Despliega el menú
Ocio y Cultura

Heraldo Joven

jóvenes que inspiran

Jesús Artigas: "La papiroflexia forma parte de mi vida y me da felicidad"

El joven aragonés tiene cerca de 80 creaciones propias, y sus diagramas han sido publicados en ediciones de España, Corea, Alemania, Italia y Estados Unidos, entre otros.

Jesús Artigas.
Jesús Artigas.
J.A.

La figura que sigue a estas líneas representa una chinchilla y es una de las más de 80 figuras que el zaragozano Jesús Artigas ha creado. Este amante de la papiroflexia descubrió este arte a los ocho años durante un curso de verano, y desde entonces ha formado parte de su vida de una u otra forma. "No solo pliego a diario, lo hago casi a cada hora. Es algo con lo que convivo y que me da felicidad. Me aporta calma si lo necesito y permite desarrollar mi creatividad". Para entender la delicadeza y el respeto con los que se refieren a este arte milenario quienes lo practican con tesón, basta saber que a plegar muchos lo llaman 'jugar' con el papel. 

Chinchilla, una de las figuras creadas por Jesús Artigas.
Chinchilla, una de las figuras creadas por Jesús Artigas.
@zaragami.origoza

De hecho, aunque estudió magisterio, este joven ha dado con la profesión perfecta para compaginar la vida laboral con su pasión. Trabaja en la Escuela Museo de Origami de Zaragoza (EMOZ), un proyecto único en Europa dedicado a este arte y un reflejo de la tradición que tiene el mismo en la ciudad del cierzo. Porque mucho antes de que se levantase este templo dedicado a la papiroflexia la capital aragonesa ya ostentaba otro título: la ciudad con el grupo de papiroflexia más antiguo del mundo. "No hay constancia de la existencia previa de otro grupo de personas que se juntasen a plegar", aclara Artigas. "A mediados de los años 40, un grupo de catedráticos capitaneados por Eduardo Gálvez empezó a reunirse en el Colegio Mayor Universitario Pedro Cerbuna. No solo eran plegadores, también creadores, entre ellos se proponían retos de creación cuyas figuras luego aparecían firmadas como 'GZP': Grupo Zaragozano de Papiroflexia. Con la muerte del fundador, hubo un hiato en el grupo, que fue relanzado en el 78 por Carlos Pomarón y Gabriel Álvarez", relata. 

Desde entonces y hasta el comienzo de la pandemia, el grupo se ha estado reuniendo cada lunes del mes en el Café Levante para plegar, enseñar y compartir, dejando sobre la mesa sus creaciones para quien las quisiera recoger. "Tal y como hacía Don Miguel de Unamuno", añade, cuya relación con la papiroflexia puede descubrirse en una de las salas de EMOZ, donde hoy luce la exposición 'Pliegues italianos', del grupo CDO.

Allí Jesús Artigas ofrece visitas guiadas, talleres, ayuda en el montaje de las exposiciones o atiende a los visitantes a su llegada. Y, entre unas cosas y las otras, pliega. "Tengo creadas unas 80 figuras. Mi primera figura fue el casco de Asterix en 2013. Y quizá por eso sigue siendo mi favorita. 'Nació' en una clase de Psicología de la Universidad", recuerda. Ahora lleva un tiempo trabajando en una serie de animales ibéricos en peligro de extinción. "Tengo un quebrantahuesos, un urogallo, un visón europeo, un desmán de los Pirineos... El objetivo era representar animales de aquí y dar visibilidad a su situación al mismo tiempo", argumenta.

Algunas de estas figuras pueden verse en la cuenta de Instagram @zaragami.origoza, donde aprovecha para divulgar no solo sus creaciones, sino las de muchos otros artistas de la papiroflexia. "La finalidad es documentar lo que pliego y mostrar respeto a los creadores de esas obras", explica. 

Una de las cosas que más fascina a este joven dentro de esta rama artística es el diagramar modelos. Es decir, el diseñar, descifrar y representar los patrones de las distintas figuras para que otros puedan disfrutar plegándolas. Y aunque a día de hoy pueden diseñarse de forma digital, él disfruta trazando las instrucciones con el lápiz sobre el papel. "Es la forma tradicional, y me gusta hacerlo así", añade. Sus diagramas han encontrado su hueco en publicaciones de distintos países. "Los que realizo suelo publicarlos en libros de convenciones. He publicado en Corea, Alemania, Italia, Estados Unidos... Y en España, claro, en -revistas especializadas como- Pajarita, de la Asociación Española de Papiroflexia.

Uno de los diagramas diseñados por Jesús Artigas, publicado en una revista coreana.
Uno de los diagramas diseñados por Jesús Artigas, publicado en una revista coreana.
Jesús Artigas

"En papiroflexia y, quizá, en todo aspecto creativo, se puede enfocar el proceso de muchas formas. Se puede empezar a jugar con el papel y esperar a que salga algo o tener una idea y tratar de llegar a ella a través de la experiencia adquirida tras haber plegado otros modelos. Incluso alguna vez he estado atascado en algún paso y he tenido sueños que arrojan alguna solución".

Más allá del aspecto lúdico, el origami ha demostrado durante muchos años ser un arte multidisciplinar. "Permite trabajar las matemáticas, la orientación espacial, la lógica, la creatividad, también la paciencia, disfrutar del juego que supone plegar el papel y que de él salga una figura al acabar", enumera el artista zaragozano. "En Educación se ha explorado bastante el cómo aplicarlo a niños, pero también es interesante para adultos. Está habiendo muchas y sorprendentes aplicaciones: en ingeniería, telescopios que se pliegan y se despliegan para que quepan en el cohete y puedan mandarse al espacio; en Medicina, nanorobots que se introducen en el cuerpo plegados y cuando llegan al punto en el que deben actuar se despliegan, en en Arquitectura también se explora...", evalúa.

Urogallo, otra de las figuras de Jesús Artigas.
Urogallo, otra de las figuras de Jesús Artigas.
J.A.

¿Quieres probar tú?

Aprovechando las fechas, Artigas ha compartido con HERALDO JOVEN un breve tutorial de un árbol de Navidad. "Es una figura tradicional bastante sencilla", indica el joven. "En un par de minutos está hecha". 

Para iniciarte en el mundo del origami debes saber que las figuras parten de distintas bases, esto es, los pliegues básicos a partir de los cuales se va creando la figura. Las principales bases, ordenadas aproximadamente por su nivel de dificultad, son las siguientes: cometa, base pez, blintz, preliinar, bomba de agua, pájaro y rana. "El árbol de Navidad parte de una base cometa", concreta.

Para poder hacerla necesitarás papel cuadrado, "y si es posible, bicolor", para que la copa se distinga del tronco también por su pigmentación. ¡Manos al papel!

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios