Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FOTOGRAFÍA. OCIO Y CULTURA

Reeditan ‘Postales de Zaragoza’, dos series de fotos del «paseante activo» Jalón Ángel

La Universidad San Jorge presentó ayer, en el museo Pablo Serrano, el primer título de una colección que se inaugura con el gran fotógrafo

La USJ publica 'Postales de Zaragoza' de Jalón Ángel.
Julio Sánchez Millán y Pilar Irala conversaron sobre la obra y el compromiso de Jalón Ángel.
Guillermo Mestre.

Berta Sáez, rectora de la Universidad San Jorge, calificó el fondo fotográfico de Ángel Hilario García de Jalón Huerto, que ha pasado a la historia con el nombre de Jalón Ángel, como “un tesoro”, que reúne casi 500.000 placas y negativos, suyas y de algunos de sus discípulos. A ese fondo pertenece el libro o estuche ‘Postales de Zaragoza’, que consta de dos partes: la crónica visual de un paseante con sus 35 ‘Vistas de Zaragoza’, publicadas e impresas en Madrid en 1928, y su reportaje de la ‘Facultad de Medicina’, que consta de 38 imágenes realizadas en huecograbado en 1934. 

La publicación inaugura una nueva colección de la Universidad San Jorge de libros teóricos, fotolibros y otros proyectos, tal como explicó la fotógrafa y directora del Archivo Jalón Ángel, Pilar Irala-Hortal, que mantuvo un diálogo con Julio Sánchez Millán, fotógrafo y presidente de la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza (RSFZ), a la que perteneció durante años el propio Jalón Ángel.

Publican 'Postales de Zaragoza' de Jalón Ángel.
Postal de Capitanía General en Zaragoza. 
Jalón Ángel/USJ.

Quedaron claros diversos apuntes de la trayectoria de Jalón Ángel: fue “un paseante activo de Zaragoza”, perfeccionista, que mimaba los encuadres, y que mantuvo una doble línea de trabajo: “la naturaleza documental y de fotoperiodista, y su condición de retratista de inspiración pictorialista”, tal como explicó Pilar Irala. El hijo mayor del artista, que lo calificó como “cristiano, liberal, abierto y libre”, dijo que había sido un hombre conciliador que había acogido a algunos republicanos en su casa y que fue un defensor acérrimo de la formación, y en concreto de la formación profesional. “Jalón Ángel decía que había que ayudar a la gente a que dominase un trabajo artesanal, ante todo”, se recordó. Pilar Irala matizó: “No solo se quedó en los cursos de formación, sino que creó una herencia de gran importancia humana: la Escuela Profesional San Valero, germen del Grupo San Valero”.

Nacido en Viana (Navarra) en 1898 y fallecido en Zaragoza en 1976, trabajó en el estudio de Alberto Muro en Logroño y luego se fue a Francia, se instaló en Lyon, a la sombra de Arlaud, y definitivamente en París, donde permaneció durante doce años y operó con el norteamericano Benjamin Benson, y donde consolidó el aprendizaje de la técnica, algo que para él fue capital. Julio Sánchez Millán y Pilar Irala recordaron su defensa del oficio y de la técnica, y dijeron que había sido uno de los grandes fotógrafos de la ciudad en un tiempo en que Zaragoza llegó a tener 150 estudios. 

Fue crítico de fotografía en ‘Aragón artístico y monumental’ del SIPA y de otras publicaciones y fue uno de los promotores de la adquisición de revistas extranjeras en la RSFZ. Era bilingüe perfecto. Y no solo eso: publicó lecciones de fotografía en fascículos y visitó diversos países: Marruecos, Italia, Francia, y encontró su estilo personal en los encargos y su mayor libertad cuando salía de viaje o trabajaba en la calle, como se ve en los dos reportajes. “Viajó mucho y dejó constancia de ello, y le interesaron muchos los exteriores, la arquitectura, más que los interiores”, dijo Pilar Irala.

La colección de ‘Vistas de Zaragoza’, en una época en que eran frecuentes las colecciones de postales, piensen en Roisin, por ejemplo, refleja los intereses de Jalón Ángel: monumentos, plazas, esculturas, santos en su hornacina, detalles generales, panorámicas como la del entonces ‘Nuevo Parque Primo de Rivera. El Rincón de Goya’ o ‘Vista desde el Cabezo de Buena Vista’; insiste en la iconografía de la ‘Vista General del Pilar’ y ‘El Puente de Piedra’; crea intimidad en ‘Catedral de La Seo. Vista del Trascoro’, y logró una hermosa imagen de fiesta popular ‘Fiestas del Pilar. Los Gigantes y Cabezudos’.

Publican 'Postales de Zaragoza' de Jalón Ángel.
Playas de Torreo y Canal Imperial de Zaragoza.
Jalón Ángel/USJ.

Sobre el reportaje, el hijo mayor de Jalón Ángel recordó que no era un encargo, sino un apuesta personal del fotógrafo, motivada por dos cosas: su hermano pequeño cursaba medicina y el profesor Velázquez, experto en Farmacología, era muy amigo de la familia y seguramente le invitó a que hiciera este deslumbrante y meticuloso trabajo protagonizado, más que por los espacios, algunos muy curiosos, por los alumnos y por la vida dinámica del aula y las prácticas.

Acudió a la presentación el escritor y crítico de HERALDO Jorge Sanz Barajas, autor del libro ‘Volar alto’ (Xordica), una novela sobre el pintor comunista Ciriaco Párraga y la miliciana La Tellito, a las que Jalón Ángel acogió en Zaragoza y protegió. Y no solo eso: le ayudó con delicadeza para que hiciera dos retratos del general Franco, que se expusieron en la sala de arte de HERALDO. En esa novela uno de los grandes personajes es, sin duda, Jalón Ángel. Brilla por su humanidad, su compromiso y su mano izquierda. Al fin y al cabo fue durante algunos años, Jalón Ánge, que también era pintor, el retratista oficial, o uno de ellos, del general Francisco Franco. Fue, con Marín Chivite, de los primeros en usar una Leica y también una Rolleiflex, una Voigtländer y, más tarde, las ya clásicas Hasselblad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión