Ocio y Cultura
Suscríbete

Amigos de Serrablo cumple 50 años salvaguardando el patrimonio

Una exposición de dibujos en el Museo de Larrés que rinde homenaje a Julio Gavín, que impulsó la entidad en 1971, ha abierto los actos del cincuentenario.

La exposición ‘Fuegos’ ha abierto los actos del 50 aniversario de Amigos del Serrablo.
La exposición ‘Fuegos’ ha abierto los actos del 50 aniversario de Amigos del Serrablo.
Laura Zamboraín

Un 21 de mayo de 1971 nació la asociación Amigos de Serrablo con el principal fin de salvaguardar el patrimonio. Impulsada por Julio Gavín –fallecido hace 15 años-, su trabajo ha permitido recuperar de la ruina una veintena de iglesias del Serrablo, todas especiales y singulares y situadas en la orilla izquierda del río Gállego. A ello se suman otros logros como la creación de dos museos el Ángel Orensanz y Artes de Serrablo y el de Dibujo Julio Gavín Castillo de Larrés, publicaciones, exposiciones, misas de rito mozárabe, cursos de dibujo o salones fotográficos.

La presidenta de Amigos de Serrablo, Pilara Piedrafita, destaca que el "germen» de la asociación fue la rehabilitación de las iglesias". Julio Gavín reunió en su día a un grupo de personas para abordar el estado de estos templos de Serrablo. "Y en lugar de lamentarse por cómo estaban, dijeron que lo iban a hacer y comenzaron las rehabilitaciones", valora. De no haber sido por aquel impulso y todo el trabajo de la asociación durante esta mitad de siglo, "hubiéramos perdido nuestro pasado, nuestra historia, y ahora seguramente tendríamos ruinas", asegura Piedrafita.

La primera rehabilitación fue la de Ordovés, recuerda uno de esos primeros promotores, Jesús Montuenga. "El entonces responsable de patrimonio de la diócesis de Jaca nos insinuó que para empezar fuéramos a una iglesia sencilla, prerrománica del siglo XI, y ahí trabajamos una serie de fines de semana", subraya. En otras como Lasieso "necesitamos manos especializadas, porque nosotros éramos peones".

Los actos del 50 aniversario de Amigos de Serrablo se han abierto con la exposición ‘Fuegos’, formada por 46 dibujos de Julio Gavín, 38 chimeneas y tres hogares, en el Museo de Dibujo. "Es una muestra simbólica. El fuego es el eje vertebrador de la casa altoaragonesa desde el punto de vista etnológico, y ese eje que conformaba desde la chimenea, el espantabrujas, bajando por el calderizo hasta el hogar, ese punto donde la gente se reunía, se preparaba la comida, se calentaba y donde se hacía la vida social», explica Alfredo Gavín, director del museo. 

Y como no podía ser de otra manera, la exposición la preside una gran foto de Julio Gavín, hecha por Enrique Satué en 1972 cuando dibujaba en Escuer. “Es una manera de hacerle un homenaje, porque inicia Amigos de Serrablo, este museo y dibuja pensando en el futuro, en tener una referencia de lo que fue la arquitectura y lo que ha podido pasar”, manifiesta. La muestra permanecerá en el museo de Larrés durante un año, “porque queremos que Julio sea el principal protagonista, ya que se lo mereció como creador de este museo, fue director hasta su muerte, como gran dibujante, y también como gran ilustrador de la etnografía y arquitectura popular serrablesa”.

Dibujo de una tertulia en tinta china de Julio Gavín fechado en 1967.
Dibujo de una tertulia en tinta china de Julio Gavín fechado en 1967.
Amigos del Serrablo

El programa de estas ‘bodas de oro’ se alargará hasta agosto de 2022. "Para entonces hará cien años que Rafael Sánchez Ventura descubrió para las historia del arte las iglesias de Serrablo, en concreto, San Pedro de Larrede", agradece la presidenta. Las próximas actividades serán la asamblea anual de socios, el 4 de junio, un taller de arquitectura popular tradicional en Allué el 19 de junio, y otro de pintura al fresco en colaboración con la asociación Sancho Ramírez de Jaca, que se trasladará del Museo Diocesano jaqués hasta Sabiñánigo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión