Ocio y Cultura
Suscríbete

música. 'artes & letras'

40 años sin Bob Marley: evocación del genio de Jamaica

Recuerdo de su trayectoria y de su único e inolvidable concierto en Barcelona en la plaza de toros Monumental, el 30 de junio de 1980 

Recuerdo de Bob Marley, 40 años después.
Retrato del gran cantante y compositor que falleció a los 36 años.
Efe/Heraldo.

Plaza de toros Monumental, Barcelona 30 de Junio de 1980. Bob Marley (Nine Mile, Saint Ann, Jamaica; 6 de febrero de 1945-Miami, Florida, Estados Unidos; 11 de mayo de 1981) actuó por primera y única vez en España. Un concierto inolvidable con el que algunos imberbes experimentamos por primera vez la sensación de salir de tu ciudad para asistir al ritual de la música en directo.

Creo que Linacero estrenó con este concierto una sucesión de viajes que habrían de proporcionar más momentos históricos (Springsteen en Barcelona, King Crimson y Roxy Music en San Sebastián…). El recuerdo de Marley agitando sus rastas y el irresistible ritmo de sus temas con una banda de ensueño quizá adorne algo la realidad del evento pero lo cierto es que el hombre estaba en el momento de gloria de su carrera y el espectáculo fue maravilloso.

Por el escenario fueron sonando toda la batería de himnos que el jamaicano había popularizado en el planeta. No faltó ninguno: ‘I shot the sheriff’, ‘No woman, no cry’ con toda la plaza cantando a pleno pulmón, un arrebatador ‘Jammin’ que mostraba el poderío del grupo, el popular ‘Is this love’, un ‘Get up, stand up’ con el que cerraron la actuación…

Hubo un momento que fue especialmente emocionante. Marley agarró una guitarra, se fue para el frontal del escenario y sin apoyo del grupo ni de las maravillosas coristas (las I Three), solo solito desgranó el estremecedor ‘Redemption Song’ ante un público que guardó un impresionante silencio hasta el estallido final. Demoledor.

El pasado martes, 11 de Mayo, se cumplieron 40 años del fallecimiento del genio de Jamaica. Un melanoma criminal que empezó en el año 77 en el dedo gordo de su pie y que, como rastafari se negó a tratar, le había ido consumiendo hasta provocar su ingreso apenas 11 meses después de su concierto en Barcelona en un hospital de Miami donde falleció. Las terribles fotografías que con gusto dudoso publicó una revista muy popular entonces donde aparecía con sus históricas rastas cortadas y con una cara desencajada anunciaban lo que al poco se confirmaría. El dios Jah había perdido a su mejor profeta.

Alguien para quien la música era un medio de comunicación mundial, una manera de gritar su rebelión y un modo de unir a todos bajo un ritmo irresistible se había ido. Tenía 36 años.

Éramos muy jóvenes y no teníamos un duro. Aparte de guardar la entrada como oro en paño sólo pudimos comprar una chapa de las que entonces estaban de moda. ‘Bob Marley. Tour 80’. ‘In memoriam’.

Recuerdo de Bob Marley a los 40 años de su muerte.
Retrato de Bob Marley, que solo dio un concierto en España. En 1980.
Archivo Heraldo.

*Este artículo aparece hoy en la sección 'Ars sonora' del suplemento 'Artes & Letras'. Por error de edición se le atribuye a Rafael Castillejo. Lo firma el especialista en músicas modernas y actuales Juan José Blasco 'Panamá'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión