Despliega el menú
Ocio y Cultura

series de televisión

"Que 'Amar es para siempre' cumpla 2.000 capítulos es un milagro maravilloso"

Manuel Baqueiro, Marcelino en la serie, es uno de los actores que ha estado presente desde el primer día en los rodajes de esta serie. 

Manu Baqueiro e Itziar Miranda, ayer, entre los fogones del restaurante La Scala de Zaragoza.
Los actores Manu Baqueiro e Itziar Miranda, en Zaragoza, en una imagen de archivo.
ESTHER CASAS

Manuel Baqueiro (Madrid, 42 años) es uno de los actores que ha estado presente desde el primer día en los rodajes de 'Amar es para siempre', la serie de Antena 3 que este lunes a las 16.30 ha cumplido 2.000 capítulos. La ficción llegó a la cadena de Atresmedia en enero del año 2013, sin embargo, para entonces Baqueiro ya estaba más que familiarizado con Marcelino, su personaje, ya que llevaba interpretándolo desde 2005 en 'Amar en tiempos revueltos', de La 1 de TVE.

-¿Cómo se lleva con Marce después de tantos años?

-Me llevo muy bien. Me llevo de puta madre. Me hace sacar lo mejor de mí, porque creo que es un tipo con unos valores estupendos. Es muy noble, amigo de sus amigos, fiel, un tío que da mucho amor, muy generoso. Creo que Marce tiene muchas virtudes, y yo no sé si tengo tantas (risas), porque tengo bastante más mala leche, así que es un personaje que me cae muy bien y que disfruto haciendo. Si tuviese que estar haciendo de psicópata 15 años supongo que sería más duro, pero él es un tipo encantador y estoy encantado.

-¿Qué piensa cuando echa la mirada atrás?

-Buah. Da un poco de vértigo lo rápido que pasa la vida. Son 15 años, que es una burrada, pero como nunca sabes que vas a estar tanto tiempo. sobre todo en esta profesión. No es que tengas contrato con una empresa y digas: "Voy a estar aquí lo que quiera". Esto es año a año, audiencia a audiencia, mes a mes, y nunca podíamos imaginar esto. Es mucho tiempo haciendo el mismo personaje, pero siempre me han dejado compatibilizarlo con teatro y con otras cosas, y la verdad es que siempre lo hemos llevado muy bien.

-Suelen decir que las series diarias son muy duras, y aun así la compagina con teatro.

-Es que los actores somos unos llorones (risas). Lloramos cuando no trabajamos, y cuando lo hacemos decimos que si es muy duro. Es mucho trabajo, pero más me lo parecía estar poniendo copas toda la noche para ir a 'castings' luego. Eso sí que era duro, y por mucho menos dinero. Es un gran esfuerzo, pero creo que, cuando llevas unos años con el personaje y hecho al día a día de una serie diaria, estudias y memorizas rápido, y ejecutas las secuencias con facilidad. Hay mil trabajos muchísimo más duros.

-La serie cumple este lunes 2.000 capítulos.

-Es una gran satisfacción, porque cada año es más difícil. Hay más plataformas, más competencia, hay cadenas que apuestan por otros tipos de contenidos. y con el mismo personaje y la misma serie todo se puede ir desgastando. Creo que es fabuloso que a la gente le sigan interesando las historias que estamos contando. Series que hayan durado tanto hay muy pocas, y encima esta es diaria, que el desgaste puede ser mayor, porque estamos todos los días ahí. Me parece un milagro maravilloso.

-¿Se han marcado el objetivo de desbancar a 'El secreto de Puente Viejo' como la más longeva?

-No pienso mucho en eso, la verdad. A mí me motiva el estar trabajando, disfrutar el personaje e ir tirando. Tampoco sé cuántos capítulos hicieron de 'El secreto de Puente Viejo'.

-Les quedarían algo más de 300.

-Son muchos. Eso sería hacer y otra temporada entera y algo más. No lo sé, pero tampoco lo veo como algo importante. Lo que sí que sé es que los tres que estamos en El Asturiano (el bar que regentan en la serie) somos los personajes con más capítulos de la historia de España. Eso seguro, porque entre 'Amar en tiempos revueltos' (de 2005-2012 en La1) y 'Amar es para siempre' nadie tiene más que José Antonio Sayagués, Itziar Miranda y yo. Lo digo como anécdota, no por darme importancia.

-¿Hay alguna película o serie española en la que no salga alguien con quien ha trabajado?

-Imposible. Cada vez que hago un 'zapping' o veo alguna serie, digo: "He currado con esta, con este, con aquel, ese director era tal". Yo creo que hemos trabajado con el 80% de la profesión, lo cual es un gusto. Normalmente, te sale un proyecto, y trabajas con los tres o cuatro actores que hay, y ya está. Esto es una excepción, tanto que la serie dure tanto, como que cambie todo el mundo menos nosotros. Es de coña. Evidentemente, te da mucha pena cuando la gente se va, pero también te llena de alegría el trabajar con otra nueva. Es una bendición, porque estás entrenando como actor con gente muy diversa y con distintas maneras de trabajar y de enfocar los personajes.

-¿Cómo ha sido rodar el 'spin-off', 'Luimelia', y que Marce llegue a 2020?

-Nos lo hemos pasado muy bien. De hecho, tengo ganas de más, porque es una serie estupenda. Carol (Rovira) y Paula (Usero) están maravillosas, y tiene unos guiones muy divertidos y muy ocurrentes. Es un 'spin-off', pero a la vez es muy diferente. Mola que los personajes en teoría sean los mismos, pero colocados en otro espacio temporal. Da mucho juego y es una gozada.

-Lo que sí descarta es que 'Amar es para siempre' llegue también al 2020, ¿no?

-Yo creo que no da (risas). Con nuestros personajes, digo, porque estaríamos muertos, por pura matemática. Pero nunca se sabe. Lo mismo en un par de años continúan la serie con nuestros hijos y nietos y acaban y llegando. Cada año es una reválida y cada vez es más difícil, pero, mientras el público responda, supongo que seguirá, y cuando toque renovarse. pues a otra cosa, mariposa.

Etiquetas
Comentarios