Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Fotografías de 1970 muestran que quedan  bodegas en el lugar donde vivieron los Goya

El archivo municipal guarda un reportaje gráfico de la construcción del parquin de la plaza de Salamero en el que se aprecian los vestigios

Fotografía de 1970 de las obras del párquin de la plaza de Salamero. En el círculo, vestigios de una bodega
Fotografía de 1970 de las obras del párquin de la plaza de Salamero. En el círculo, vestigios de una bodega
Archivo Municipal de Zaragoza

El derribo de la manzana de casas de los Goya en Zaragoza, a finales de los años 40 del siglo pasado, no afectó a las bodegas de los inmuebles. La prueba de ello está en los archivos municipales, donde se conserva un amplio reportaje fotográfico de cuando, unas décadas después, en 1970, se realizaron las obras del parquin de la plaza de Salamero. En una de las imágenes se ve el arco de una bodega justo debajo del paso de cebra donde el historiador y arqueólogo José Luis Ona situó la vivienda familiar del pintor en su libro ‘Goya y su familia en Zaragoza’, publicado en 1997. Para la obra, Ona consultó planos y documentos del archivo municipal y llegó a la conclusión de que la vivienda del padre de Goya, donde nacieron todos los hermanos del pintor y vivió él hasta los 11 años, se encontraba en el paso de cebra de la plaza de Salamero con la calle del Teniente Coronel Valenzuela. Como se recordará, especialistas de Urbanismo y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza trabajan desde hace días en identificar el lugar exacto donde se ubicaba la casa de los Goya y en confirmar si se ha conservado o no alguna estructura de ella, ya sea bodega o cimentación.

Tras observar la fotografía, José Luis Ona se mostraba cauto ayer. «La foto lo dice todo. Lo que se ve en ese punto es una bodega, pero la certeza absoluta de que pertenece a la casa de Goya solo se podrá tener con una excavación arqueológica. Estamos hablando de una zona en la que un par de metros de distancia cuentan mucho, y no todas las casas del siglo XVIII podían tener bodega o caño. Si no es la casa de Goya, es la colindante. Por eso considero tan interesante realizar una excavación y salir de dudas». A un portal de distancia se ubicaba la vivienda de Manuela de Goya.

El Ayuntamiento de Zaragoza está remodelando actualmente la plaza de Salamero y numerosas voces, desde historiadores del arte a entidades como Apudepa o partidos políticos como CHA, han solicitado que se investigue si ha llegado a nuestros días algún vestigio de la casa familiar de los Goya, en la que debía haber nacido el pintor si no hubiera estado en obras y la familia se hubiera trasladado a Fuendetodos. Para José Luis Ona, «esa zona habría que estudiarla y explorarla bien, porque cualquier cosa que pueda aparecer nos puede aportar datos sobre los primeros años de la biografía de Goya, de los que apenas tenemos documentación. El papel de la arqueología urbana en estos momentos es el de ayudar a desentrañar algo de los primeros 11 años de vida del pintor. Lo que nos indican las fotos que se conservan en el archivo municipal es que cuando se derribaron las viviendas en 1946 se dejaron las bodegas y la cimentación ‘in situ’».

Tradicionalmente se ha pensado que la casa de Goya se derribó en 1946, cuando se cumplía el 200 aniversario de su nacimiento, pero el expediente de derribo de la casa ubicada en la calle del Teniente Coronel Valenzuela, 12 es, según el archivo municipal, de 1947

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión