Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

historia. ocio y cultura

Armando Serrano: "Debemos ser uno de los altavoces de la defensa de la cultura de Aragón"

El secretario de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis coordina el volumen 'Cum Laude', de obituarios de 36 académicos del siglo XXI

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis publica 'Cum Laude'.
Domingo Buesa y Armando Serrano, presidente y secretario de la Institución.
José Miguel Marco.

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis acaba de publicar el libro ‘Cum laude’, el retrato de los 36 académicos fallecidos en el período 2001-2020. Armando Serrano Martínez, secretario de la Institución, que preside Domingo J. Buesa Conde, explica las claves, los protagonistas, los autores y algunos proyectos la Academia, que pugna por modernizarse. “En estos momentos estamos 39 académicos numerarios o delegados (con un máximo de 50) y 96 académicos correspondientes (con un máximo de 100). Además hay cuatro académicos de Honor, y cuatro académicos supernumerarios, en los que no está fijado el número”, avanza Armando.

¿Cuál es la idea central de ‘Cum Laude’?

La idea central de la publicación es no perder algo tan estrictamente necesario como es fijar en el tiempo a unos compañeros que han sido verdaderos maestros de las artes y la cultura y que consiguieron marcar las líneas por la que hemos transitado en las últimas décadas. Queríamos que la imposibilidad de poder realizar una sesión necrológica, nos permitiera cumplir el protocolo pasando del estrado al papel. Además no queremos que la organización de una necrológica por unos compañeros fallecidos tenga un sentido triste, nuestra obligación es recordar su figura y alabar su magisterio. Por ello hemos obviado en esta publicación el término de necrológica y hemos optado por el de ‘Cum Laude’ que responde a lo que debemos hacer, recordarlos con alabanza, mostrar a la sociedad los triunfos de su carrera y fijarlos en la inmortalidad de la letra impresa en papel.

Por cierto, acaban de fallecer dos académicos más: Antón García Abril y Jorge Albareda. ¿Quiénes participan en la elaboración de los textos?

Hemos centrado la publicación en presentar a los académicos de San Luis fallecidos durante las dos primeras décadas de este siglo (2001-2020) y siguiendo la estructura protocolaria que se fija en las normas de gobierno para la organización de una sesión académica necrológica, debe ser asumida por un académico de San Luis que loara la trayectoria artística e intelectual de su compañero. Por ello todos los artículos, los 36, han sido realizados por compañeros de la Real Academia. Y como en una sesión presencial, la alabanza de todos va precedida por un texto institucional de nuestro presidente Domingo Buesa.

¿En qué se fijan los autores, por lo general?

Los autores, como es deber académico, han presentado unos textos científicos, pero que deben incluir unas referencias personales a la vinculación de los loados a nuestra Academia y sobre todo a su labor por la defensa y la promoción del patrimonio y las artes en Aragón. Por ello este recuerdo abandona ese matiz triste y abunda en la loa a una trayectoria que debe servir de modelo a todos nosotros y en recordar unos éxitos que no solo son éxitos personales sino éxitos académicos y sobre todo éxitos en la defensa y patrocinio de las artes y la cultura en Aragón.

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis publica 'Cum Laude'.
Detalle del retrato de Ángel Azpeitia Burgos, historiador y crítico de arte durante años en HERALDO. Lo glosa el pintor e historiador del arte Fernando Alvira Banzo.
Ricardo Lamenca.

¿Está cambiando algo en la Academia de Bellas Artes de San Luis?

Todas las épocas llevan anejas cambios y por supuesto estos tiempos están obligando a cambios y sobre todo a nuevas líneas de trabajo. Y la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis no es ajena a todo ello. Esa es la labor de los actuales académicos, mantener las esencias de nuestros fundadores, los aragoneses ilustrados de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, y conseguir que la Real Academia se convierta en la valedora y protectora de un patrimonio aragonés y unas artes que no sólo son importantes para la cultura de este territorio sino que se debe convertir en el motor de arranque que consiga salvar una crisis que no sólo es económica.

"La Real Academia es una institución consultora de la administración para la defensa del patrimonio y como tal tenemos presencia en las Comisiones Provinciales, autonómicas y local de la ciudad de Zaragoza"

¿Lo logran?

Estamos en ello. La Real Academia debe ser uno de los altavoces de la defensa de las artes, el patrimonio y la cultura de Aragón, porque eso es una de las facetas que ayudan a cohesionar un territorio y un sentimiento. Esa debe ser la labor de una Real Academia en el siglo XXI, y ese debe ser el camino que debemos recorrer cada uno de los componentes de esta institución que lleva más de dos siglos luchando por Aragón.

¿Qué relación tiene con otras academias?

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, al igual que el resto de Academias españolas, se encuentra asociada al Real Instituto de España. Cada una de ellas tiene una trayectoria singular e independiente pero a través del Instituto de España nos integramos en la actual sociedad española.

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis publica 'Cum Laude'.
La bailarina y maestra de danza María de Ávila, a la cual retrata Ángel Millán Esteban.
Ricardo Lamenca.

¿En qué proyectos están trabajando ahora?

La situación sanitaria actual ha paralizado algunos de los proyectos que teníamos planteados para el año 2020, pero esto no significa que la Real Academia de San Luis esté paralizada, al contrario, y la edición del ‘Cum Laude’ es un ejemplo, la Real Academia está activa. La Real Academia es una institución consultora de la administración para la defensa del patrimonio y como tal tenemos presencia en las Comisiones Provinciales, autonómicas y local de la ciudad de Zaragoza. Además seguimos velando por nuestra colección de arte, que se expone una parte de ella en el Museo de Zaragoza y tenemos firmado convenios de colaboración con la Real Sociedad Aragonesa de Amigos del País, con la Fundación Ibercaja y con el Ayuntamiento de Zaragoza para la difusión de la colección y disfrute de los aragoneses.

La lista de los académicos retratados, en prosa y dibujo (todos ellos son retratados por el artista Ricardo Lamenca) son: Federico Balaguer, Martín Ruiz Anglada, Dolores Franco Secorún, Luis Horno Liria, Manuel Navarro López, Fernando Chueca Goitia, Joaquín Broto Salamero, Antonio Beltrán Martínez, Julián Gállego Serrano, Luis Martínez Lafuente, José Leminyana y de Alfaro, José Pérez Páramo, Virgilio Albiac Bielsa, Francisco Pons-Sorolla y Arnau, Federico Torralba Soriano, Juan Alfaro Ramos, José Luis Borau Moradell, José Ignacio Pasqual de Quinto y de los Ríos, Pascual Blanco Piquero, Javier de Urzáiz y Azlor de Aragón, María Dolores Gómez de Ávila, Cristóbal Guitart Aparicio, Manuel Sancho Rocamora, José Peris Lacasa, José Beulas Recasens, José Galindo Antón, Ángel Azpeitia Burgos, José Vicente González Valle, Gonzalo Borrás Gualis, Mariano Rubio Martínez, Ángel San Vicente Pino, Félix Monge, Darío Vidal Llisterri, Fernando Solsona Motrel y José Iranzo ‘El pastor de Andorra’. A esta lista se suman 35 obituarios breves de 35 académicos correspondientes, que firma el propio Armando Serrano.

LA FICHA

'Cum Laude. Obituario de los Académicos de San Luis fallecidos en el siglo XXI'. Varios Autores. Armando Serrano Martínez, editor. Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis. Zaragoza, 2021. 476 páginas.  

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis publica 'Cum Laude'.
Retrato de José Iranzo, 'el Pastor de Andorra', de cuyo perfil se encarga José Luis Melero.
Ricardo Lamenca.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión