Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

El Centro de Historias resalta la actividad creadora y docente de Alejandro Cañada

La muestra ‘Estudio Cañada’ repasa la influencia de este artista de referencia en la cultura aragonesa

«A dibujar se aprende. No se aprende a crear. Eso se tiene o no se tiene. Pero a dibujar sí que se aprende», es una de las frases que pueden leerse a lo largo del recorrido de la exposición ‘Estudio Cañada. Cuna de artistas desde 1945’, y que pertenece a Mariángeles Cañada, hija del pintor y grabador Alejandro Cañada Valle (Oliete, 1908-Zaragoza, 1999), cuya actividad creadora y docente ha marcado durante 75 años a varias generaciones de artistas aragoneses.

Por esto motivo, y para mantener viva su influencia y su legado, el Centro de Historias de Zaragoza acoge una exposición que puede visitarse hasta el próximo 10 de enero y que se ubica en varias salas de la primera planta. La muestra fue presentada ayer por la consejera de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández; la comisaria de la exposición, Ana Revilla, y Carlos Carnicer, comisario adjunto y nieto de Alejandro Cañada. También asistió al acto Mariángeles Cañada, hija del artista a quien se rinde homenaje.

La consejera de Cultura destacó que se trata de «una exposición diferente, que nos presenta al artista, pero también el lado más familiar».

Por su parte, la comisaria Ana Revilla señaló que la muestra «pretende resaltar la fecunda actividad creadora y docente de Alejandro Cañada, su espíritu vital, su categoría profesional, su seguridad artística y su talante personal. En esta exposición tenemos obras que jamás se habían visto antes: apuntes al natural, bocetos, que son un paso previo al resultado final de sus obras, como bien identifica su hija Maríángeles en el audiovisual que se proyecta al término del recorrido».

Revilla subrayó que «todo el mundo ha destacado su generosidad y su maestría. Y esto es lo que queremos transmitir». La comisaria aseguró que «en los dos años que llevamos preparando la exposición nadie me ha hablado mal de Alejandro Cañada. Sin embargo, su figura ha estado un poco en el olvido durante algunos años y era necesario volver a resaltarla».

Oficio y amor por el oficio

Carlos Carnicer, comisario adjunto y nieto de Alejandro Cañada, expresó que ‘Estudio Cañada. Cuna de artistas aragoneses desde 1945)’ «refleja muy bien esa carácter de estudio, de oficio y del profundo amor por el oficio de mi abuelo».

La exposición se divide en tres ámbitos, uno dedicado a la faceta de pintor de Alejandro Cañada, donde se descubre a un artista más íntimo, con bocetos que nunca se habían mostrado hasta ahora, y otros como los de los murales de la antigua terminal del aeropuerto de Zaragoza, ‘El viaje de Colón’ y ‘Los elementos’ (1950).

En el segundo espacio expositivo se ha recreado su estudio, donde se puede ver su silla, su espacio de trabajo, pinceles, paletas, espátulas, botes y otros enseres creados por el propio artista, con una luz tenue y la proyección de uno de los lienzos más espectaculares que pintó Maríángeles Cañada en el estudio antiguo. La experiencia también es olfativa, ya que al entrar en este lugar se percibe el característico olor de la trementina y el aceite de linaza.

La tercera sala está dedicada a la huella de Cañada en la obra de sus alumnos y de su familia. Se muestra la evolución de algunos de sus discípulos (Jorge Gay, Juan Tudela, Luis Hinojosa, Julia Dorado, Arturo Gómez...) y también se encuentran pinturas de sus hijos Nati, Mariángeles y Alejandro, así como de sus nietos Carlos y Clara Carnicer.

No están todos los que deberían estar, reconoció la comisaria de la muestra. «Es muy difícil porque son 75 años de estudio y por eso se ha seleccionado una obra que pretende demostrar esa versatilidad, esa maestría que Alejandro Cañada inculcaba. Él daba las herramientas y la formación necesaria para que luego cada uno volara y se identificara con su propia creación artística».

La exposición finaliza con un documental que recoge testimonios y anécdotas que alumnos y familiares han dedicado al pintor, cuya huella perdura en su obra y en la de quienes aprendieron las enseñanzas de este maestro de grandes artistas aragoneses.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión