Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Zahara: "El silencio solo protegía a mis agresores y me hacía cargar con la culpa"

Presenta hoy (20.00) en Zaragoza, en la sala Mozart del Auditorio, su último disco, en el que habla del acoso escolar y los ataques machistas.

La cantante jienense Zahara (Úbeda, 1983)
La cantante jienense Zahara (Úbeda, 1983)
HA

Su último disco es más electrónico, pero lo que más llama la atención es que es un álbum confesional, con episodios de su vida. El título es un insulto que usted ha recibido.

No fue premeditado. Sí que tenía claro que quería que el disco se llamara ‘Puta’, pero pensaba hablar más de otras historias de mujeres en la música que de la mía. Cuando llegó el confinamiento viví un proceso de decaimiento que me llevó a escribir sobre mi vida, todos mis traumas y mostrarlos así, sin paliativos. Una vez empecé a contar no pude parar.

Lo gestó cuando sonaba aquello de «saldremos más fuertes». En su caso ¿se ha cumplido?

Bueno… No he salido más fuerte de la pandemia, sino gracias al acompañamiento psicológico que tuve durante ella. El aislamiento y el no tener nada más que hacer me llevaron a centrarme plenamente en mí, en no pensar en las consecuencias de escribir estas canciones.

¿Qué ha supuesto para usted sincerarse así?

Era algo que necesitaba hacer. Tenía que quitarme toda la carga que suponía silenciar lo que había vivido, porque ese silencio solo protegía a mis agresores y solo me hacía cargar con la culpa. Ha sido liberador, ha sido catártico.

Le ha dedicado una canción a Taylor Swift (‘Taylor’). ¿Qué conexión existe entre ella y usted?

Cuando estaba en ese hastío durante las primeras semanas del confinamiento el documental de Taylor ‘Miss Americana’ me inspiró y en él Taylor describía a la perfección lo que estaba sintiendo. Me hablaba de ese síndrome de abstinencia que estaba sintiendo al perder mis conciertos y el contacto con el público. El vacío que sentía se debía a que el amor que me daban, cómo me sentía de feliz cuando estaba sobre el escenario, compensaba la falta de amor que yo sentía por mí misma. Después de verlo me sentí inspirada, motivada y tuve que ponerme a bailar por la casa y esa misma tarde empecé a escribir.

Con ‘Merichane’ ha desatado una especie de ‘Me Too’ en España…

Todavía lo estoy procesando. Cuando salió esta canción aparecieron cientos de relatos, voces contando su historia que era como la mía. Muchas personas, sobre todo mujeres, diciéndome: «Yo también estaba ahí». Fue impactante. Estuve llorando días. A día de hoy todavía me emociono.

Aragón es un lugar que suele frecuentar, no solo en sus conciertos. Hace unos meses le vimos en Cuevas de Cañart con Guitarrica de la Fuente, en el programa ‘Una historia, una canción’…

El programa fue una experiencia maravillosa, pero poder descubrir más sobre la España vaciada fue muy conmovedor. Me encantó Cuevas de Cañart, me pareció un lugar mágico y superespecial.

Mañana va a recibir el Premio Global de la Música Aragonesa, que reconoce a artistas de fuera de la Comunidad por su «reivindicación de la mujer y por su especial vinculación con Aragón». ¿Qué supone para usted?

Ha sido una sorpresa preciosa. Siento una conexión profunda con Aragón. Guillermo Guerrero y Emilio Lorente, realizador de mis vídeos y diseñador, respectivamente, son de Zaragoza y he pasado mucho tiempo allí. Recuerdo mis primeros conciertos en La Campana de los Perdidos como momentos maravillosos de mi carrera. Es un honor este premio, me hace muy feliz.

Un aspecto importante de sus discos es su diseño, el de uno de ellos nominado al Grammy Latino, que lleva la firma de Lorente. ¿Cómo y cuándo empezaron a trabajar juntos en sus álbumes? 

Exacto. Para mí crear estos discos no solo es hacer la música sino entender que todo forma parte de un universo. En ese sentido Emilio es fundamental no solo ahora, sino que todo empezó con ‘Santa’, cuando hicimos el primer disco conceptual. Pero lo conocí un poco antes. Cuando lancé ‘La pareja tóxica’ creamos paralelamente un mediometraje llamado ‘Leñador y la mujer América’ y Emilio fue el encargado de hacer el cartel y parte del diseño gráfico del proyecto. Me parece una persona con una creatividad genial y que entiende siempre lo que quiero. Trabaja con una libertad y una energía brutales y siempre es capaz de llevar esa primera idea que tengo más allá. Para mí él es parte de este proyecto y de mis discos. Siento que formamos un equipo.

En Zaragoza clausura el ciclo ‘1ª Primavera’. ¿Qué va a encontrar el público en este concierto?

Estamos de presentación del último disco y el corazón del concierto es la electrónica. He dividido el ‘show’ en tres partes. La primera pop, un intermedio acústico, y la idea es acabar con algo que es lo más parecido a una ‘rave’, dentro de las limitaciones y restricciones necesarias para contener la covid. Es un viaje para mí cantar estas canciones en directo. Forma parte de la catarsis que ya ha supuesto escribirlas. Somos solo tres músicos en el escenario y contamos con dos ‘backliners’/bailarinas’ que forman parte de toda la puesta en escena. Es un espectáculo donde el equipo técnico y el artístico estamos sincronizados en una especie de gran coreografía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión