces del folk americano se nutren de la música europea, y viceversa. Sus melodías se entrelazan a uno y otro lado del charco y se enriquecen con la fusión y el reencuentro sonoro de ambos continentes. En el barrio rural de Casetas, en Zaragoza, se escuchan desde hace un tiempo esos ritmos del interior de Estados Unidos. Salen de la taberna Vinos Chueca, donde su propietario, el músico Roberto Artigas (Gran Bob), ha establecido el cuartel general de The Bluegrass Lions, un proyecto en el que canta y toca el contrabajo, la armónica y el banjo junto a Allué Fiddle (violín y mandolina), Julio López (guitarra), Gaby Morgan (banjo) y Javier Marín (guitarra).

El grupo presenta el próximo domingo (19.30) en directo, en el Rock & Blues Café de Zaragoza, el disco ‘Montañas brumosas’, con en el que celebra una fiesta de la música folk americana. El interés de Gran Bob por este estilo surgió con el aprendizaje del banjo. «Tocar este instrumento me llevó, poco a poco, a investigar su historia y al mismo tiempo a conocer mejor el bluegrass, donde el banjo es muy característico. Y de ahí, a las raíces del folk americano de origen europeo. Esas canciones que cruzan el Atlántico con los inmigrantes, irlandeses principalmente, que echan raíces de nuevo en los montes Apalaches, la primera barrera natural que los pioneros encuentran en su búsqueda de nuevas tierras hacia el oeste», explica.

Esta música hecha por ‘hillbillies’ –habitantes del campo y de zonas remotas de EE. UU.– no solo está presente en Norteamérica. «Su figura es una visión romántica de la vida en el mundo rural –señala–. En nuestro caso, quiero creer que somos ‘hillbillies’ en el sentido del amor por la naturaleza, la amistad, la libertad y la música, pero en un contexto de barrios obreros, donde la supervivencia puede ser tan dura como en las montañas, y la música el recurso para evadirse y resistir».

La pandemia retrasó la presentación del primer álbum de The Bluegrass Lions, ‘Montañas Brumosas’, grabado «de forma muy natural, sin pruebas previas ni guías y con muy poca postproducción, casi fue algo espontáneo», recuerda Gran Bob.

El trabajo autoeditado en cedé se puede adquirir en sus conciertos y también en Discos Linacero, en Zaragoza, y en Vinos Chueca, en Casetas, «donde ensayábamos con público, hasta que la pandemia lo hizo imposible», apunta.

En el concierto de este domingo sonarán, además de las canciones del nuevo disco, otros temas que forman parte de su siguiente elepé, ‘Viejos, viajes y tumbas’. «No podíamos estar tanto tiempo parados y decidimos grabar otro álbum durante la pandemia, aunque esperaremos un poco para lanzarlo», comenta.

Con sus melodías adaptadas al castellano, la banda persigue reflejar el paisaje de las montañas, valles y ríos a través de historias sencillas pero profundas de la épica rural norteamericana..

The Bluegrass Lions es una banda ligada indefectiblemente a Vinos Chueca, al igual que Blues Whale, otro grupo afluente donde Gran Bob toca la armónica blues, y Los 3 Norteamericanos, otro proyecto compartido con Joaquín Carbonell y David Giménez. «Creamos algo muy bonito entre las paredes de esta taberna, y el recuerdo de Joaquín, que era un auténtico ‘hillbillie’, todavía sigue empujándonos a no parar. Está bastante avanzada la grabación de un disco en clave bluegrass con algunas de las que pensamos que son sus mejores canciones –avanza–. Se llamará ‘Los 1.300 besos de tornillo’, y esperamos tenerlo tras el verano».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión