Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Más Birras renacen de la mano del 'Club Amigos del Disco Aragonés'

Hay que aplaudir sin remilgos esta iniciativa. Bienvenida la puesta en marcha del 'Club Amigos del Disco Aragonés', con el que se pretende recuperar viejas piezas discográficas de esta tierra. La música popular -con el rock y el pop, ocupando un amplio espacio- es cultura y patrimonio, la expresión emocional y artística de muchas generaciones, que no solo conviene conocer y disfrutar sino preservar hasta su más recóndita molécula. Y este es uno de los principales objetivos de este Club, impulsado por un veterano y entusiasta agitador del mundo musical como Luis Linacero, desde que en 1982 fundara el sello Cara 2, donde editaron Golden Zippers y Alta Sociedad, y después, en 1987, le siguiera, junto a los recordados Miguel Goyanes e Imma, Grabaciones Interferencias, por no olvidar el impulso de las recientes reuniones sabatinas de locos del plástico negro musical y del coleccionismo a través de las sesiones 'Vinilo & Vermut'.

El primer retoño de esta iniciativa ha sido la reedición (descatalogada) de 'Al este del Moncayo', primer minielepé de Más Birras, el grupo fundado a finales de 1984 por Mauricio Aznar tras cerrar la 'cremallera dorada' de Golden Zippers, grupo pionero del rockabilly zaragozano. Los Birras eran, digámoslo así, cuatro vaqueros de los Monegros, con el compinche Gabriel Sopeña cabalgando esporádicamente con ellos, que, después de galopar muchos kilómetros por el desierto zaragozano, grabaron en el 87 este minielepé de seis canciones, con la ya icónica 'Apuesta por el rock'n'roll', más 'Esa chica llamada soledad', 'Maldita sea mi suerte', 'El siguiente eres tú' y dos versiones: 'Tren de medianoche', de Johnny Burnette, y 'Moliendo café', popularizada en la España de los primeros 60 por las Hermanas Benítez. Seis canciones en total, vibrantes, trotonas, swingueantes, con cierto deje de los 60 en las guitarras (ah, The Shadows), y escritas con un estilo melancólico, desenfadado y crudo ("Al este del Moncayo solo hay sed y el desierto para correr"). Todas ellas, más otras cuatro extraídas del primer single y del maxisingle previos al minielepé, así como del recopilatorio 'Sangre española', cobran vida de nuevo en esta reedición remasterizada en vinilo de 180 gramos, acompañado de un CD para el que no quiera desembolsar el vinilo y prefiera la comodidad digital.

La idea del Club es contar con un número fijo de socios que garanticen mínimamente las reediciones, entre las que ya se aventuran las de Los Furtivos, Proscritos, Días de Vino y Rosas... Además, a propuesta del Club, las ediciones serán votadas por los mismos socios, ya bien sobrepasado el centenar. Al proyecto va adherida la idea de que el que el socio, o quien no lo sea (que también puede acceder a la compra de las reediciones) no solo se haga con las publicaciones sino que también ayude a difundir esta música, para lo cual, junto a su pack de LP+CD, se le entrega otro igual para que lo regale o se lo haga llegar a un amigo, a un primo, su novia, un nieto… y así se conozcan más extensivamente las reediciones. En la web http://amigosdiscoaragones.com/ están todos los detalles e información al respecto.

La acogida ha sido muy cálida, como no podía ser de otra manera: junto a la magnífica colección de canciones que el disco encierra, subyace esa meritoria labor privada de preservación patrimonial pública, tal y como ordena la Ley de Patrimonio, que debiera ruborizar a los mandamases culturales al este del Moncayo, por indiferentes y negligentes con la guarda, custodia y difusión de las obras culturales de la tierra.

Sí, ahora, con las arcas públicas sin un chavo, es casi un ofensivo recordatorio, pero tiempos mejores hubo y no se hizo nada. ¿Para cuando, por ejemplo, una Fonoteca pública, lo mismo que hay una Biblioteca aragonesa o una Filmoteca, que atesore todo lo publicado en Aragón en disco desde que el disco es disco, vamos desde los cilindros de cera a la pizarra, el vinilo y el CD? Si el disco es cultura y patrimonio, que lo es, este proyecto resulta necesario e ineludible. De ahí, la importancia de este modesto Club, impulsado desde la iniciativa privada y con Más Birras como arietes. Confiemos en que no se pierda esta apuesta por el rock'n'roll (y otras músicas) y el Club perdure por años. ¿Alguien de por aquí es socio? ¿Alguien vio alguna actuación de Más Birras? Recordemos uno de sus emblemas mayores, 25 años después:

http://www.youtube.com/watch?v=CBO8TlZoVyQ

Etiquetas
Comentarios