Despliega el menú
Ocio y Cultura

El espíritu del vinilo

Héroes del Silencio, The Beatles o Michael Jackson figuran entre los artistas que más venden en este formato 

Los discos 'El espíritu del vino', 'Live in Germany', 'Avalancha' y 'El mar no cesa' de Héroes del Silencio
Los discos 'El espíritu del vino', 'Live in Germany', 'Avalancha' y 'El mar no cesa' de Héroes del Silencio
ha

Los discos de vinilo viven una segunda juventud. Todo un renacimiento. Este formato, eclipsado en la década de los 90 del pasado siglo con la aparición de un nuevo soporte, el cedé, casi se dio por muerto. Solo grandes melómanos y coleccionistas preservaron aquellos tesoros que hoy vuelven a brillar con reediciones de álbumes de grupos y artistas publicados décadas atrás y que han pasado a formar parte de la historia de la música.

En España, la banda aragonesa Héroes del Silencio, compuesta por Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel y Pedro Andreu y disuelta en 1996 (salvo por una puntual reunión en 2007), ha vuelto a las listas de éxitos tras copar los cuatro primeros puestos de los vinilos más vendidos tras la reedición de sus trabajos ‘El espíritu del vino’, ‘Live in Germany’, ‘Avalancha’ y ‘El mar no cesa’, según datos de la asociación de productores de música de España (Promusicae) recopilados entre el 29 de enero y el 4 de febrero.

Entre los 100 títulos más vendidos figuran artistas como Michael Jackson (‘Bad’, ‘Thriller’, ‘History: Past, Present and Future’ y ‘Dangerous’), The Beatles (‘Abbey Road 50 aniversario’ y ‘White Album 50 aniversario), ‘The Kinks (‘Lola Versus Powerman and the Moneygoround’), Black Sabbath (‘Sabbath Bloody Sabbath’), Motörhead (‘Ace of Spades’), David Bowie (‘Station to Station 45 aniversario’), Lou Reed (‘Live At Alice Tully Hall’) o Depeche Mode (‘Violator’). Entre las referencias nacionales, se cuelan también nombre aragoneses como Amaral (‘Salto al color’), Bunbury (‘Curso de levitación intensivo’), Violadores del Verso (‘Vivir para contarlo’) o ‘Kase.O’ (‘El círculo’).

Si hace tres décadas se vendían más cedés que vinilos, ahora se ha dado la vuelta al disco y el formato físico de reproducción digital ha caído en ventas por debajo de los clásicos elepés. No obstante, el consumo de música en estos formatos no puede competir con la música en ‘streaming’, que en 2020 creció un 27%, superando los 50.000 millones de escuchas en las plataformas.

En la tienda de discos Linacero, en Zaragoza, el vinilo más vendido actualmente es ‘Vinieron de dentro de...’, recopilatorio de cuatro bandas aragonesa de garage: The Crawlies, Los Turbios, Los Balarrasas y Psychophonicos, aunque «no es una reedición exactamente –aclara Luis Linacero, copropietario del establecimiento–. El segundo esta semana pasada ha sido ‘El espíritu del vino’, seguido de ‘Live in Germany’ de Héroes».

En La Gramola, otro local de la capital dedicado a la compraventa de vinilos, cedés y películas, entre lo más solicitado se encuentran álbumes de grupos como Oasis, The Beatles, Nirvana, Pink Floyd, Pantera, Metallica o Iron Maiden.

Una nueva revolución

Las reediciones se están colando en las listas de ventas, pero hay que tener en cuenta que, «básicamente, las ventas discográficas son muy bajas. No tiene nada que ver con lo que se vendía antiguamente, hace 15 o 20 años, sobre todo. El mercado ha perdido un 90% de facturación», explica Linacero.

En cuanto al perfil del comprador de discos de vinilo, Linacero señala que «suele ser un aficionado melómano que no solo busca la música, sino que aprecia este formato y aprovecha para adquirir reediciones de vinilos que llevan años descatalogados. Se venden de golpe, se disparan en las listas de venta y se cuelan antes que los artistas de éxito actuales. Es un fenómeno curioso porque detrás de ellas no hay una gran campaña de márquetin». Linacero señala otro aspecto que, aunque no es nuevo, está aumentando la fiebre por los vinilos: las reediciones de álbumes que cumplen aniversario.

El aficionado a la música que quiere ampliar su discografía en este soporte tampoco renuncia a escuchar música en plataformas digitales. «No es un problema –afirma Linacero–. Pero si la quieres tener físicamente qué mejor que un vinilo, es un formato que concentra todo el romanticismo: la portada es grande, la liturgia a la hora de ponerlo (sacarlo de la funda, colocar la aguja...), algo que con el cedé es mucho más frío. El vinilo es otra manera de disfrutar de la música que, afortunadamente se ha recuperado y se está disfrutando».

Hace nueve años, el Club de Amigos del Disco Aragonés, impulsado por Linacero, reeditó el mini elepé de Más Birras ‘Al este del Moncayo’, coincidiendo con el 25 aniversario de su lanzamiento, y en 2016 publicó un doble elepé de Rocky Kan –el primer rocker solista en grabar en España–. Linacero avanza que «ese proyecto sigue en marcha y estamos trabajando ya para reeditar en vinilo a artistas y grupos aragoneses descatalogados».

Etiquetas
Comentarios