Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

música

Enero de 1985, primera entrevista a Héroes: "Queremos romper el silencio en Zaragoza"

Se publicó en HERALDO el lunes 28 de enero y la fotografía fue realizada en las escaleras de la casa de la familia de Juan y Pedro Valdivia.

La entrevista aparecida en HERALDO el lunes 28 de enero de 1985.
La entrevista aparecida en HERALDO el lunes 28 de enero de 1985.
Heraldo.es

La reciente edición del libro 'Héroes de Leyenda', a cargo de Antonio Cardiel, desvela un sinfín de datos, anécdotas y curiosidades sobre la más importante banda aragonesa de la historia. Una de esas revelaciones apunta a que la primera entrevista que ofreció la banda, cuando todavía era un trío integrado por los hermanos Juan y Pedro Valdivia y Enrique Bunbury, apareció en HERALDO DE ARAGÓN el lunes 28 de enero de 1985. 

"Tienen la frescura de los veinte y pocos años, de aquellos que huyen pero aceptan el convencionalismo, de quien se ríe de sí mismo, 'pero no de los demás', aseguran. Ellos son los Héroes del Silencio, un nombre de cómic que Juan Valdivia, Pedro Valdivia y Enrique Bunbury han adoptado para el grupo de rock zaragozano que acaba de nacer". Así arrancaba el artículo que firmaba el periodista Manuel Español. 

En aquellos momentos, la formación apenas daba sus primeros pasos. Según revela Cardiel, la entrevista "no se debió a unos méritos todavía inexistentes, puesto que eran unos perfectos desconocidos en la escena musical zaragozana, sino a favores y recomendaciones hechas a través de la familia de Juan Valdivia". Precisamente, la fotografía que ilustra la página de Heraldo, obra de Ángel de Castro, fue realizada en las escaleras de la vivienda de los Valdivia. 

El texto arrancaba con la pregunta sobre el origen de la nomenclatura. Bunbury ofreció su versión: "Queremos relacionarnos con una serie de gente que creemos en la historia deben ser héroes del silencio. Se trata de Calígula, Hitler...". Juan Valdivia compartió otra teoría: "En realidad nos llamamos así porque queremos romper el silencio que hay en Zaragoza en cuanto a rock y pop. Pensamos que falta un grupo puntero en nuestra ciudad, pues actualmente se copia mucho lo que se hace por ahí y así cunde en demasía la falta de originalidad". 

Unas palabras que denotan la ambición que rezumaban desde sus más tiernos inicios. Un hecho que no pasa desapercibido para Cardiel. "En seguida comenzó a cuajar esa determinación. Sabían que iban a hacer algo en el mundo de la música. En esa primera entrevista en Heraldo ya declararon que 'nos hemos juntado los mejores de la ciudad'. Decir eso con 17 años… Los rasgos definitorios de la banda en sus inicios fueron las ganas de trabajar. Se encerraban a la mínima que podían a ensayar, y eso que tuvieron varios locales horrorosos, con una toma eléctrica, se pasaba frío, eran desapacibles". 

Ya en aquella entrevista inicial, trazaron cuál sería el camino que iban a recorrer musicalmente. Toda una declaración de intenciones. "Lo que pretendemos son letras inteligentes, un poco insinuantes, que reflejen un estado de ánimo. No somos el típico grupo pop que habla de 'qué bella es mi chica'. Vamos más hacia las imágenes y los estados de ánimo", proclamaban.

Sin haber cumplido la mayoría de edad, ya dibujaban un futuro próspero en la industria discográfica. "No importaría que nos llamase una multinacional para grabar discos, y es que una CBS, por ejemplo, tiene más dinero y más posibilidades de promocionarte. Claro que, siendo realistas, y dado nuestro estilo de hacer música, no será ese nuestro caso", manifestaron. Precisamente, en esta apreciación anduvieron muy errados. Muy poco tiempo después, ya comenzarían a vender miles y, posteriormente, millones de discos en todo el planeta. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión