Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Cuatro décadas sin el profeta del 'reggae'

Tres discos le bastaron a Bob Marley para que todo el mundo se contagiara del ritmo de Jamaica.

Bob Marley
Bob Marley
AFP

Habrá muy pocas personas en el mundo que no hayan escuchado 'No Woman, No Cry', 'Jamming' o la más reivindicativa 'Get Up, Stand Up'. El jamaicano Bob Marley estaba detrás de estas canciones con su grupo The Wailers, con su voz y su pegadizo ritmo de guitarra, que adoptaron desde la década de los setenta las estrellas más luminosas del universo musical, como Bob Dylan y Eric Clapton, y una parte de la Nueva Ola, con The Police al frente.

Este martes 11 de mayo es el 40 aniversario de la muerte de este profeta del 'reggae' que llegó a ser el líder más conocido del movimiento religioso y político rastafari, que venera a Haile Selassie I (1892-1975), último monarca en el trono imperial de Etiopía, como la encarnación de dios en la tierra. Entre los ritos más conocidos de esta religión está el consumo de 'ganja', o marihuana.

Marley murió de un cáncer de piel diagnosticado en 1977 a partir de un melanoma situado en el talón. Los médicos le aconsejaron la amputación del pie. Pero el músico se negó argumentando que su religión prohibía cortar carne humana. Según una de sus mujeres, Rita Anderson, prefirió morir pronto, a los 36 años, antes que salir al escenario sin poder moverse a su gusto.

Creció en Nine Mils un pueblo a tres horas de la capital, Kingston. Vivía con su madre en una casa sin agua ni electricidad. Allí conoció a Bunny Wailer (fallecido el pasado 2 de marzo), porque el padre de este y la madre del cantante iniciaron una relación. La nueva familia se trasladó a Kingston y los dos hermanastros comenzaron a componer canciones influenciados por Ray Charles, Curtis Mayfield o Fats Domino, y de grupos como The Drifters, muy populares en las emisoras de radio de Jamaica.

Marley trabajaba en una fundición, en la que se quemó un ojo. A principios de los sesenta conocieron a Peter Tosh y los tres formaron los Wailing Wailers, es decir, los 'gritos de protesta'. Su posición política destacó de una manera peligrosa, en opinión de la CIA, que vigiló sus movimientos.

Eran los tiempos en Jamaica del ska y del rock steady, que llegaron al Reino Unido junto a los miles de emigrantes jamaicanos. Marley & The Wailers afinaron sus ritmos 'reggae' y en 1972 ficharon por Island Records. Un paso trascendental, ya que el jefe de la discográfica, Chris Blackwell, estaba empeñado en dar a conocer el estilo jamaicano en Estados Unidos y Gran Bretaña. Un año más tarde Bob Marley & The Wailers grabaron 'Catch a Fire'. Allí estaba todo, la inconfundible voz de Marley, los coros femeninos, el ritmo. Fueron teloneros en giras de Sly & The Familiy Stone y de Bruce Springsteen. Despegaron. En pocos meses sacaron su segundo disco, 'Burnin', con canciones como 'I Shot the Sheriff', en la que colaboró Eric Clapton y que ayudaron a consagrar al grupo. Con su tercer disco, 'Natty Dread', que incluye 'No Woman No Cry', consolidaron su hueco en la historia de la música. A un mes para la llegada del verano, ya se siente la llamada del 'reggae'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión